Juan Fernando Lara, Ángela Ávalos. 17 septiembre, 2018
La noche del domingo 17 de setiembre los bomberos tuvieron que atender una fuga de combustible en uno de los oleoductos de Recope, en El Coyol de Alajuela. Foto: Rafael Murillo
La noche del domingo 17 de setiembre los bomberos tuvieron que atender una fuga de combustible en uno de los oleoductos de Recope, en El Coyol de Alajuela. Foto: Rafael Murillo

El Gobierno responsabiliza a huelguistas en contra de la reforma fiscal de amenazar a funcionarios de Recope y dañar el poliducto este domingo, en un tramo del sistema localizado en El Coyol de Alajuela.

El Gobierno, además, llamó a la cordura y advirtió que está dispuesto a tomar medidas más enérgicas contra los manifestantes.

“Hemos sufrido atentados contra personal del Estado, contra instalaciones y con una evidente mano criminal. Hacemos responsables de todos estos acontecimientos y por una concatenación de hechos a las personas de estos movimientos, pues hay presencia total y absoluta de mano criminal”, recalcó Michael Soto, ministro de Seguridad en una conferencia de prensa este lunes.

(Video) Gobierno responsabiliza a personas en huelga por daño a poliducto

Sin ofrecer detalles, Soto aseguró que el Gobierno valora “ser más enérgicos” para garantizar el abastecimiento de combustibles.

“Nuestra intención no es chocar con ninguna persona ni lastimar a nadie, pero tenemos que actuar en cumplimiento de la ley”, agregó y citó los artículos del Código Penal (260, 263 y 263 bis), referidos a penas de prisión para quien obstaculice servicios y vías públicas.

“Hago un llamado a que respeten la legislación porque ya pasamos a consecuencias graves. No queremos que ninguna persona muera, porque ya hemos estado cerca con este tipo de amenazas y daños”, agregó Soto.

Código penal
Código penal

Un orificio hecho con una broca desencadenó la noche de este domingo una catarata de diésel que inundó la carretera y obligó a cerrar más de una hora la principal vía hacia el norte del país mientras se controlaba el daño y se limpiaba el derrame con espuma especial, confirmó Bomberos de Costa Rica.

Es el segundo daño contra los sistemas de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) desde el miércoles 12 de setiembre, cuando se halló otro supuesto sabotaje en su planta en Moín, Limón, y por el cual hay un funcionario de esa empresa estatal detenido en flagrancia.

El ministro Soto asegura que estos hechos coinciden con la realización de una huelga liderada por grupos sindicales contrarios a la reforma fiscal. El movimiento entra este lunes en su octavo día.

“Entren en cordura", solicitó Soto a los sindicatos, "porque sin duda alguna estos acontecimientos tienen relación directa con las manifestaciones”, agregó el ministro en clara alusión a los movimientos de protesta que causan bloqueos en partes del territorio nacional, sobretodo, frente a los planteles de Recope en Moín (Limón), Ochomogo (Cartago), La Garita (Alajuela) y Barranca (Puntarenas).

Los cierres de vías tienen en riesgo el abastecimiento de combustible al atrofiar el tránsito de camiones cisterna cargados hacia las estaciones de servicio.

“Ya vamos a tomar decisiones más radicales. No queremos llegar a la violencia, pero tenemos que garantizar que el combustible salga de los planteles y llegue a su destino. Repito: no queremos ir a golpear”, advirtió el ministro.

#Enestemomento Balance sobre sabotaje a infraestructuras para el suministro de combustible

Posted by Casa Presidencial Costa Rica on Monday, September 17, 2018

En la conferencia de prensa, el presidente ejecutivo de Recope, Alejandro Muñoz, descartó que la afectación del domingo se vinculara con tomas ilegales que ocurren desde el 2016.

“Analizando la afectación que tuvimos ayer, me informan de que esto fue provocado por una broca y se hizo de tal manera que el flujo, bajo la presión en la que funciona el poliducto, cayó directamente sobre la carretera. Esto no pudo ser un intento de toma ilegal porque normalmente esto se hace en partes donde el poliducto no se ve”, afirmó Muñoz.

“Este hecho es algo premeditado, es un sabotaje al poliducto y no es cualquier persona la que se va a arriesgar a hacer una cosa de estas. Nosotros suponemos que esto tuvo que haber sido hecho por alguien que sabe”, expresó Muñoz.

Según el funcionario, la afectación pudo ser mayor porque al caer diésel en la carretera pudieron ocurrir accidentes de tránsito.

"Ya los técnicos nuestros taparon el orificio. El OIJ (Organismo de Investigación Judicial) está haciendo la investigación del caso. También la cuadrilla nuestra ha limpiado parte del derrame que cayó en tierra, pero llamamos a la precaución en esa zona”, agregó Muñoz.

Como medida de atención, Recope procedió a cerrar las válvulas del poliducto. Este sistema atraviesa todo el país. Las válvulas permanecerán cerradas varios días. Recope no precisó cuánto tiempo.

Muñoz también denunció amenazas reiteradas al personal que no se sumó a la huelga.

“Ayer, en la noche, se concretaron dos de esas amenazas. Fueron a disparar a las casas de esos funcionarios. Esto indica las dimensiones de esas amenazas, que son más allá de una manifestación por derechos laborales”, comentó Muñoz.

Empleados de Recope fueron víctimas de atentados contra sus vehículos. Foto: Presidencia.
Empleados de Recope fueron víctimas de atentados contra sus vehículos. Foto: Presidencia.
“Pudo haber muerto cualquier persona”

De acuerdo con las investigaciones preliminares, el domingo ocurrieron tres intentos de romper el poliducto pero en solo uno de ellos se logró hacer un orificio y liberar el combustible. El resultado fue una cascada de diésel en la carretera. Tanto Soto como Muñoz atribuyen este daño a conocedores.

El director del Cuerpo de Bomberos, Héctor Chaves, confirmó que detectaron tres perforaciones en el túnel, todas con dirección a la carretera, en el sector ubicado frente al plantel de la Dos Pinos, en El Coyol de Alajuela.

“Salieron entre 500 y 1.000 galones de los 3.000 encapsulados en las dos válvulas. Solo uno de los daños (orificios hechos) llegó (al combustible). Los hidrocarburos que se manejan en la refinería y en los poliductos son de alto riesgo y en una protesta no se pueden utilizar. Hago un llamado a tomar precauciones para no poner en peligro la vida de las personas”, recalcó Chaves.

Imágenes de camiones cisterna cerca del plantel de Recope, en La Garita de Alajuela, este lunes. Foto: John Durán
Imágenes de camiones cisterna cerca del plantel de Recope, en La Garita de Alajuela, este lunes. Foto: John Durán

“Esto es una afrenta directa no al Gobierno, a la ciudadanía. Aquí pudo haber muerto cualquier persona”, manifestó el ministro de Seguridad. (...) Está en peligro la estabilidad del país. Estas son actividades delictivas, esto lo hicieron delincuentes", afirmó Soto.

Tanto el ministro como el presidente ejecutivo de Recope aseguran el abastecimiento de combustible en el territorio nacional. Con la posibilidad, incluso, de acompañar a los camiones cisternas.

Muñoz confirmó que antes de la huelga todos los planteles habían sido abastecidos.

“El país no quedará sin combustibles, porque nuestro personal tiene control de los tres planteles y del muelle. Esta madrugada descargamos un buque con combustible de aviación y diésel y la semana pasada descargamos otro de gas. Hay previsión de la llegada de más buques para ir cargando. Hay suficiente combustible para varios días”, aseguró Muñoz quien sí aclaró que el desafío es qué pasa con los cisternas después de salir de los planteles.

Soto espera que los líderes del movimiento sindical atiendan el llamado.

"Estas son actividades delictivas. Son delitos. Esto lo hicieron delincuentes y en eso quiero ser muy enfático y categórico. (...) Durante estos días hemos evitado que los mismos ciudadanos golpeen a los manifestantes, y lo vamos a seguir evitando.

Durante la huelga, han sido detenidas 40 personas. Fiscalía ya empezó a investigar, entre los casos, lo sucedido este domingo en el poliducto.