septiembre 23, 2021


Opinión

Cartas   •   Columnistas   •   Editorial   •   Foros   •   Internacional
Editorial

Mientras el sector formal observa rigurosamente las normas sanitarias, la burla representada por el negocio de las fiestas clandestinas aprovecha la oportunidad para atraer clientes. Una flagrante violación a la ley se da a vista y paciencia de las autoridades en Montes de Oca desde hace cinco meses, y continúa pese al allanamiento ejecutado hace seis semanas.


HOY EN OPINIÓN
El País