LO ÚLTIMO

Milanés significa muchas cosas para gente como yo.


La mayor tentación de los políticos es tratar de interferir en los mecanismos de regulación, tanto para ganar el favor popular como para no arriesgarse a perder el beneplácito de algunos prestadores de servicios públicos.


El mal de muchos es consuelo de tontos, y a los costarricenses nos corresponde velar por lo que sucede en el territorio sobre el cual ejercemos soberanía