LO ÚLTIMO

Cada día, miles de personas mueren sin haber descubierto cuál es su propósito de vida; una estadística que da cuenta de la importancia de labores como el mentoring, que consiste en acompañar a las personas a descubrir y potenciar sus dones y talentos para dar al mundo lo mejor de sí.


La única forma en que las empresas se mantengan sólidas en el tiempo es tomando medidas para ser sostenibles en el tiempo. El gran problema es que pareciera que hoy en día toman decisiones solo desde la efectividad y no desde la afectividad.


Contrario a lo que podría pensarse, no solamente los grandes empresarios o profesionales exitosos necesitan de un mentor, esa persona que los acompañe en sus desafíos y les ayude a mirar nuevas posibilidades para crecer y avanzar.