Sofía Chinchilla Cerdas. 9 diciembre, 2019
En mayo del 2020, Jensen dejará el cargo que ejerce desde el 2012. El académico afirmó que trabaja en dejar listo un plan para recortar el crecimiento del gasto en los salarios universitarios. Foto: Rafael Pacheco.
En mayo del 2020, Jensen dejará el cargo que ejerce desde el 2012. El académico afirmó que trabaja en dejar listo un plan para recortar el crecimiento del gasto en los salarios universitarios. Foto: Rafael Pacheco.

Henning Jensen, rector de la Universidad de Costa Rica (UCR), afirmó que esta casa de enseñanza debe crear mecanismos para frenar el crecimiento del gasto en salarios, aun si los tribunales obligan a las universidades públicas a acatar las medidas de ahorro introducidas en la reforma fiscal.

"Si llegara a aplicarse la ley, si no nos dan la razón y se aplica la ley, de todas maneras tendremos que ejercer un control sobre la naturaleza vegetativa en el crecimiento de los salarios. De todas maneras tenemos que hacerlo.

“Yo logré la disminución de la anualidad del 5,5% al 3,75%, que en ese momento (2018) parecía razonable, pero es que las condiciones económicas han cambiado. La convención colectiva tiene esa definición de la anualidad y nosotros sí requerimos criterios legales para aplicar la anualidad que dice la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas”, afirmó el jerarca de la UCR durante una entrevista con La Nación, el pasado viernes 6 de diciembre.

Pese a que las universidades públicas pidieron al Tribunal Contencioso Administrativo que priorice su autonomía y las exonere de tener que convertir sus pluses salariales a montos fijos, Jensen afirma que dicha medida es necesaria para asegurar la sostenibilidad de las finanzas universitarias.

“Es que aquí tenemos un conflicto de normas. Si la UCR mantiene la anualidad del 3,75%, eso crece vegetativamente de una manera que no es adecuada y es más bien riesgosa para la sostenibilidad de la institución. El próximo rector tendrá que denunciar la convención colectiva, creo que no tendrá otra opción, para poder bajar la anualidad a lo que dice la ley, el 1,9%”, sostuvo Jensen.

No obstante, para el rector incluso esa acción es insuficiente. Por ese motivo, él insiste en que el Consejo Universitario (CU) de la UCR debe decretar que no se sigan dando aumentos por anualidad a los funcionarios con 30 años o más de laborar en la institución.

Su argumento es que, después de tres décadas de servicio, docentes y administrativos ya gozan de un salario alto y estable, que no debería seguir creciendo en automático.

“Por ejemplo, fíjese que a mí se me va a aplicar. Se me aplica el 16 de febrero, falta muy poco. Me pongo como ejemplo porque esta sería mi anualidad número 39, es innecesario. Yo, personalmente, he solicitado que no se me aplique, pero no se puede, porque uno no puede renunciar a un derecho; pero si se cambia la normativa, sí se podría”, dijo el jerarca.

(Video) UCR revela la lista de salarios de sus empleados

Actualmente, Jensen percibe un salario de ¢9,1 millones. De ese monto, aproximadamente la mitad corresponde a anualidades.

El presupuesto 2019 de la UCR contempla ¢64.000 millones para el pago de las anualidades de 9.794 funcionarios.

Según la Oficina de Planificación Universitaria (Oplau), en cinco años la institución enfrentará un déficit de ¢25.700 millones.

Aunque la propuesta del rector está en estudio en el CU, la directora de ese órgano considera inconveniente apurar una reforma de ese tipo, pues está pendiente que la Sala Constitucional y el Tribunal Contencioso Administrativo se pronuncien sobre si procede o no que las universidades públicas cumplan la reforma fiscal.

Para el rector de la UCR, ese tema no debería impedir que se haga el cambio lo antes posible.

“Creo que esos son factores que no deberían incidir en la toma de esta decisión, porque tenemos suficientes datos para afirmar que la anualidad es un factor que hace que la desigualdad salarial entre personas se haga más grande.

"También tenemos suficiente información acerca de que la anualidad es lo que más contribuye a que se dispare la naturaleza vegetativa del crecimiento de los salarios. Esos datos están absolutamente claros”, aseveró el jerarca universitario.

Jensen adelantó que él y Carlos Araya, el vicerrector de Administración, trabajan en un plan con medidas para contener el gasto salarial de la institución.

“Yo también pretendo, no sé si me va a dar tiempo, hacer un documento advirtiendo a la comunidad universitaria sobre los riesgos que corremos si no aplicamos esas medidas”, dijo el académico.

En mayo del 2020, Jensen dejará el cargo que ocupa desde el 2012.