Daniela Cerdas E.. Hace 2 días
En la Universidad Nacional (UNA) un total de 824 de funcionarios gana más de ¢2 millones. Graciela Solis
En la Universidad Nacional (UNA) un total de 824 de funcionarios gana más de ¢2 millones. Graciela Solis

De los 18.100 funcionarios que laboran en cuatro universidades estatales, 3.564 (20%) reciben cada mes casi la mitad (45%) del dinero destinado a salarios.

La planilla mensual total es de ¢23.332 millones, pero ese grupo (el 20%) se lleva ¢10.580 millones.

Se trata de funcionarios que ganan más de ¢2 millones por mes o del catedrático que tiene el salario más alto en la Universidad de Costa Rica (UCR), que es de ¢9,9 millones, y quien con 55 años de servicio, trabaja jornada completa (40 horas por semana).

¿Cómo se distribuyen los otros porcentajes del pastel salarial?

--36,5% del presupuesto se lo llevan 5.961 funcionarios (33%) que reciben entre ¢1 millón y ¢2 millones.

--12,7% de dinero lo reciben 3.948 funcionarios (el 22%) con pagos entre ¢500.000 y ¢1.000 millón.

--5% del gasto salarial lo tienen 4.631 funcionarios (25% del total) quienes devengan ¢500.000 mensuales o menos.

Así se desprende de los reportes salariales correspondientes a setiembre en los casos de la UCR, Universidad Nacional (UNA) e Instituto Tecnológico (Tec), y a octubre en caso de la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

En el grupo que gana más de ¢2 millones, el salario promedio es de casi ¢2,9 millones. Sin embargo, las diferencias varían entre una universidad y otra.

La Nación solicitó la planilla de setiembre a la Universidad Técnica Nacional (UTN), desde octubre anterior, pero no los envió pese a ser información pública.

Por universidad

En la UCR, el 20,4% de los funcionarios se lleva el 49% del presupuesto de remuneraciones.

En este centro de estudios, que tiene 9.800 empleados, hay un grupo de 2.004 servidores que ganan más de ¢2 millones al mes, con un salario promedio de ¢3,1 millones.

Este grupo recibe ¢6.250 millones de los ¢12.770 millones que gasta la UCR en sueldos por mes.

¿Por qué un pequeño grupo de empleados gana la mitad del dinero para salarios de las "U" públicas?

En la UNA, un total de 824 personas gana más de ¢2 millones. Se trata del 23% de los funcionarios (de un total de 3.561), quienes consumen el 45% del presupuesto salarial.

El salario promedio de este grupo es de ¢2,8 millones.

En el Tec, el segmento que gana más de ¢2 millones es, porcentualmente, más grande: equivale al 30,3% y se lleva el 52% de los salarios. Estos son 532 funcionarios de un total de 1.755.

En la UNED, la relación es muy diferente a las otras universidades. Allí, solo el 6,8% gana más de ¢2 millones.

Son 204 funcionarios, de casi 3.000, que perciben el 19,8% del presupuesto salarial. En esta universidad, contrario a las otras y completamente atípico, la mayoría de los funcionarios el 42% (1.266) gana menos de ¢500.000.

¿Qué factores influyen?

En las cuatro universidades, hay dos factores comunes que siempre elevan los salarios en los grupos más favorecidos. Se trata de la jornada laboral (que es de 40 horas por semana en la UCR, UNA y Tec y de 42,5 horas en la UNED) y de la antigüedad.

Por ejemplo, en la UCR, el grupo que gana más de ¢2 millones, está compuesto por funcionarios que, en promedio, trabajan un tiempo completo y que, además, tienen una media de casi 22 años de antigüedad.

Esa antigüedad se traduce en el pago del incentivo conocido como anualidad, el cual consiste en un aumento salarial por cada año laborado.

Las anualidades se convierten en un disparador del gasto en salarios, según los datos. En la UCR, por ejemplo, se paga un 3,75% por año laborado sobre el salario base más pluses, aparte del aumento ordinario.

En esta universidad, el segundo grupo, el de quienes ganan entre ¢1 millón y ¢2 millones, lo componen personas que en su mayoría también trabajan jornadas completas, pero que tienen una antigüedad promedio de 14,8 años.

Eso significa que, con el pasar de los años, gran parte de estos funcionarios podría ascender al grupo más privilegiado, el que gana más de ¢2 millones, pues sumará más anualidades.

En el Tec, sobresale el hecho de que muchos de los funcionarios del grupo más privilegiado trabajan más de una jornada completa (40 horas semanales). El porcentaje de esa ampliación de jornada, se paga sobre el salario total del profesor.

De hecho, en promedio, tienen una jornada equivalente a un 112% de tiempo con 19,4 años de antigüedad. Algunos trabajan hasta un tiempo y medio (60 horas semanales).

El segundo grupo tiene, en promedio, una jornada equivalente al 102%, con 12 años de servicio.

Entre los rectores, el de la UCR, Henning Jensen, es el que tiene un mayor salario, ¢9,1 millones mensuales, con 38 años de servicio. Le sigue el de la UNA, Alberto Salom, con ¢6,8 millones y con 34 años de servicio.

El del ITCR, Luis Paulino Méndez, devenga ¢4,1 millones con 36 años de servicio y el de la UNED, Rodrigo Arias, ¢3,8 millones, con 26 años de servicio.

¿Qué dicen los rectores?

Consultado sobre la desigualdad salarial, Jensen dijo estar ocupado para responder, pero remitió a lo dicho en la comparecencia ante los diputados de la comisión que investiga el uso del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES), el pasado 4 de noviembre, sobre el tema de las anualidades.

Allí admitió la “insostenibilidad” del pago a los funcionarios, principalmente, por la anualidad, lo cual provoca un desequilibrio. La UCR paga el 3,75% de este plus sobre el salario bruto (base más pluses) y solo para el 2019 se presupuestaron ¢64.000 millones para ese plus.

En esa comparecencia dijo que él propondrá antes de su salida, en mayo, un incremento de las bases salariales y una disminución del crecimiento vegetativo de los salarios.

La semana pasada, las facultades de Ciencias y Ciencias Agroalimentarias propusieron revivir el tope de 30 años al pago de incentivo de la anualidad, el cual, actualmente, no tiene límite.

El rector de la UNA, Alberto Salom, no respondió a las consultas acerca de las razones por las cuales el 23% de los funcionarios consumen el 45% del presupuesto salarial.

Esa universidad presupuestó ¢18.000 millones para el pago de ese plus este año.

En el caso del ITCR, el rector indicó que el crecimiento natural de la masa salarial depende principalmente de tres componentes del salario: anualidad, carrera profesional y grados académicos.

“De los tres componentes, la anualidad es la que más impacta la masa salarial y es el componente que estamos analizando con más énfasis, para establecer las medidas necesarias, como, por ejemplo, condicionar el porcentaje de la anualidad a la evaluación del desempeño y además convertirla en un monto absoluto y no un porcentaje del salario base.

"Hay que tener en cuenta que el Tec mantiene una política de contratación de profesores a tiempo completo, con un porcentaje pequeño de profesores a tiempo parcial. Eso se refleja en un salario promedio alto, en comparación con otras universidades que contratan un alto porcentaje de profesores a tiempo parcial”, explicó Méndez quien dijo que para el 2020 se proyecta gastar el 90% del FEES en salarios.

El FEES para 2020 será de ¢512.781 millones, de los cuales la UCR recibirá 57,79%; la UNA, 23,40%; el Tec,11,3%; y la UNED, 7,41%.

Méndez indicó que en el 2018 se instalaron 20 mesas de trabajo para analizar el quehacer institucional y proponer medidas de contención del gasto. Una de esas mesas de trabajo revisa el reglamento del cálculo de la carga académica del profesor en general, y de la ampliación de la jornada.

El rector de la UNED, Rodrigo Arias, dijo que, a diferencia de otras universidades, en ese centro de estudios, por el modelo de educación a distancia, hay un grupo numeroso de tutores que trabaja un cuarto de tiempo (10 horas semanales) y es por ese motivo que la mayoría de los funcionarios, el 42% (1.266), gana menos de ¢500.000.

Añadió que el resto sí es personal mayoritariamente de tiempo completo.

"En nuestro caso realmente no hay salarios fuera de contexto. El porcentaje de FEES para salarios (95%) siempre ha sido alto porque nos corresponde un monto relativamente bajo por razones históricas, teniendo la UNED que generar recursos propios para cubrir sus necesidades.

“A pesar de esas condiciones de poca holgura presupuestaria, nunca hemos renunciado a seguir creciendo en todos los campos del quehacer sustantivo de la Universidad: estudiantes, presencia regional, poblaciones vulnerables, extensión, acción social, becas, investigación, etc.”, dijo Arias.

Remuneración por rangos

Relación entre la cantidad de funcionarios y el costo mensual de sus salarios

FUENTE: DATOS SALARIALES SUMINISTRADOS POR LA UCR, UNA Y TEC DEL MES DE SETIEMBRE DEL 2019 Y POR LA UNED DEL MES DE OCTUBRE    || c.f. / LA NACIÓN.