Juan Diego Córdoba. 21 octubre
Marcelo Prieto compareció ante la Comisión del FEES este lunes. El pasado 3 de marzo también asistió en compañía del rector de la UCR, Henning Jennsen; Rodrigo Arias rector, de la UNED; Alberto Salom, rector, de la UNA. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.
Marcelo Prieto compareció ante la Comisión del FEES este lunes. El pasado 3 de marzo también asistió en compañía del rector de la UCR, Henning Jennsen; Rodrigo Arias rector, de la UNED; Alberto Salom, rector, de la UNA. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.

Los pluses, las anualidades y otros sobresueldos que inflan los salarios de los trabajadores de las universidades públicas, comprometen el futuro de las instituciones de educación superior costarricense.

Así lo afirmó el rector de la Universidad Técnica Nacional (UTN), Marcelo Prieto, la mañana de este lunes, ante los diputados de la Comisión del Fondo Especial de la Educación Superior (FEES), que estudian el uso que estas casas de enseñanza le dan a los recursos públicos.

Prieto retomó unas declaraciones, que según él, había dado cuando fue presidente del Consejo Nacional de Rectores (Conare), en el 2018.

“En declaraciones públicas muy claras, dije que en las condiciones políticas que vivía el mundo y el país, o las universidades acababan con los privilegios o los privilegios acababan con la autonomía (universitaria). Así lo dije con esas palabras, y estoy convencido totalmente con eso”, señaló el rector.

Según Prieto, hay que poner límites “a las remuneraciones exageradas que se han venido generando en todos estos años en algunas universidades públicas”. Incluso, destacó el “esfuerzo” que realizan los rectores para reducir los privilegios.

Como ejemplo, Prieto recordó que el rector de la Universidad Nacional (UNA), Alberto Salom, interpuso una acción de inconstitucionalidad contra un artículo de la convención colectiva que le impide renegociar algunos privilegios laborales.

Dicho artículo establece que la Universidad solo puede denunciar la convención colectiva, si el Sindicato está de acuerdo.

Pese a estas afirmaciones, el rector universitario defendió la necesidad de que existan las convenciones colectivas para generar “estabilidad y buen ambiente laboral”.

“Encuentro un enorme esfuerzo de todas las universidades por reducir eso. Lo que ocurre es que ustedes señores diputados, y nosotros los costarricenses, no podemos esperar que en tres o cuatro años se eliminen 70 años de convenciones colectivas de la Universidad de Costa Rica, por ejemplo.

(Video) Estado de la Nación recomienda a universidades estatales ‘repensar’ modelo tarifario

“Evidentemente hay una serie de distorsiones que tienen una larguísima trayectoria y hay que buscar mecanismos legales para ajustarlas.

“Yo soy partidario de que la antigüedad (anualidad) se extermine para todo mundo... En este momento el sistema es que a todo el mundo se le da un plus nada más por antigüedad y solo no se le da a los que son malos”, señaló el rector universitario.

Solo este año, las cinco universidades presupuestaron en conjunto ¢107.220 millones para el pago de anualidades, es decir, un 30% más de lo que gastaron en ese incentivo hace cinco años.

Las declaraciones del rector de la UTN ocurre en momentos en que un grupo de estudiantes protestan contra la medida de trasladar ¢35.000 millones del FEES, del gasto corriente a inversión en infraestructura.

Dicha medida se desprende del acuerdo de la Comisión de Enlace del Fondo. Originalmente la medida establecía que se debían reservar ¢70.000 millones para inversión, pero los diputados lo redujeron a ¢35.000 millones.

Los rectores reclaman que el acuerdo era dedicar esa suma a infraestructura pero no proveniente del FEES, por lo que convocaron a los estudiantes a manifestarse en contra de la medida. A raíz del llamado, estudiantes tomaron el edificio de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Costa Rica (UCR) y cerraron el tránsito frente a la Universidad Nacional (UNA) en Heredia.

Redistribución del FEES

Aunque la UTN no se financia con los fondos del FEES, Prieto afirmó estar de acuerdo con el pulso de los rectores del Instituto Tecnológico de Costa Rica (Tec) y de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) para redistribuir los recursos del Fondo con el que además se financian la UCR y la UNA.

El FEES para 2020 será de ¢512.781 millones, de los cuales la UCR recibirá un 57,79%; la UNA 23,40%; el Tec 11,3%; y la UNED un 7,41%.

(Video) Universidades públicas gastarán ¢16.000 millones más en salarios en el 2020

La UTN recibirá directamente del Ministerio de Educación Pública (MEP), ¢35.677 millones.

“Me parece que es importante reacomodar los recursos públicos que se destinan a la educación universitaria. Yo siempre he sostenido la tesis, de que una fórmula adecuada podría ser buscar una redistribución de los recursos que ingresan, pero también de los recursos que no se usan, los superavitarios. Lo que sea de verdad superávit libre”, señaló el rector de la UTN.