Juan Diego Córdoba. 7 octubre
El director del Estado de la Nación, Jorge Vargas; la coordinadora del Estado de la Educación, Isabel Román; y la investigadora educativa Valeria Lentini asistieron a audiencia a la comisión legislativa que estudia el uso que universidades estatales le dan al presupuesto público. Fotografía: Juan Diego Córdoba.
El director del Estado de la Nación, Jorge Vargas; la coordinadora del Estado de la Educación, Isabel Román; y la investigadora educativa Valeria Lentini asistieron a audiencia a la comisión legislativa que estudia el uso que universidades estatales le dan al presupuesto público. Fotografía: Juan Diego Córdoba.

En medio de la discusión sobre el futuro del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES), el Estado de la Nación llamó a las universidades públicas a revisar su modelo tarifario con el fin de mejorar sus ingresos.

La recomendación la hicieron Jorge Vargas, director de ese programa; Isabel Román, coordinadora del Estado de la Educación; y la investigadora educativa Valeria Lentini ante los diputados que integran la Comisión del FEES.

Entre las opciones que sugieren los expertos están elevar el costo de la matrícula y las materias en el caso de estudiantes que llevan doble carrera en universidades estatales.

Otra posibilidad es que los estudiantes de mayores ingresos paguen más por el costo de las materias, como se discute en el Instituto Tecnológico de Costa Rica (Tec).

“Primero hay que estudiar las opciones. A veces hay que hacer la tarea antes de llegar con ideas preconcebidas; lo hicimos en el caso del Tec que estaba muy interesado y, en conjunto con ellos y su información, vimos las distintas opciones, hasta dónde podía llegarse y hasta dónde no”, afirmó Jorge Vargas.

De acuerdo con el director del Estado de la Nación, en el caso mencionado, determinaron que era posible recaudar más recursos vía matrícula sin que eso significara afectar a estudiantes de menor ingreso.

Empero, según señaló Isabel Román, esos ingresos no tienen el objetivo de reemplazar las transferencias del Estado, sino para que las universidades ofrezcan más becas y busquen cumplir sus objetivos académicos.

“Esta es una forma de aumentar los recursos en las universidades, pero no es una fórmula que va a traer muchísimos más, pero sí para mejorar los ingresos y destinar esos recursos a ampliar algunas becas. Una de las cosas que definió el estudio es que la gente está dispuesta a pagar más, siempre y cuando esté definido claramente en qué se gastarían esos recursos”, afirmó Román.

De acuerdo con la coordinadora del Estado de la Educación, en el caso del Tec, actualmente el costo que la Universidad le traslada al estudiante por sus estudios es de apenas el 6% de la carrera.

(Video) Estado de la Nación recomienda a universidades estatales ‘repensar’ modelo tarifario

“En general en el mundo, se estima que el costo (de los estudios) que se traslada a las familias es de entre un 20% y 25%, porque más allá de eso sería lastimar las posibilidades de mantener a sus hijos en el sistema público”, señaló Román.

La advertencia del Ministerio de Hacienda es que antes del 2030, las casas de enseñanza superior consumirán todos sus recursos del fondo universitario en salarios y pluses para sus educadores.

“Hay que tener claro que por vía matrícula no se va a resolver el tema de recursos de una universidad, pero sí va a contribuir. Yo creo que el país está en una situación donde todo contribuye, donde hay que ser muy innovador y no dejar nada fuera de la discusión solo porque no debe hacerse. Me parece que se deben estudiar esas opciones”, señaló Vargas.

Otra de las vías que sugirieron los diputados del foro, fue establecer un costo diferenciado en los cursos cuando el universitario sea repitente.