Daniela Cerdas E.. 4 noviembre, 2019
El rector de la UCR, Henning Jensen, compareció este lunes ante la Comisión que investiga el uso del FEES. Otros rectores lo precedieron, días atrás. Foto: Cortesía Asamblea Legislativa
El rector de la UCR, Henning Jensen, compareció este lunes ante la Comisión que investiga el uso del FEES. Otros rectores lo precedieron, días atrás. Foto: Cortesía Asamblea Legislativa

Pagar un 3,75% de anualidad sobre el salario bruto (base más pluses) a los docentes es “insostenible” para la Universidad de Costa Rica (UCR).

Así lo reconoció esta mañana el rector de ese centro de estudios, Henning Jensen, durante su comparecencia ante los diputados de la Comisión que investiga el uso del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES).

“Considero que es insostenible”, respondió el jerarca universitario a la pregunta del legislador liberacionista Roberto Thomson, sobre si consideraba que la anualidad de 3,75% era todavía “demasiado alta”.

En febrero del 2018, como resultado de la negociación de la convención colectiva, el Sindicato de Trabajadores de la Universidad de Costa Rica (Sindéu) y la Administracion acordaron bajar la anualidad 5,5% a 3,75%.

“Como una forma de reconocimiento de su experiencia laboral en la institución, la Universidad pagará a las personas trabajadoras un incentivo por cada año laborado de un 3,75%. Para el cálculo de la anualidad, el porcentaje se multiplicará por la suma de los siguientes componentes: salario base, escalafón, fondo consolidado, reconocimiento por elección y pasos académicos, según corresponda”, dice el convenio.

Según la Oficina de Planificación de la Universidad, hay una situación de “crisis” en la UCR, más temprano de lo esperado, porque se proyecta un déficit de ¢25.782 millones en cinco años. Lo anterior consta en un acta 6298 del Consejo Universitario de la Universidad.

La proyección de ingresos para el 2024 es de ¢327.606 millones y la de gastos es de ¢353.289 millones.

Jensen afirmó que se han aplicado 24 medidas de contención; desde el 2014, pero afirma que han sido “insuficientes”. Expresó que el problema es la anualidad, para el 2019, la UCR presupuestó cerca de ¢64.000 millones para el pago de este incentivo.

“Se han tomado 24 medidas de contención del gasto, pero que al día de hoy las medidas han sido insuficientes. Muchas de las medidas que deben ser tomadas en el futuro tiene que ver con el disparador del crecimiento vegetativo de los salarios y ese disparador es la anualidad”, aseveró.

En su criterio, es necesario denunciar nuevamente la convención, sin embargo, dice está obligado a actuar dentro del marco de la ley. El contrato laboral tiene una vigencia de tres años que corren a partir de febrero del 2018, es decir, cuando se venza será en 2021, para cuando él ya no estará al frente de la Universidad, pues su nombramiento concluye en mayo del 2020.

“Será una decisión que habrá de ser tomada por la próxima persona que asuma la rectoría, pero hay otra medida que, según mi parecer, debe ser tomada, pero no que no está en mis manos: ponerle un límite temporal a las anualidades en virtud de un dictamen de la Sala Constitucional. En la UCR y en muchas instituciones se otorga la anualidad por toda la vida laboral, yo considero que debe ser limitada en el tiempo”, expresó el jerarca.

Thompson le preguntó a Jensen si está de acuerdo con lo que dijo el rector de la Universidad Técnica Nacional (UTN), Marcelo Prieto, quien el pasado 21 de octubre declaró que las universidades “acaban con sus privilegios o los privilegios acaban con la autonomía”.

Jensen dijo que efectivamente hay que ponerle límites al crecimiento vegetativo de los salarios; de lo contrario, todo conduciría a lo que Prieto señaló.

“Hemos tomado las medidas posibles para hacerlo y, efectivamente, hemos sido exitosos, lo que pasa es que el panorama ha cambiado y ahora tenemos que tomar más medidas.

"El régimen salarial de la UCR tiene que ser revisado más allá de la revisión que esta administración ha hecho y lo ha hecho de manera consecuente y responsable, lo que pasa es que hoy es insuficiente. Tal y como está en este momento (el régimen salarial) tenemos que tomar decisiones para hacerlo sostenible, es insostenible”, manifestó el rector.

El FEES para 2020 será de ¢512.781 millones, de los cuales la UCR recibirá un 57,79%; la Universidad Nacional (UNA) 23,40%; el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR)11,3%; y la Universidad Estatal a Distancia (UNED) un 7,41%.

(Video) Régimen salarial de UCR es insostenible