Salud

La subvariante de ómicron detectada en la zona sur explicada por quienes la estudian

Tiene componentes genéticos de dos subvariantes presentes en suelo tico, y tiene similitud con una estudiada a nivel mundial por su potencial de mayor transmisión

Tres casos de una “subvariante” o sublinaje de la variante ómicron fueron detectados en el país. Son una combinación de características genéticas de dos “subvariantes” que ya estaban aqui, razón por la cual se dice que es una recombinante, pues así se les llama a las que mezclan genes de más de una variante o subvariante.

De acuerdo con la información divulgada este lunes por el Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa), los tres casos se vieron en la zona sur de nuestro país, específicamente en los cantones de Corredores y Buenos Aires, ambos en Puntarenas. Se trata de dos mujeres y un hombre, uno de ellos menor de edad y residente en un comunidad indígena.

Por sus características, es similar a una recombinante que se estudia en otros países llamada XE, la cual está en investigación porque, de acuerdo con reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene el potencial de ser un 10% más transmisible que las subvariantes más transmisibles hasta la fecha.

¿Qué características tiene esta subvariante? ¿Por qué se dice que es “similar” a XE, pero no es catalogada como tal? ¿Qué estudios se realizan? Para responder a estas y otras preguntas La Nación conversó con con el microbiólogo Hebleen Brenes, encargado del evento del SARS-CoV-2 en el Centro de Referencia de Virología del Inciensa y con su colega Estela Cordero; ambos han trabajado directamente con el estudio de los casos detectados en la zona sur.

Los dos especialistas son enfáticos en que ninguno de estos pacientes mostró síntomas o gravedad fuera de lo usual y que ya están recuperados. No hay señales de que esto deba constituir una preocupación. ¿Por qué se investiga? Porque al ser una subvariante híbrida, conviene monitorear los casos.

Para entender lo visto en Corredores y Buenos Aires primero debemos entender qué es una variante recombinante. La analizada en Costa Rica es fruto de dos subvariantes de ómicron ya vistas en territorio nacional: la BA.1 (de las más comunes en nuestro país) con la BA.2 (detectada recientemente en suelo tico y cuya presencia va en aumento).

Brenes explicó que la recombinación es un mecanismo natural que forma parte de la evolución de los virus y de sus estrategias para subsistir y transmitirse.

“Es algo que uno espera, y pasa mucho en los coronavirus, se vio en el SARS y MERS. La recombinación es un evento normal”, señaló Brenes.

De hecho, recombinaciones de SARS-CoV-2 se han dado desde hace meses. En este momento, la OMS tiene bajo estudio la XE, la XD y la XF, cada una con sus otras características y combinaciones genéticas. XD y XF son recombinantes de la variante delta (específicamente la subvariante AY.4) con la subvariante BA.1 de ómicron.

“En el mundo hemos tenido XA, XB, XC... XG, XH, XJ, XL... ahí siguen y seguirán, la recombinación es algo muy natural en este virus. Entre más circulación haya del virus y más circulación de diferentes variantes haya, los eventos de recombinación serán más frecuentes”, dijo Cordero.

Para que haya una recombinación, una persona debe estar infectada al mismo tiempo con dos diferentes versiones del virus (ya sean dos variantes o subvariantes de una misma variante). Esto se denomina coinfección y es normal cuando la circulación de SARS-CoV-2 es tan alta, una persona puede tener dos infecciones activas al mismo tiempo.

“En otras palabras, infectarme con un virus no me “blinda” para infectarme en ese mismo período de tiempo con otro virus de otra variante”, había puntualizado en una entrevista anterior la viróloga Eugenia Corrales Aguilar.

Recordemos que para que un virus subsista no puede reproducirse, entonces se replica (crea copias de sí mismo) y para ello necesita una célula viva. Este proceso puede ser más complejo si se unen virus de variantes distintas.

Tom Peacock, virólogo del Imperial College en Londres, comentó que este fenómeno de recombinación se da cuando dos virus pertenecientes a diferentes sublinajes “conviven” dentro de una célula, la maquinaria de replicación viral podrá “cambiarse” al otro virus y esto resultará en una mezcla de ambas.

Brenes especificó: “cuando se está haciendo la copia, la ‘maquinaria se confunde’ y se termina creando un híbrido, porque estaban los dos virus al mismo tiempo en la misma persona. Es como si ‘saltara’ a otro virus y copiara un pedacito”.

Ese híbrido continúa replicándose y luego se transmite de una persona a otra.

Se dice que la vista en Costa Rica es similar a la recombinante XE, ¿qué quiere decir esto?

Quiere decir que no es XE, sí tiene el mismo origen (ambas son “hijas” de BA.1 y BA.2), pero no comparten todas las características, no son iguales, pero sí tienen similitudes.

“Quiere decir que la variante que estamos detectando en este momento a la que más se parece de las que se han descrito es a la XE. Estamos haciendo estudios más profundos para ver si es muy, muy parecida o un poquito menos parecida”, expuso Cordero.

Brenes agregó: “de todo lo que hay, a lo que más se parece es a XE, pero no es igual.”

Esto no significa, aclaró Brenes, que el evento de recombinación haya ocurrido en estas personas detectadas en la zona sur. Estas pudieron haber sido infectadas por personas que ya traían esta “mezcla”.

“Es una región muy cercana a Panamá, alguien pudo venir de allá con este sublinaje e infectar a personas. O también hay zonas turísticas ahí, un turista pudo traerlo. O bien puede ser que estuviera aquí desde antes y no lo hubiéramos detectado”, manifestó Brenes.

Hasta ahora, todas las secuencias que se han encontrado de este sublinaje han sido en esa zona y eso llama la atención. Cordero confirmó que el Inciensa está en contacto con las autoridades de salud de esa región para estar atentos. Se están pidiendo más muestras (pruebas positivas) de esos lugares y de sitios aledaños para ver la prevalencia de la variante o ver si más bien fue algo muy específico a ese clúster.

Sí. Este es un mecanismo muy común en este virus, parte de su evolución. Esto no quiere decir que las recombinaciones le darán al virus un mayor poder para hacerse más infeccioso, agresivo, letal o cambiar los síntomas que causa.

Cuando haya cambios significativos en su genética, su transmisión, sus manifestaciones clínicas y síntomas o su severidad o letalidad.

Información muy preliminar indica que podría ser más transmisible que todas las variantes hasta el momento, pero esto aún debe comprobarse. De momento, no presenta cambios en sintomatología ni en agresividad o letalidad.

La OMS sostuvo en su comunicado: “XE pertenece a la variante ómicron hasta que se observen diferencias significativas en su transmisión y características”.

De la misma forma en la que lo hemos hecho de las otras variantes: completar los esquemas de vacunación, uso de mascarillas en sitios cerrados, lavado de manos y evitar salir si estamos enfermos.

“Siempre debemos cuidarnos porque hay personas que son más susceptibles que podrían complicarse”, concluyó Brenes.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.