Salud

Inciensa detecta tres casos similares a XE, una subvariante de ómicron cuyos riesgos se ignoran

Pacientes son tres vecinos de la zona sur, uno de ellos es menor de edad y reside en territorio indígena; los tres corresponden a un mismo clúster

Tres vecinos de Corredores y Buenos Aires de Puntarenas que tuvieron covid-19 en febrero y marzo fueron infectados por una subvariante de ómicron muy similar a una que fue descubierta recientemente y bautizada como XE. Esta subvariante combina características (es decir, material genético) de otras dos subvariantes anteriores: la BA.1 y la BA.2, por ello, también se le conoce como “recombinante”.

Cuán contagiosa o agresiva pueda ser son aspectos en estudio por la Organización Mundial de la Salud (OMS); de momento, no parece dar motivos de preocupación.

Reportes iniciales de la OMS divulgados el 29 de marzo indican un potencial de crecimiento cercano a un 10% mayor que la BA.2, la variante más transmisible detectada anteriormente. “Pero estos datos requieren de mayor estudio para ser confirmados”, admitió la organización.

Los pacientes costarricenses son dos mujeres y un hombre, con edades entre los 5 y los 23 años. De acuerdo con información suministrada por el Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa), encargado de coordinar el análisis genómico del virus, estos tres casos pertenecen a un mismo clúster de contagios. Además, el menor de edad reside en territorio indígena.

Dos de los casos fueron atendidos en los servicios de emergencias del Hospital Escalante Pradilla, en Pérez Zeledón, y del Hospital de Ciudad Neilly.

El Inciensa detalló que se llevan a cabo estudios para caracterizar estos hallazgos.

Walmart sigue apoyando la guerra del país contra el Covid-19

XE fue detectada por primera vez en Reino Unido el 19 de enero pasado y desde entonces circula en ese país, poco a poco ha comenzado a verse en otras regiones del mundo. Está presente en China, India, Francia, Dinamarca, Bélgica, otros países europeos y en Estados Unidos.

Información muy preliminar indica que podría ser más transmisible que todas las variantes hasta el momento, pero esto aún debe comprobarse. De momento, no presenta cambios en sintomatología ni en agresividad o letalidad.

Sin embargo, según el documento del Inciensa, la frecuencia de aparición de XE ha sido, hasta el 11 de marzo, menor al 1% de las muestras secuenciadas en Reino Unido.

De acuerdo con las autoridades de salud inglesas, al 11 de marzo se habían detectado 637 casos de esta variante por vigilancia genómica. El número real es mucho mayor, pues esta vigilancia se hace en cerca del 1% de los casos reportados.

Esta es la primera vez que la OMS le da un seguimiento así a una subvariante, lo que lleva a algunas personas a pensar si este será un paso previo a una declaratoria de nueva variante. No obstante, en su reporte, la OMS sostiene: “XE pertenece a la variante ómicron hasta que se observen diferencias significativas en su transmisión y características. Todo cambio en transmisión, manifestación o severidad debe reportarse”.

XE no es la única recombinante. La OMS estudia también la XD y la XF, que tienen otras características y combinaciones genéticas, y por ello se consideran aparte. XD y XF son recombinantes de la variante delta con la subvariante BA.1 de ómicron.

Para la Agencia de Seguridad en Salud de Reino Unido, las recombinantes son normales y esperables cuando un virus lleva tiempo en circulación activa y hay muchas variantes circulando al mismo tiempo.

“Una variante recombinante ocurre cuando un individuo se infecta con dos o más variantes al mismo tiempo, y esto resulta en una mezcla de su material genético dentro del cuerpo del paciente. Esto no es inusual, varias formas recombinantes de SARS-CoV-2 se han identificado en el transcurso de la pandemia”, cita un comunicado de la agencia del 25 de marzo.

En entrevista con la cadena estadounidense ABC, el epidemiólogo John Brownstein afirmó: “las variantes recombinantes pasan una y otra vez. De hecho, la razón por la que tenemos XE es porque ya hemos tenido XA, XB, XC y XD antes (y luego apareció XF). Y ninguna de esas ha sido realmente una preocupación”.

En su informe de este lunes, el Inciensa confirma que la variante delta no ha vuelto a aparecer en los análisis genómicos y todo lo analizado desde el 9 de enero corresponde a la variante ómicron y a sus subvariantes.

La presencia se ha confirmado en todos los cantones del país y sus pacientes han ido desde los 22 días de vida hasta los 103 años.

En cuanto a los sublinajes, el BA.1.1 sigue siendo el más común. Sin embargo, el crecimiento es mayor en BA.2, caracterizado por ser el más transmisible hasta el momento (porque XE está en investigación). BA.2 infectó por primera vez a finales de enero, aunque sus casos se analizaron en marzo. En este tiempo, pasó de constituir pocos casos a ser el 22,7% de las muestras analizadas.

Esta subvariante se caracteriza por ser 1,5 veces más transmisible que la BA.1, pero las vacunas siguen siendo eficaces contra ella y los síntomas siguen siendo leves.

Los especialistas, sin embargo, piden a la población seguir cuidándose.

“Ante la elevada transmisibilidad de las variantes identificadas en el territorio nacional, la vacunación, el uso de mascarilla, el lavado riguroso de manos y el distanciamiento social continúan siendo de las medidas de mitigación más importantes para la contención de la transmisión del SARS-CoV-2, independientemente del linaje”, concluye el reporte del Inciensa.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.