Judiciales

Alcaldes quedan libres después de pasar 48 horas en celdas judiciales

Petición de la Fiscalía de medidas alternas a la prisión preventiva hizo que los funcionarios sigan ligados al proceso sin necesidad de estar aprehendidos en tribunales

Johnny Araya Monge, alcalde de San José; Mario Redondo Poveda, de Cartago; Alfredo Córdoba Soro, de San Carlos; Humberto Soto Herrera, de Alajuela; Arnoldo Barahona Cortés, de Escazú, y Alberto Cole De León, de Osa, salieron de celdas judiciales este miércoles por la tarde, 48 horas después de su captura, registrada el lunes anterior.

Misma situación afrontaron los cinco funcionarios municipales aprehendidos, dos de Golfito (Suárez Vásquez y Mayorga Mayorga), uno de Escazú (Boraschi González), otro de Alajuela (Chacón Ugalde) y uno más de San José (Castro Camacho), así como el empresario de Explotec, Daniel Cruz Porras.

Su liberación se produjo después de que en la audiencia de solicitud de medidas cautelares el Ministerio Público pidiera contra ellos la suspensión de su cargo, impedimento de salida del país, firmar una vez al mes y prohibición de acercarse a testigos y a los ayuntamientos, esto por un periodo de ocho meses para todos los funcionarios públicos.

Para Cruz se requirió firmar mensualmente, permanecer en Costa Rica y no tener contacto con testigos del caso. Estas no están en firme, ya que primero debe concluir la exposición de todos los defensores para que la jueza analice y tome una decisión.

De esta forma, solo Luis Fernando Gutiérrez Vargas, gerente de la planta asfáltica de MECO, permanecerá detenido en las celdas judiciales, a la espera de que finalice la audiencia y se determine si se acoge la petición fiscal de prisión preventiva en su contra por ocho meses. Para la Fiscalía, este hombre fue “el eje central del grupo investigado, el elemento corruptor” y, además, tiene también vínculo con el caso Cochinilla.

Pese a quedar libres, los funcionarios municipales y el empresario, deberán permanecer en la diligencia de solicitud de medidas cautelares hasta que esta finalice. Según la estimación de los representantes legales de los 13 sospechosos, señalados por presunta corrupción en obras públicas, se espera que termine el viernes.

Reacciones

El jerarca escazuceño, Arnoldo Barahona, fue el primero en salir y en una breve declaración, brindada al lado de su abogado Guillermo Fonseca Herrera, dijo entre risas: “Yo no hice nada”.

Posteriormente, Alberto Cole, Osa, mencionó que tanto él como los otros alcaldes están “con toda la seguridad de que se demostrará nuestra inocencia”. Añadió que en un cantón como el que representa, las empresas constructoras son muy pocas. “MECO es una de las empresas que más obra pública ha hecho en nuestro país, por lo menos que yo conozco”, agregó.

Mario Redondo salió rápidamente y solo dijo que va a demostrar ante la Fiscalía su posición. Él es representado legalmente por un defensor público.

En tanto, Alfredo Córdoba, de San Carlos, declaró: “han dicho cosas que no son ciertas”. Agregó que quiere ser honesto con su pueblo y que no se esconderá, asimismo, dijo que se ha reunido no solo con empresarios de MECO, sino con representantes de otras compañías. Entre lágrimas negó haber recibido dinero de la constructora y se retiró caminando con su abogado, Francisco Dall’Anese Ruiz.

Johnny Araya Monge, alcalde josefino, conversó con su abogado Alfonso Ruiz Ugalde y, después de caminar unos metros, afirmó que no daría declaraciones relacionadas con el caso. Añadió que “como siempre he dado la cara y la voy a seguir dando”. Pasadas las 6 p. m., cuando finalizó la audiencia por este miércoles, reiteró su posición de no referirse al proceso pero dijo: “Soy inocente, tengo los argumentos, los razonamientos (...). Estoy totalmente convencido que hay un error”, aseveró.

“Me siento con la frente en alto, con la conciencia tranquila, he sido alcalde de San José orgullosamente durante muchos años con el apoyo de los josefinos y no voy a defraudar a la gente que por tantos años ha creído en mi liderazgo (...). No estoy involucrado en ningún acto de corrupción y lo vamos a demostrar durante este proceso”, concluyó-

El último en salir fue Humberto Soto, de Alajuela, quien aseguró que está tranquilo y que respeta el orden jurídico del país. Añadió que rechaza los cargos, que es totalmente inocente y que espera seguir trabajando por su pueblo.

Información actualizada a las 6:38 p. m.

Eillyn Jiménez B.

Eillyn Jiménez B.

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación de Mercadeo. Escribe sobre sucesos.