Cristian Brenes. 7 febrero

A los 17 años la mayoría de jóvenes buscan aterrizar sus ideas de cara al futuro, afrontan decisiones a nivel estudios o, en algunos casos, laborales. Además, viven cambios personales y emocionales complejos que forjan el carácter. Si ya todo esto es difícil, el saprissista Manfred Ugalde también lidia con una notoriedad y una fama que no todos manejan de la mejor manera a su edad.

Titularidad con los morados, protagonista de los focos de los diferentes medios que se ciñen sobre él por sus goles y sus actuaciones. Como si no fuera suficiente, recibió el llamado a la Selección de Costa Rica y tuvo un debut histórico, al convertirse en el segundo futbolista con menos edad en participar con la Tricolor Mayor.

¿Cómo asimila Ugalde todo lo que se le vino de golpe y en quién se refugia?

Lejos de transmitir arrogancia, despegar sus pies de la tierra o manejarse con una actitud de prepotencia, Manfred aún deja ver su timidez. Frente a la prensa es reservado, desarrolla lo necesario, demuestra respeto, educación y una mesura que en muchos casos similares es lo primero que olvidan por la atención que recibe.

(Video) Nación Deportiva: ¿Distraerá a Manfred Ugalde que visores vengan a verlo al clásico?

El juvenil afirma que su familia es el principal escudo para no dejarse llevar por la fama, la educación es un valor que le inculcaron y por lo mismo busca aplicarlo dentro y fuera de la cancha.

“Sigo tranquilo, me enfoco y estoy concentrado. Lo más importante que tengo ahora es la familia, los buenos compañeros y los consejos que me dan. Trato de tomar las recomendaciones que me dan, hago caso y busco estar con un perfil bajo”, manifestó el jugador.

Ugalde no esconde que se le ha acercado todo tipo de gente y muchos que antes no estaban ahora lo llaman “amigo”. Sin embargo, prefiere seguir con quienes lo acompañan desde niño y recurre una y otra vez a manejarse en un perfil bajo, pese a que es complejo.

Desde su debut con gol en la Primera División (13 de enero del 2019) despertó interés. Luego de 13 meses de su aparición, registra 31 partidos en la máxima categoría y 12 anotaciones, que se suman a los ocho duelos en Liga Concacaf y cuatro dianas en este certamen donde la S levantó el título. Su estadísticas hacen que desde el exterior también se fijen en él, algo en lo que trata de no pensar tanto.

“Ahora aparecen muchos amigos y gente por todo lado. En mi caso, siempre he tenido un par de amigos que me han acompañado en todo momento, sé quienes están desde antes y quienes se acercan ahora por otras cosas... Los de más experiencia me ayudan mucho a crecer y trato de sacar el mayor provecho con ellos. Desde que llegué he sido tranquilo, no soy de hablar mucho y sigo igual. Prefiero enfocarme en los entrenamientos”, añadió.

El asistente de la Selección Mayor y técnico de la Sub23 Douglas Sequeira (izquierda) siguió atento los movimientos de Manfred Ugalde (derecha) durante el último ciclo de trabajo de la Nacional. Ugalde debutó con el combinado absoluto el 1 de febrero del 2020. Fotografía: Carlos González Carballo/Agencia OjoporOjo.
El asistente de la Selección Mayor y técnico de la Sub23 Douglas Sequeira (izquierda) siguió atento los movimientos de Manfred Ugalde (derecha) durante el último ciclo de trabajo de la Nacional. Ugalde debutó con el combinado absoluto el 1 de febrero del 2020. Fotografía: Carlos González Carballo/Agencia OjoporOjo.
Fonseca y Marín destacan comportamiento

Posiblemente nadie mejor que Rolando Fonseca entiende el peso con el que carga Manfred Ugalde. Fonseca también debutó a los 16 años, brilló desde sus inicios y es uno de los mejores delanteros en la historia del fútbol tico, pero como él mismo lo reconoce, cometió errores por su edad y aprendió de ellos.

Fonseca considera que Manfred vive en un entorno muy cuidado, valora la madurez y el enfoque del juvenil y destaca que aunque las tentaciones son muchas, parece estar controlado ante su protagonismo. Además, considera que lidiar con el éxito es algo que no se le enseña a nadie.

“Todos venimos de entornos familiares diferentes, pero por lo que observo él fue formado en un hogar de muchos valores. Además, también tiene su agente y personas alrededor que lo acuerpan y lo guían. Manfred canaliza bastante bien el éxito, porque demuestra más hambre, sed de triunfo y se abre a escuchar y a aprender. No conozco a nadie que diga que estaba preparado para el éxito, pero Manfred lo manejará bien”, dijo Rolando.

El histórico jugador añadió que: “cuando ven a alguien con éxito hay muchos anticuerpos y la gente se acerca para rendir pleitesía y ganar notoriedad por estar con la persona... Manfred va muy bien encaminado, Saprissa lo educa y lo lleva de buena manera para que él se mantenga enfocado".

Por su parte, Luis Marín, técnico y con amplia experiencia en selecciones menores, considera que Manfred aún tiene mucho que demostrar y por lo mismo debe mantenerse enfocado, no dejarse llevar por los comentarios positivos o negativos en redes sociales y seguir evolucionando.

“Uno como entrenador debe hablarle con la verdad, decirle que va bien, pero que tampoco ha ganado nada. Está evolucionando muy bien, pero debe entender que tiene mucho que ganar antes de pensar que es una estrella. Manfred es bien ubicado y va bien encaminado. En la Selección debe demostrar mucho más, para que no pierda la cabeza... Manfred está bien ubicado, en Saprissa lo llevan muy bien, es humilde, trabajador, un gran prospecto y debe seguir por ese camino”, resaltó Marín.

Ugalde ya tuvo una breve pasantía por Europa, sus pasos son seguidos a nivel internacional y dependerá de él dar el salto. El delantero lidia con todo esto siendo aún un menor de edad.