Salud

¿Vacunas, código QR, restricción? Así atendería la pandemia cada candidato si fuera electo

‘La Nación’ consultó a siete aspirantes sobre su posición respecto a exigir prueba PCR a turistas, restringir eventos masivos y otras medidas. Seis respondieron

¿Cómo enfrentará el próximo presidente o presidenta la pandemia de covid-19? ¿Mantendrá las medidas actuales o cambiará algunas?

En esta nota podrá conocer las posiciones de seis aspirantes respecto a temas como vacunación obligatoria, solicitud de código QR para ingreso a establecimientos, restricción vehicular y demás medidas sanitarias.

La Nación solicitó las propuestas a siete candidatos, entre ellos, los que encabezaron la última encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR), así como al aspirante oficialista, para saber si daría continuidad a las medidas del actual gobierno. Seis respondieron.

José María Figueres, del Partido Liberación Nacional (PLN); Lineth Saborío, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC); José María Villalta, del Frente Amplio (FA); Fabricio Alvarado, del Partido Nueva República (PNR); Eliécer Feinzaig, del Partido Liberal Progresista (PLP); y Welmer Ramos, del Partido Acción Ciudadana (PAC), atendieron las ocho consultas remitidas por este diario.

Pese a que Rodrigo Chaves, del Partido Progreso Social Democrático (PPSD), indicó que iba a contestar, al cierre de esta nota no se tenían sus respuestas.

Figueres: Se debe impulsar la vacunación masiva, incluidos el sector público y menores de edad. La obligatoriedad o no, dependerá del marco legal y del fundamento científico de este tipo de medidas. El Gobierno será garante del cumplimiento de la ley.

Saborío: Nos hemos sumado a una estrategia integral, afirmando que la pandemia se combate con lavado de manos, uso de mascarilla, distanciamiento y acompañado de una correcta vacunación. En el caso de los niños, existe un decreto que permite al personal de salud aplicar la vacunación, acorde con la protección superior del niño. En la actualidad ya se cuenta con recomendaciones de organismos internacionales para vacunación, básicamente por el avance en la protección de los grupos más vulnerables y contar con ensayos clínicos, en esos grupos de edad. En el caso de los trabajadores, se debe completar la vacunación de los servidores en primera línea de respuesta y aquellos que tienen mucho contacto con las personas.

Villalta: Sí, creemos en seguir los criterios técnicos para proteger la salud de la población, evitar el contagio y epidemias. La obligatoriedad debe ser justificada por criterios de salud pública y para proteger a terceros. También creemos que se deben fortalecer las campañas de información para despejar las dudas que tenga la ciudadanía.

Alvarado: No. Se va a motivar la vacunación, pero no de manera obligatoria. Y en el caso de los niños, que decidan sus padres.

Feinzaig: No, excepto en empleados de la salud que tienen contacto con pacientes. En menores de edad, esperaría tener más evidencia de seguridad a largo plazo.

Ramos: Sí.

Figueres: Sí, existen múltiples puntos de vista técnicos al respecto de la restricción vehicular sanitaria. Una vez gobierno, se haría un estudio técnico científico al amparo de la evidencia recabada acerca de la efectividad de la misma.

Saborío: No, sin embargo, todas las restricciones que se implementen deben tener un sustento científico que las justifique, el bienestar de la población es la prioridad. Creemos que el país debe ir volviendo a la normalidad y las restricciones deben ir disminuyendo de manera controlada, es necesario poner a Costa Rica a producir para activar la economía y generar más y mejores fuentes de empleo.

Villalta: Sí, se trata de una medida ya agotada que no está dando los resultados esperados pero sí perjudica gravemente a varias actividades económicas. Existen otras medidas más efectivas para evitar contagios.

Alvarado: Sí.

Feinzaig: Sí, a partir del 8 de mayo.

Ramos: Dependerá de lo que dicte la ciencia y la técnica, respecto a la incidencia de la pandemia.

Figueres: No, en un momento de alta circulación interna no hay ningún beneficio tanto para los turistas como para el país en establecer estas restricciones a los mismos. Si existiera alguna alerta internacional por la entrada de alguna variante nueva y de acuerdo a las recomendaciones internacionales se podría valorar, pero en este momento, del todo no es necesario.

Saborío: Sí propondría la prueba de PCR como requisito, según corresponda a la evolución de la pandemia en Costa Rica y a nivel mundial. Es una práctica que muchos países exigen y es consecuente con que debemos proyectarnos a los turistas como un país seguro en términos de salud, lo hacemos velando por la salud de ellos mismos. También velaremos porque sea un proceso ágil.

Villalta: Sí, Costa Rica es de los pocos países del mundo que no están tomando esta medida para evitar nuevos contagios y de todos modos muchas personas tienen que presentar un resultado negativo para reingresar a sus países de origen.

Alvarado: Sí.

Feinzaig: No.

Ramos: No.

Figueres: No, esta es una de las medidas más controversiales. Aunque, desafortunadamente los establecimientos de concentraciones masivas en los que no se respeta el protocolo son puntos importantes de contagio. En gobierno se promoverá el establecimiento de alianzas con estos establecimientos para que se apliquen de manera estricta los protocolos y así poder ampliar los aforos y horarios de los mismos.

Saborío: Sí, siempre y cuando la decisión esté fundamentada sobre una base científica. Como lo mencionamos anteriormente, nuestro propósito es ir volviendo a la normalidad, disminuyendo restricciones de manera controlada.

Villalta: Es necesario mantener aforos limitados para prevenir contagios, pero para no afectar en exceso al comercio también se pueden aplicar otras medidas como asegurar ventilación, uso de mascarillas y otras medidas sanitarias. En el caso de eventos culturales, artísticos o deportivos al aire libre más bien deberían habilitarse, tomando en cuenta el bajo riesgo de contagio en lugares abiertos como parques o vías públicas.

Alvarado: Sin respuesta.

Feinzaig: No.

Ramos: Dependerá de lo que dicte la ciencia y la técnica, respecto a la incidencia de la pandemia.

Figueres: Sí, el estado de emergencia permite a las instituciones involucradas hacer redistribución de fondos para maximizar el impacto de las medidas, por lo tanto, hasta tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) no levante el estado de pandemia, debe permanecer el estado de emergencia, enfocado en una adecuada redistribución de recursos pero a la vez con una estricta auditoría de los manejos de estos.

Saborío: La declaratoria de emergencia responde a una situación que amerita medidas extraordinarias. En tanto la situación de la pandemia obligue a que así sea, esta declaratoria se mantendrá.

Villalta: Sí, la emergencia aún no termina. La variante ómicron mantiene altos niveles de contagios y ocupación hospitalaria, además del impacto económico que aún no termina. La declaratoria de emergencia es necesaria para seguir canalizando recursos a su atención.

Alvarado: Sin respuesta.

Feinzaig: No.

Ramos: No, no considero que sea necesario actualmente.

Figueres: No, se ha demostrado que la aplicación de pruebas masivas no otorga beneficios significativos y más bien puede producir un aprovechamiento inadecuado de recursos que podrían canalizarse a otros usos y generar más beneficios a la población.

Saborío: Esa es una medida que debió de haberse tomado hace varios meses. En este momento, la prioridad es que las personas comprendan que la pandemia no ha terminado y podemos ser contagiados o contagiar a los seres queridos.

Villalta: Sí, es necesario contar con información más precisa para monitorear el avance de la pandemia y los lugares de mayor riesgo. Esto permitirá tomar las acciones más adecuadas para frenar su avance.

Alvarado: Sin respuesta.

Feinzaig: Sí, en forma voluntaria.

Ramos: No.

Figueres: Sí, una de las medidas que ha demostrado mayor efectividad a nivel de los estudios científicos es el uso adecuado de los equipos de protección personal como las mascarillas o respiradores. Ellas son parte de la nueva normalidad que podemos observar alrededor del mundo y que tardará tiempo en disminuir.

Saborío: Sin duda.

Villalta: Sí, la evidencia científica demuestra que el uso adecuado de la mascarilla reduce significativamente el riesgo de contagio.

Alvarado: Sí.

Feinzaig: Sí.

Ramos: Dependerá de lo que dicte la ciencia y la técnica, respecto a la incidencia de la pandemia.

Figueres: No, el código QR se podría solicitar, pero no de una manera obligatoria como un método restrictivo y violatorio de los derechos de las personas, sino más bien como acompañamiento de incentivos por medio de convenios con la banca privada y cámaras de industria y comercio, como descuentos a los portadores del código QR, entre otros incentivos.

Saborío: No, creo que con el carné de vacunación es suficiente.

Villalta: Estamos de acuerdo con su uso. Sin embargo, no creemos que deba ser la única forma de demostrar la vacunación, particularmente en zonas con poca conectividad a Internet o para personas con dificultades de acceso a la tecnología.

Alvarado: No.

Feinzaig: No.

Ramos: No.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación, graduado de la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre vivienda y trabajo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.