Salud

Cooperativas se enfrentan a CCSS por reducción de tiempos de citas

CCSS estableció obligación en cartel para licitar servicios para Ebáis. Gerentes de cooperativas consideran que medida reduce calidad y eleva riesgos

Un médico debe atender a un paciente en 12 minutos, y no en 15, como ahora. Esa exigencia de aumentar de cuatro a cinco por hora la cantidad de personas que entran a consulta en 138 Ebáis, enfrenta a las cuatro cooperativas que venden servicios de salud con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), pues consideran que pondrá en riesgo la calidad de la atención.

Esa fue una de las advertencias que hicieron los gerentes de las cooperativas interesadas en participar en la licitación de 138 Ebáis en 10 áreas de salud, luego de conocer la tercera versión del cartel para esa contratación.

Dentro de los requisitos, la Caja establece que los oferentes deben ajustarse a una norma del 2004, que por diferentes circunstancias no ha entrado a regir, y que aumenta de cuatro a cinco la cantidad de pacientes vistos en una hora en la consulta de Medicina General. Es decir, que el tiempo para cada usuario será de 12 minutos, en vez de 15.

El cartel es claro, lo que los oferentes deben hacer es ajustarse a la norma existente. No es una valoración técnica nueva ni diferente, y está sujeta a ajustes o actualizaciones”, respondió la Gerencia Médica de la CCSS a La Nación.

Y añadió: “El sistema de consulta de pacientes deberá contemplar la programación de los cupos de acuerdo a las diferentes combinaciones establecidas en el Manual para la Gestión de los Servicios de Consulta Externa en el Marco de un Plan de Atención Oportuna, el cual está sujeto a ajustes y actualizaciones por parte de las autoridades competentes, por lo que el proveedor está obligado al cumplimiento puntual y actualizado de lo que rige en esta materia”.

Para los gerentes de las cuatro cooperativas que actualmente dan servicios de salud a la CCSS en el primer nivel de atención, revivir esa norma –aprobada por la Junta Directiva sin criterio técnico, según ellos– va en detrimento de la calidad y la calidez de la atención, coloca en situación de riesgo a los médicos que la sigan, y podría implicar sanciones del colegio profesional.

“Como no aumenta la cantidad de Ebáis, la CCSS rescata un criterio del 2004 que le pondrá más velocidad a la línea de producción para atender más pacientes por hora. Esta no puede ser jamás la solución. Esos cinco pacientes por hora no se han puesto en práctica porque hay subsecuentes circulares de la Gerencia pidiendo esperar”, declaró Óscar Abellán, gerente de Coopesiba. Esta cooperativa administra los servicios del primer nivel de atención en Barva y San Pablo de Heredia.

“Ahora, en el marco de la licitación de las áreas de salud en manos de terceros, se rescata el criterio de los cinco pacientes. No se aumentan los Ebáis, pero sí se obliga a atender cinco pacientes por hora. Incluso, en contraposición a lo que el Colegio de Médicos establece”, agregó Abellán.

Wálter Zúñiga, gerente de Coopesaín, responsable de los servicios en el populoso cantón de Tibás, San José, también es claro en que todo iría en detrimento del paciente: “Si en la situación actual cuesta lograr esa calidad y calidez, ahora si llevamos al médico a atender cinco pacientes por hora al final no se estaría logrando ni una cosa ni otra”.

En todo el proceso de esta licitación, no es la primera vez que se objetan aspectos contenidos en el cartel. A la primera versión le llovieron 80 objeciones que forzaron a la CCSS a realizar ajustes. Las cooperativas manifestaron su inconformidad pues, según ellas, la CCSS pretende institucionalizar los servicios que durante más de tres décadas han recibido comunidades como Pavas, Tibás, Escazú o Desamparados.

El concurso se publicó en el Sistema Integrado de Compras Públicas (Sicop) en octubre del 2021. El objetivo es contratar la atención primaria para casi 600.000 vecinos de las áreas de salud de Escazú, Santa Ana, San Francisco-San Antonio, Carpio-León XIII, San Sebastián-Paso Ancho, Pavas, Desamparados 2 y Tibás, además de San Pablo y Barva de Heredia. El contrato supera los ¢39.000 millones anuales, durante cuatro años.

Actualmente, la atención de esas 10 áreas de salud sigue a cargo de cooperativas y de la Asociación de Servicios Médicos Costarricenses (Asemeco), las cuales han tenido ampliaciones de contratos para dar continuidad a los servicios hasta que se concreten los nuevos.

Las cuatro cooperativas de salud que administran Ebáis en contrato con la CCSS son Coopesiba (Barva y San Pablo de Heredia), Coopesana (San Francisco de Dos Ríos y San Antonio de Desamparados, Santa Ana y Escazú), Coopesaín (Tibás), y Coopesalud (Pavas y Desamparados).

El gerente de Coopesana, Luis Beirute, considera que esta insistencia de la CCSS pondrá en riesgo al cuerpo médico al trasladarles la presión por la falta de Ebáis.

“El mismo Colegio de Médicos establece que representa un riesgo inminente para los pacientes y el mismo profesional. El Colegio establece sanciones en caso de una transgresión al Código de Ética, y puede amonestar al director o gerente que haga que sus médicos vean más pacientes por hora de lo recomendado”, dijo Beirute.

Para el gerente de Coopesalud, Alberto Ferrero, el acuerdo del 2004 no tienen ningún sustento técnico. “Se sigue manteniendo la posición con todo y que la normativa de atención en salud ha evolucionado. Parece ser solo una orden de aspecto administrativo”, afirmó.

El presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos, Mauricio Guardia, confirmó la posición en contra a la medida que intenta impulsar la CCSS.

“Siempre hemos estado en contra de ver cinco pacientes por hora porque esto puede elevar el riesgo de una mala atención y un criterio médico apresurado, que luego implique al médico en una demanda. Siempre hemos considerado que el tiempo mínimo son 15 minutos.

“Estamos totalmente en contra de que se vaya a aumentar el número de pacientes porque consideramos que estamos tratando seres humanos, no mecanizando un proceso. Esto conllevaría a la pérdida de la relación médico-paciente”, advirtió. Guardia confirmó que el Colegio presentaría una objeción a esta medida dentro del plazo de ley, que vencía este jueves 9 de junio.

Desde febrero, también la Unión Médica Nacional había fustigado la intención de la Caja de reducir el tiempo de consulta. “La Medicina no es una maquila”, dijo entonces.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.