Política

José María Figueres cae en intención de voto y empata con Lineth Saborío en encuesta del CIEP

José María Figueres, candidato presidencial del Partido Liberación Nacional (PLN), cayó en la intención de voto y entró en un empate técnico con Lineth Saborío, aspirante del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), de cara a las elecciones del 6 de febrero del 2022. Así lo expone la más reciente encuesta del Centro de Investigaciones y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Figueres sufrió una importante caída al bajar del 19% al 13% en las preferencias electorales entre el estudio dado a conocer el 3 de noviembre y el de este 24 de noviembre. Por el contrario, Lineth Saborío pasó de un 8% a un 10%.

Por el margen de error de la encuesta, que es de 3,2 puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo, los candidatos del PLN y del PUSC están en un empate técnico en el primer lugar.

Detrás de ellos, están en otro empate técnico los aspirantes José María Villalta, Fabricio Alvarado y Rodrigo Chaves, de los partidos Frente Amplio (FA), Nueva República (PNR) y Progreso Social Democrático (PSD), respectivamente.

El frenteamplista pasó de un 4% a un 6% en intención de voto; Alvarado bajó de un 5% a un 4%; y Chaves se movió de 3% a un 4%.

El resto de aspirantes a la Presidencia de la República se encuentran dentro del margen de error del estudio de opinión. Entre ellos están, con un 1% cada uno, Welmer Ramos, del Partido Acción Ciudadana (PAC); Rolando Araya, del Partido Costa Rica Justa (PCRJ); y Eliécer Feinzaig, del Partido Liberal Progresista (PLP).

Asimismo, el porcentaje de personas indecisas aumentó en menos de un mes del 48% al 53%.

La posibilidad de que alguno de los candidatos alcance, al menos, un 40% de los votos en febrero de 2022, para evitar una segunda ronda electoral, sigue siendo poco probable.

Por otra parte, la encuesta también señala que los costarricenses mantienen una percepción positiva sobre el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) a dos meses y medio de los comicios nacionales.

En cambio, el presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, obtuvo la peor calificación ciudadana de todo su mandato: 72 de cada 100 costarricenses califica su gestión como mala o muy mala.

La encuesta fue elaborada con base en 900 entrevistas telefónicas a mayores de edad durante los días 17, 18 y 19 de noviembre; tiene un nivel de confianza del 95%.

Para el momento en que se tomó la muestra, ya había reventado el escándalo del caso Diamante. Durante un amplio operativo del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el pasado lunes 15 de noviembre fueron detenidos seis alcaldes, cuatro de ellos del PLN, por presunta corrupción con obras viales.

“Los recientes escándalos políticos han alterado la opinión pública. Los cambios más significativos se aprecian en las preferencias de la ciudadanía hacia partidos y candidaturas, mas no se reportan cambios en la disposición a votar. El porcentaje de personas indecisas se incrementa a los niveles de agosto de este año y se dan algunos reacomodos entre candidaturas. Sobresale el hecho de que se acortan las diferencias entre José María Figueres, del PLN, y sus contrincantes.

“Los recientes escándalos de corrupción han ocasionado cambios en la preferencia de los votantes. El cambio más relevante es la reducción del apoyo al candidato del PLN de seis puntos porcentuales con respecto a octubre 2021“, expuso el CIEP.

De hecho, la corrupción se convirtió en el principal problema del país, para los costarricenses. Además, dos terceras partes de los ciudadanos están convencidos de que el caso Diamante tendrá repercusión en las elecciones nacionales del próximo 6 de febrero.

El Centro de Investigaciones determinó que el porcentaje de personas dispuestas a votar es del 62%, una cifra “muy similar al promedio de participación electoral en el país”. Entre las personas con una alta disposición a votar, el 53% indicó que estaba indeciso sobre a quién apoyaría.

En el grupo de personas indecisas sobresalen las mujeres, los jóvenes de 18 a 34 años, los que reportan nivel educativo de secundaria y quienes habitan en Limón y Guanacaste.

Además, cuando se les pregunta qué tanto influye el caso Diamante en su decisión de votar por un partido o candidatura, las personas indecisas indican que mucho.

Entre los seguidores de José María Figueres, sobresalen hombres con 55 años o más, con educación universitaria, habitantes de Cartago y aquellos para los que el caso Diamante no influye en su voto.

En cuanto a los simpatizantes de Lineth Saborío, el CIEP no identificó diferencias significativas entre hombres y mujeres, pero sí destacan personas de 55 años en adelante, con nivel educativo de primaria, residentes de Cartago y quienes indican que el escándalo Diamante ha incidido mucho en su sufragio.

Finalmente, las personas que respaldan a José María Villalta son jóvenes de entre 18 y 34 años, con educación universitaria y que habitan en Cartago. Sobre los recientes casos de presunta corrupción, los seguidores del Frente Amplio indican que dichos acontecimientos influyen poco en su decisión electoral, agrega el estudio.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.