Política

Gobierno urge racionalizar el gasto público y le pone fecha a conversación con FMI

Ministro de Hacienda afirma que esperarán visita de la misión del FMI para evaluar las condiciones del acuerdo de equilibrio fiscal

El Gobierno fijó para setiembre la renegociación del acuerdo de equilibrio fiscal con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el cual fue firmado por la administración de Carlos Alvarado en enero del 2021 a cambio de acceder a un financiamiento de $1.778 millones a lo largo de tres años.

El ministro de Hacienda, Nogui Acosta, afirmó que es evidente la necesidad de racionalizar el gasto público. No obstante, adujo que se aprovechará la visita de una misión del organismo internacional, prevista para setiembre, para exponer la solicitud del presidente de la República, Rodrigo Chaves, quien había anunciado su intención de renegociar “hacia arriba”, al considerar que el convenio original fue poco ambicioso.

Hasta este lunes, sin embargo, el Gobierno aún no había comunicado cuáles reformas estructurales plantearía para sustituir los proyectos acordados por la administración anterior, sobre todo en materia de impuestos. Tampoco se conoce qué propuestas se incluirían en el nuevo acuerdo que el Poder Ejecutivo quiere pactar con el FMI para acceder a otro crédito de hasta $700 millones, a cambio de posibles reformas estructurales.

“Lo primero que tenemos que hacer es esperar hasta setiembre, que es la fecha en la que vienen a evaluar el cumplimiento de las metas y, en ese momento, estaríamos discutiendo con ellos qué cosas (reformas estructurales) deberíamos plantear”, afirmó Nogui Acosta este lunes en Casa Presidencial.

Este martes, sin embargo, durante una audiencia en la Comisión de Asuntos Hacendarios, el ministro informó a los diputados acerca del interés del Gobierno en avanzar con el proyecto de renta global dual. Acosta adelantó que dicho plan se incorporaría a las negociaciones con el FMI.

“Necesitamos tener un modelo mucho más integral de recaudación de impuestos y, por eso, el Gobierno tiene interés en discutir con el Fondo el proyecto de renta global dual, porque este proyecto no representa necesariamente más impuestos, pero sí va a facilitar que las personas que más ganan paguen más”, señaló el jerarca.

El plan de renta global dual fue incorporado en los compromisos de la administración de Alvarado con el FMI; sin embargo, no se logró su aprobación en el Congreso anterior.

El ministro de Hacienda aseguró a La Nación que un aspecto relevante, en las nuevas negociaciones con el organismo internacional, es que el Gobierno nunca logró aprobar los proyectos tributarios comprometidos. Por eso, afirmó, el Ejecutivo analizará los posibles caminos a tomar.

“Hay que entender que ese era un compromiso con el Fondo Monetario Internacional; entonces, en ese sentido, vamos a evaluar esos proyectos (de ley)”, afirmó el jerarca de Hacienda.

Nogui Acosta agregó que “el segundo tema es que el gobierno quiere profundizar algunos temas importantes. Es evidente que el tema del gasto público hay que racionalizarlo y, en este sentido, creo que hay una oportunidad para poder incorporar otras valoraciones del FMI”.

Entre los proyectos impulsados por la administración de Alvarado, que no lograron aprobarse en el Congreso, se encuentran renta global, crear un impuesto a los premios de lotería y reformar el impuesto a las casas de lujo, así como eliminar exoneraciones fiscales como la del salario escolar.

Por el contrario, sí se aprobaron las reformas a la Ley General de Aduanas y Empleo Público, con el propósito de ajustar necesidades en ambos sectores.

Entre otras de las medidas por analizar, dijo el jerarca a los congresistas, también se contemplan acciones relacionadas con el Banco Central de Costa Rica (BCCR) y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), aunque no adelantó detalles.

Asimismo, afirmó que revisarán la ejecución de préstamos que adquiere el Gobierno Central y la Administración Descentralizada. Mencionó el caso del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA). “Resulta que la colectividad pide plata prestada para un mejor servicio y no lo tiene”, dijo a los legisladores.

Hasta la fecha, Costa Rica ha recibido dos desembolsos en el marco del acuerdo de Servicio Ampliado del FMI (SAF), por un monto total de $569 millones. Las próximas transferencias dependen del cumplimiento de los compromisos adquiridos por el país.

Pese a las pretensiones de racionalizar el gasto público, el presidente Chaves firmó un decreto que flexibiliza la regla fiscal y amplía el margen de crecimiento en el gasto público. El decreto es objetado por la Contraloría debido a que, según ese órgano, es contrario a la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas y retrasaría las metas de consolidación fiscal del Gobierno Central.

Nogui Acosta afirmó que eso no afectaría las negociaciones con el organismo internacional y dijo que la flexibilización a la regla fiscal debía hacerse por necesidad.

“Creo que es importante el tema de la flexibilización de la regla por dos razones fundamentales: primero, porque el crecimiento de la deuda ha estado ahorcando el presupuesto de los diferentes ministerios y hay cosas importantes que tenemos que hacer; adicionalmente a eso, el crecimiento del tipo de cambio ha generado algunos problemas a nivel de instituciones, sobre todo aquellas que tienen compromisos en dólares”, afirmó.

El jerarca de Hacienda también alegó que el incremento en los precios de los combustibles ha provocado desajustes en los presupuestos institucionales.

Acosta puntualizó: “En este sentido hay un punto importante: la regla no necesariamente determina el compromiso con el Fondo Monetario Internacional”.

Además de renegociar el convenio actual, Hacienda confirmó que también apostarán por obtener otra línea de crédito con ese organismo, hasta por un monto de $700 millones, cuyo propósito sería atender posibles reformas estructurales.

El vicepresidente Stephan Brunner, coordinador económico del Gobierno, confirmó que el Banco Central de Costa Rica (BCCR) ya remitió al FMI la carta de interés para acceder a recursos del programa del Servicio de Resiliencia y Sostenibilidad.

En tanto, el mandatario Rodrigo Chaves confirmó, en conferencia de prensa, que su objetivo es avanzar con ambas negociaciones.

Al respecto, el ministro de Hacienda afirmó: “En el tema del crédito adicional, es un crédito verde que busca incorporar recursos para poder mejorar la política de gobierno y estaríamos evaluando este préstamo”.

En ese sentido, Nogui Acosta afirmó que realizarán las valoraciones respectivas: “Dijimos que nos interesa, ahora tenemos que ver las condiciones del préstamo y tenemos que ver, digamos, cuáles serían los compromisos que estaríamos adquiriendo sobre el préstamo”.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.