Política

Estructura paralela financió campaña de Rodrigo Chaves al margen del partido

Financió gastos electorales como casa de campaña, publicidad y personal, con donaciones que permanecieron ocultas para el público

Nueve personas y dos sociedades anónimas financiaron gastos electorales de la campaña del candidato Rodrigo Chaves Robles sin que el dinero entrara al Partido Progreso Social Democrático (PPSD) y sin que sus donaciones fueran dadas a conocer al público en el marco de transparencia exigido por ley.

La legislación electoral prohíbe el financiamiento paralelo. Eso significa que, aparte del tesorero partidario o de las personas que designe el Comité Ejecutivo, ninguna persona o grupo tiene autorización para gestionar fondos en beneficio de un partido. De hecho, el Código Electoral prevé sanciones para quienes realicen aportes de esta manera y para los dirigentes que reciban aportes “valiéndose de una estructura paralela para evadir el control del partido político”.

Todos los gastos electorales deben se tramitados mediante las cuentas partidarias y, además, la norma electoral prohíbe las donaciones de sociedades anónimas a las campañas.

Entre julio y octubre del 2021, un fideicomiso de nombre Costa Rica Próspera, administrado por la sociedad ATA Trust Company S. A., pagó gastos de la campaña de Chaves como la casa de campaña, publicidad, planilla, servicios profesionales, coordinadores territoriales, alquiler de vehículos, viáticos y mobiliario de oficina.

Este fideicomiso se nutrió de aportes de las siguientes personas: Jack Loeb Casanova, Bernal Jiménez Chavarría, Arnoldo André Tinoco, Adrián Torrealba Navas, José Coto Quesada, Damaris Robles Aguilar, Luis Diego Soto Clausen, Hey Friedrich y Sergio Naranjo.

Además de ellos, se registraron aportes de las sociedades Galería Tres Mil y Península Group, ambas presididas y representadas por André Tinoco. Este abogado, expresidente de la Cámara de Comercio, también preside la sociedad administradora del fideicomiso, ATA Trust.

Asimismo, existe una donación de origen no identificado.

Entre el 26 de febrero y el 10 de agosto del 2021, las personas citadas efectuaron 20 donaciones para un total de ¢100 millones, de los cuales la mayoría llegó en dólares. En detalle, entraron $149.826 (¢98,3 millones) y ¢1,8 millones.

Estos nombres permanecieron ocultos antes de la primera ronda del 6 de febrero debido a que Rodrigo Chaves alegó que se trataba de un fideicomiso privado con una cláusula de confidencialidad.

“Eso no financió mi campaña, lo que financió —y así está en el contrato de fideicomiso— es un grupo de personas que, antes de ser yo candidato, queríamos explorar soluciones a la problemática nacional”, alegó el político el 14 de enero en el programa Zoom Electoral, de canal 13.

No obstante, información suministrada por una funcionaria del PPSD revela que el fideicomiso sí financió gastos de campaña del partido. El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) confirmó haber recibido una denuncia, sin poder dar más detalles.

Por ejemplo, el 19 de julio del 2021, la hoy diputada electa y presidenta del partido, Luz Mary Alpízar Loaiza, le solicitó a la Delegación Policial del distrito El Carmen, San José, autorizar la apertura de un local del Progreso Social Democrático en barrio La California, conforme lo establece el Código Electoral.

Al día siguiente, el 20 de julio, Paul Morales Solano, jefe de la delegación policial, autorizó el funcionamiento del local “para uso del partido político”. Ese club es, precisamente, la sede de campaña de Rodrigo Chaves y fue pagado al ritmo de $5.000 mensuales, en julio del 2021, por el fideicomiso, de acuerdo con la documentación.

Antes de esta publicación, este medio llamó a Chaves, pero este no contestó. Se contactó al encargado de prensa del PPSD y se le pidió ayuda para hablar con el candidato, pero este afirmó que, para este tema, ya había un vocero designado. Este sábado, luego de la publicación, el partido envió un comunicado en el que dice que el fideicomiso fue liquidado el 18 de setiembre “y los fondos remanentes fueron usados para liquidar las operaciones y contratos que se tenían, y en octubre 2021, los restantes fueron devueltos a los donantes proporcionalmente”.

El pronunciamiento agrega el nombre de José Antonio Yock entre los contribuyentes y dice que la recaudación fue de “unos $165.000 (¢107 millones)”.

El fideicomiso también financió el alquiler del hotel Corobicí para la conferencia de prensa del 7 de julio del 2021, en la que Rodrigo Chaves anunció su candidatura por el PPSD.

Posteriormente, este financiamiento privado cubrió decenas de gastos como la planilla de la campaña, giras, pantallas, computadoras, hospedajes, celulares, un servicio de reclutamiento y servicios profesionales.

Al menos hasta el 11 de agosto del 2021, el fideicomiso había reportado egresos por unos ¢60 millones. Otro documento entregado al TSE dice que, para octubre, la estructura tenía un saldo negativo de $208.000 (¢135 millones) entre ingresos y gastos.

En setiembre del 2021, Chaves también produjo y publicó anuncios en televisión y en vallas. Sin embargo, el financiamiento de esta publicidad no aparece ni en las cuentas del fideicomiso ni en las del partido.

El fideicomiso reporta tres ingresos por $1.500 cada uno que dicen “donación almuerzo” de los días 4, 6 y 10 de agosto del 2021. Para el 5 de agosto, Chaves había convocado a un almuerzo en el Club Unión, en San José, en el que la cuota de participación era de $1.500 por persona.

Esteban Oviedo

Esteban Oviedo

Editor de Política. Es bachiller en Periodismo por la Universidad Federada. Recibió el premio de La Nación como “Redactor del año” en el 2005 y en el 2007 recibió el premio Jorge Vargas Gené.

Natasha Cambronero

Natasha Cambronero

Editora de la Unidad de Investigación y Análisis de Datos. Máster en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Licenciada en Comunicación de Mercadeo y periodista graduada por la Universidad Latina. Recibió el premio de La Nación como “Redactora del año” en el 2016.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.