Sofía Chinchilla C., Esteban Oviedo. 24 octubre
Carlos Avendaño, jefe de fracción del Partido Restauración Nacional, habló en conferencia de prensa sobre la salida de Fabricio Alvarado y siete diputados de su agrupación. El legislador llamó a cuentas al excandidato sobre el manejo de los dineros de campaña. La noticia, según dijo, lo tomó por sorpresa y le causó tristeza. A su izquiera, la diputada Mileidy Alvarado. A su derecha, Jessica Sequeira, tesorera del partido y Juan Carlos Avendaño, director ejecutivo de la agrupación. Foto: Carlos González, Agencia Ojo por Ojo.
Carlos Avendaño, jefe de fracción del Partido Restauración Nacional, habló en conferencia de prensa sobre la salida de Fabricio Alvarado y siete diputados de su agrupación. El legislador llamó a cuentas al excandidato sobre el manejo de los dineros de campaña. La noticia, según dijo, lo tomó por sorpresa y le causó tristeza. A su izquiera, la diputada Mileidy Alvarado. A su derecha, Jessica Sequeira, tesorera del partido y Juan Carlos Avendaño, director ejecutivo de la agrupación. Foto: Carlos González, Agencia Ojo por Ojo.

El presidente y jefe de fracción de Restauración Nacional (PRN), Carlos Avendaño, afirmó la tarde del miércoles que el excandidato de su partido, Fabricio Alvarado, puede renunciar al PRN y crear otra organización política, pero tiene que darle cuentas al país por el manejo de las finanzas de la campaña electoral.

“Debe primeramente aclarar y dejar totalmente diáfano, delante del país, las investigaciones que están haciendo el TSE y la Fiscalía de varios elementos que conforman lo que se ha llamado la organización paralela externa, en que se incurrió en la campaña política”, afirmó el político.

Avendaño dio una conferencia de prensa en la que expresó su opinión sobre la decisión de Fabricio Alvarado de separarse de su agrupación política para fundar un nuevo partido, plan al que se sumaron siete legisladores que hasta el día anterior pertenecían a Restauración Nacional. El diputado rebatió varios de los argumentos que dio Alvarado y aseguró sentirse sorprendido y triste.

(Video) Carlos Avendaño responde a Fabricio Alvarado

A la vez, calificó de “desacertadas, desenfocadas, falsas, carentes de sustento, de veracidad” las afirmaciones de Alvarado de que la cúpula de Restauración obstaculizó el trabajo de la campaña. Negó, por ejemplo, que el PRN no haya inscrito a los fiscales para la segunda ronda, pues el exaspirante afirmó que no le han aclarado el tema.

“Un día si quieren les digo dónde estuvo el fraude, todos los viernes esperábamos una encuesta que era falsa”, declaró el diputado.

Al pedírsele explicar más esa afirmación, manifestó: “Había una expectativa diferente de los resultados de las elecciones, todos pensábamos que íbamos a tener un resultado y el resultado fue otro. Yo lo que diría es que esperábamos otra cosa, percibíamos otra cosa”.

En cuanto a hechos de la supuesta estructura paralela, Avendaño mencionó que Juan Carlos Campos, exjefe de campaña de Alvarado, dijo en marzo a La Nación que él no le vendía servicios a Restauración, pero el 25 de mayo reclamó el pago de $300.000 por los honorarios y gastos en que incurrió por el “contrato verbal” de servicios que brindó al partido en nombre de una empresa llamada One Sports. “Quién sabe con quién lo firmó”, dijo Avendaño.

Añadió que Campos les dijo que necesitaba el dinero para pagar a otras empresas que él desconoce. “Eso se llama tercerización”, apuntó.

También, cuestionó que una empresa del cantante Luis Alonso Naranjo, primo del excandidato, apareciera reclamando una factura de ¢125 millones, por servicios de producción, sin haber firmado un contrato con el partido.

Asimismo, recordó el caso de la casa de campaña, la cual fue reportada al TSE como una donación en especie de Juan Carlos Campos y, luego, trascendió que fue pagada por una sociedad anónima, así como el caso del viaje en helicóptero que hizo el excandidato en febrero a Puntarenas, el cual ya fue denunciado por el Tribunal ante la Fiscalía.

El TSE denunció que, al parecer, se utilizó un testaferro para reportar una donación en especie y ocultar el verdadero origen del dinero que financió ese viaje.

Avendaño negó que el PRN haya denunciado a Fabricio Alvarado, pues el excandidato declaró: “El mayor desprecio que pude ver de las autoridades de este partido se da cuando nos demandan infundadamente ante el TSE, dejando al descubierto las verdaderas intenciones de esa cúpula”.

“Restauración Nacional nunca denunció ni ha denunciado al señor Alvarado Muñoz por ninguna irregularidad, lo que hizo el Comité Ejecutivo fue pedir al TSE y la Fiscalía una investigación de los hechos irregulares”, insistió Avendaño.

El presidente de Restauración sostuvo que la primera que denunció las finanzas de campaña fue la exdiputada Patricia Mora (actual jerarca del Inamu) y que las investigaciones están en manos del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) y de la Fiscalía General de la República.

“Lo que denunciamos fueron hechos que tienen que ver con una organización paralela que estaba centralizada donde estaba el equipo del candidato”, recalcó.

El 30 de julio, el presidente del PRN envió una carta al TSE en la que dice: “Procedimos el día 25 de julio a presentar una denuncia penal de la estructura paralela que la fórmula presidencial montó a espaldas del Comité Ejecutivo Superior, en donde se detalla el uso de la casa de campaña y su irregularidad”.

Al hacérsele ver esa nota, Avendaño alegó que él nunca ha denunciado penalmente a nadie y menos a la “fórmula presidencial”, y que lo dicho obedece a un “gazapo” de la nota.

Asimismo, rebatió lo manifestado por la diputada Ivonne Acuña, quien negó que Avendaño estuviese desligado del comando de campaña pues, según dijo, incluso se reunieron en cierta ocasión.

Al respecto, el presidente del PRN sostuvo que solo lo ha visto en persona dos veces en su vida (a Juan Carlos Campos), una en una plaza pública y otra por casualidad en una universidad.

Según su relato, en febrero, él buscó a Fabricio Alvarado para contarle que un banco les había aprobado un fideicomiso de financiamiento y llegó a una universidad, donde los diputados electos recibían una capacitación. Fue allí, dijo, donde conoció a Juan Carlos Campos y acotó: “Nos hizo una propuesta que dijimos que no y que hablamos en la Fiscalía”.

“Que Ivonne (Acuña) diga y quiera decir otra cosa es otra cosa”, agregó.

Consultado por este medio este miércoles, Fabricio Alvarado sostuvo que es totalmente “falso” que él haya participado en una estructura paralela de pagos y de contratos.

‘Doloroso, nefasto y de espaldas’

“Esta división es dolorosa, es nefasta. Yo no tuve que robarme un partido, lo inicié”, continuó. “Resulta que ahora (a Fabricio Alvarado) no se le ha respaldado”, dijo, al tiempo que citó que el partido apoyó la campaña con ¢2.000 millones que fueron liquidados al TSE.

Avendaño adujo que él hace afirmaciones con pruebas, pero Fabricio Alvarado “habla y habla y habla, pero no presenta ningún documento”.

Sostuvo que el anuncio de Alvarado de renunciar, y de llevarse siete diputados, lo tomó por sorpresa. “Ni siquiera tuvieron la gentileza de hablar con nosotros o de informarnos”, afirmó.

Según dijo, respeta el "derecho constitucional de libre asociación, pero que la decisión “daña al partido y daña al sector” que representan y lamenta que se hiciera de espaldas.

“Eso no es honesto, eso no es transparente, eso es división. Eso es una evidencia más de la organización paralela externa".

"No estaban votando muchos de ellos por el nombre, porque no los conocían. Estaban votando por Restauración Nacional, por todos los emblemas, por los valores, etcétera.

Para el legislador, lo ocurrido "viene a golpear y a dividir la estructura organizacional del partido a lo largo y ancho del país".

Expuso que el partido continuará “la lucha bajo los principios del cristianismo social”.

Aunque dijo que Alvarado se va de Restauración “por la puerta de atrás”, el jefe del PRN aseguró que el partido deja sus puertas abiertas, en caso de que los congresistas disidentes quieran regresar.

“Todos cometemos errores y podemos devolvernos si así lo queremos”, expresó el diputado.

Antes de expresarles su anuencia a recibirlos de regreso, Avendaño les recordó a los legisladores que llegaron hasta sus curules a través del trabajo y los votos de los seguidores de Restauración Nacional.

“No estaban votando por muchos de ellos por el nombre, no los conocían, estaban votando por Restauración Nacional, por todos los emblemas, por los valores”, dijo Avendaño.