Sofía Chinchilla C.. 27 julio
Campos, a quien Fabricio Alvarado presentó en febrero como su jefe de campaña, envió una carta al Comité Ejecutivo de Restauración Nacional en el último día en que la agrupación podía enviar la liquidación de la contienda al TSE. Foto: Alejandro Gamboa Madrigal.
Campos, a quien Fabricio Alvarado presentó en febrero como su jefe de campaña, envió una carta al Comité Ejecutivo de Restauración Nacional en el último día en que la agrupación podía enviar la liquidación de la contienda al TSE. Foto: Alejandro Gamboa Madrigal.

El empresario Juan Carlos Campos, quien fungió como jefe de campaña del excandidato presidencial, Fabricio Alvarado, admitió que “tercerizó” la contratación de servicios para Restauración Nacional (PRN) de cara a la segunda ronda electoral.

No obstante, las autoridades del partido político negaron a La Nación haber firmado contrato alguno con Campos para que él asumiera esas funciones, aunque este ha dicho que les pagó $300.000 (¢174 millones) a empresas que contrató para la campaña de Restauración.

¿Qué es una tercerización? Es una forma de contratación mediante la cual un partido le encarga a un tercero la prestación de bienes o servicios que subcontrate a otros con dinero de su bolsillo, o bien, que ofrezca directamente.

La legislación electoral exige a los grupos políticos reportar al TSE los gastos que hayan sido tercerizados.

(Video) Exjefe de campaña de Fabricio Alvarado admite que ‘tercerizó’ gastos, partido lo niega

Este jueves 26 de julio, Juan Carlos Campos le envió una carta al Comité Ejecutivo del PRN para pedirle que reconociera los gastos que hizo en campaña, en vista de que ese día expiró el plazo para que el partido le entregara al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) su liquidación de gastos.

“Me siento muy preocupado ya que, según es de conocimiento público, hasta el día de hoy, 26 de julio, se tiene tiempo de hacer entrega de la liquidación de los gastos de campaña de la segunda ronda y ninguna de las personas encargadas del tema, a saber, don Carlos Avendaño como presidente; su hijastra Jéssica Sequeira, tesorera del partido; su hijo Juan Carlos Avendaño, abogado del partido; o su nuera Cindy Cruz Picado, contadora de la agrupación; han querido aceptarme las liquidaciones correspondientes a la tercerización efectuada por mi persona de servicios diversos que utilizamos durante la segunda ronda electoral”, dice la carta de Campos.

En la misiva, el productor de conciertos le advierte al Comité Ejecutivo que se exponen a sanciones si no acceden a reconocer los servicios que según él se tercerizaron.

“Es mi preocupación correcta cuando de la lectura del artículo 276 del Código Electoral sustraemos que se impondrá pena de prisión a los tesoreros o tesoreras de los partidos políticos que suministren datos falsos al Tribunal Supremo de Elecciones y el presentar una liquidación sin todos los gastos en que se incurrió es faltar a la verdad”, avisa Campos.

Consultado al respecto, el también jefe de fracción del PRN, Carlos Avendaño, confirmó que la agrupación se negó a reconocer los gastos alegados por Campos.

El político relató, además, que Juan Carlos Campos le propuso a la cúpula del partido tercerizar algunos servicios durante la campaña, pero la cúpula del partido nunca aceptó la propuesta.

“Esa es una propuesta de él, de ese grupito, que siempre rechazamos de forma plena en el Comité Ejecutivo”, dijo Avendaño.

“Nosotros, en una reunión que no era (ese) el tema, estábamos informando sobre el fideicomiso y los mecanismos del fideicomiso. Ellos plantearon la posibilidad, a lo cual el Comité Ejecutivo, que estaba ahí, dijo que no era viable, porque nosotros habíamos hecho la consulta al Tribunal y la posibilidad de la tercerización no era viable, nunca fue viable”, añadió.

Este tema está bajo investigación del Tribunal Supremo de Elecciones.

El Reglamento sobre el Financiamiento de los Partidos Políticos establece que, para que una agrupación pueda adquirir servicios de terceros, debe presentarle al TSE el contrato respectivo. El mismo requisito se establece en caso de que el contratista necesite subcontratar otros proveedores.

Tanto Avendaño como Jéssica Sequeira, tesorera del partido, aseguraron que tal documento nunca existió.

La tesorera, al declarar que el partido nunca autorizó a Campos a tercerizar servicios, aseguró que, según entiende, el PRN ni siquiera reconoce que Campos haya sido su jefe de campaña.

“Hasta donde yo sé, y creo que don Carlos se ha manifestado al respecto, no era el jefe de campaña del partido, hasta hay una denuncia de por medio”, declaró la tesorera.

El 28 de mayo, Avendaño denunció, en una conferencia de prensa, que la campaña de Fabricio Alvarado utilizó una estructura paralela de financiamiento fuera de los controles establecidos por el Comité Ejecutivo y que realizó contrataciones no autorizadas por el partido, por lo que solicitó al TSE iniciar una investigación.

Entre los gastos que Avendaño acusó estaba el cobro por $300.000 que presentó la firma One Sports Costa Rica, propiedad de Campos, por concepto de honorarios. Más tarde, el empresario adujo que cobró ese dinero no para él, sino para pagarle a otras empresas que él contrató durante el periodo electoral.

Campos no ha aclarado qué tipo de contrataciones hizo durante la campaña, solo se ha referido a “diseñadores, arte finalistas, community manager, productores, creativos, etcétera”.

Este medio llamó a Juan Carlos Campos para ampliar su versión, pero no fue posible contactarlo vía telefónica.

Restauración también ha dicho que no reconoce el cobro por ¢115,5 millones que hizo la empesa Crescendo Mercadeo y Publicidad, del cantante Luis Alonso Naranjo (primo de Fabricio Alvarado), por la producción de 123 videos, de fotografías, la composición de la canción de campaña, la realización de Facebook lives y el manejo de la agenda de Fabricio Alvarado; así como la factura por ¢18 millones que emitió Opinión Política C y C p or la realización de seis encuestas realizadas por la encuestadora Opol Consultores.