Infraestructura

Suspendidas obras de Circunvalación norte por tiempo indefinido

Vencimiento de contrato de supervisión con agencia de la ONU obliga a frenar los trabajos a partir de este martes 6 de abril, confirma el Conavi

Un nuevo tropiezo afronta la construcción de la carretera de Circunvalación norte de San José: desde este martes 6 de abril las obras por $163 millones quedan suspendidas por tiempo indefinido.

¿La causa? Desde el 27 de marzo venció el contrato de supervisión de la construcción con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés), confirmó a La Nación el director ejecutivo del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), Mario Rodríguez.

Sin una empresa responsable de fiscalizar la construcción, no se puede continuar, pese a que el proyecto está previsto para finalizar a fin de año.

Los 4,1 kilómetros de Circunvalación norte unirán La Uruca con la ruta 32, a la altura del antiguo precario Triángulo de Solidaridad, con lo cual se reducirán presas y agilizará el tránsito de más de 100.000 vehículos diarios.

El acuerdo de supervisión con UNOPS fue firmado por $6,1 millones y el Estado pretende extenderlo por nueve meses y $1,3 millones más.

Rodríguez explicó que solicitaron a la Contraloría General de la República (CGR) autorización para prorrogar el ligamen, pero aún no tienen respuesta positiva.

“Eso para las obras. En este momento el contrato de supervisión está paralizado y, entonces, los trabajos están paralizados, dependemos de la Contraloría. La Contraloría puede tomarse su tiempo para tomar la decisión de prorrogar el contrato”, comentó Rodríguez.

¿Cuándo se reactivarían las labores?

“Dependemos de que la Contraloría nos resuelva. La Contraloría tiene un plazo que podría variar y que se vence el próximo viernes, pero ellos podrían pedir ampliaciones de criterios o comentarios. Entonces, tendríamos que responder, haremos lo que la Contraloría nos vaya pidiendo”, contestó el jerarca del Conavi.

Este hecho significa un nuevo atraso para una obra que los costarricenses han esperado por más de 40 años y abre la puerta a eventuales reclamos del consorcio Estrella-H. Solís, encargados del proyecto, contra el Estado por perjuicios económicos.

“Dependerá de lo que decida la empresa, la empresa podrá decidir que, si hay un costo administrativo por los atrasos, podrían hacer los reclamos correspondientes, eso no es algo definitivo, pero tendrá que valorarlo la empresa”, dijo Rodríguez.

Paralizadas obras

Se frena actividad en las cuatro etapas en construcción

FUENTE: MOPT    || / LA NACIÓN.

El plan del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) era habilitar las cuatro etapas de Circunvalación norte antes de que finalice el año. Sin embargo, la suspensión afectará ese objetivo.

Según UNOPS, a marzo esos cuatro tramos registraban un avance de 35%, 89%, 96% y 97%, respectivamente. Precisamente, uno de los tramos de mayor avance es el del viaducto, que será el más largo del país, con 2,25 km a cuatro carriles.

‘Sí habrán despidos’

Carlos Carmiol, vocero del consorcio Estrella-H. Solís, indicó que les comunicaron la suspensión de labores este lunes 5 de abril por la tarde.

Añadió que detener el proyecto desencadenará el despido de trabajadores.

“Al momento nos encontramos valorando los panoramas que nos presenta esta notificación, pero por la magnitud de la misma (sic), sí habrá despidos”, manifestó Carmiol.

En la actualidad, 500 personas laboran en la construcción.

“Nos encontramos aún analizando los costos económicos y afectaciones que se generarán en virtud de la notificación de paralización de este proyecto en su totalidad. Consideramos que el costo más alto será que la obra se atrase y no esté en pronto funcionamiento a disposición de los usuarios. Asimismo, creemos que esta suspensión es muy lamentable, ya que implica un retraso importante en la terminación de las obras, impactando así en la reactivación económica del país”, agregó.

La Nación llamó a Rodolfo Méndez, ministro de Obras Públicas y Transportes, a las 4:40 p.m., para consultarle sobre este asunto, pero no respondió la llamada. Tampoco el mensaje enviado a las 5:55 p. m. a su teléfono celular.

Una de las preguntas en el aire es por qué el Conavi no buscó una opción alternativa a UNOPS para continuar con la obra o por qué esperaron hasta diciembre del 2020 para iniciar el procedimiento de prórroga con la Contraloría.

El 28 de marzo, en declaraciones dadas a este medio de comunicación, el ministro aseguró que el proyecto avanzaba bien y que esperaban habilitarlo antes de finalizar el 2021.

Incluso, señaló que después de Semana Santa conocerían cuál sería el futuro de la sección cinco, que conectaría la ruta 32 con Calle Blancos para cerrar todo el anillo de Circunvalación.

“El proceso camina bien, la ejecución de las cuatro secciones van de acuerdo al cronograma, todo aporta a la conclusión en cada sección dentro de los programas establecidos. Ahora lo que nos resta es terminar de formalizar todo ante la Contraloría, para que conozcamos en el momento oportuno la resolución que ellos vayan a emitir (en relación a la adenda para la sección V) que no sabemos cuál va a ser”.

Piedra en el zapato

Alejandro Rossi, representante de UNOPS en Costa Rica, declaró que intentaron evitar la paralización de la obra, pero no lo consiguieron.

“Lo que estamos haciendo, simplemente, es quedar a la espera del último pronunciamiento de la Contraloría (...) Lo cierto es que llegamos a la fecha de vencimiento del acuerdo sin ninguna extensión en firme, por eso es que no nos quedó otra opción que dejar en situación de suspenso el contrato y esperar a la resolución”, concluyó Rossi.

No es la primera vez que UNOPS se convierte en un obstáculo para los proyectos desarrollados por el MOPT y el Conavi.

Desde el año pasado, el Gobierno mantiene paralizada la ampliación de los 2,2 kilómetros de la radial en Lindora, en Santa Ana, por objeciones y dudas de la Contraloría con respecto a UNOPS.

Por ejemplo, entre 2016 y 2020 el costo del proyecto pasó de $8,5 millones a $19 millones.

También, desde 2014, UNOPS encaró cuestionamientos por falta de transparencia en la infraestructura a su cargo, por sobreprecios derivados de atrasos y por la negativa de cancelar cargas sociales a la Caja Costarricense de Seguro Social por sus trabajadores en el país.

Ahora, los inconvenientes con esa agencia de las Naciones Unidas se trasladan a Circunvalación norte, una de las iniciativas principales del Poder Ejecutivo en materia de obra pública.

Desde su llegada al país, en 2014, el Estado le encargó a UNOPS la construcción de tres pasos a desnivel en Circunvalación, la ampliación del puente sobre el río Virilla, en Lindora, la extensión del puente binacional, en Sixaola, Limón y la construcción del sistema de acueducto sanitario en Puerto Viejo, Limón, entre otros.

Todas esas obras sufrieron atrasos o se encuentran aún en ejecución.

Diego Bosque

Diego Bosque

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Graduado de Periodismo en la Universidad Latina. Escribe sobre infraestructura y transportes.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.