Manuel Herrera. 4 junio
La cuarta temporada de 'Tu cara me suena' finaliza este domingo 9 de junio. Fotografía: Teletica Formatos/Rodrigo Alfaro.
La cuarta temporada de 'Tu cara me suena' finaliza este domingo 9 de junio. Fotografía: Teletica Formatos/Rodrigo Alfaro.

El telón de la cuarta temporada de Tu cara me suena está por caer y rumbo a su epílogo, el programa de Teletica Formatos anunció este domingo al cuarteto que disputará el trofeo y el premio benéfico de ¢7 millones, el próximo 9 de junio.

Arlene Elizondo, Jorge Chicas, Andrés Fofo Madrigal y Ricardo Jiménez y Magdiel Ramírez clasificaron a la gran final del espacio que transmite canal 7; pero ¿qué significó la experiencia de Tu cara me suena para los otros cinco participantes no clasificados a la gran final?

Las cantantes Valeria Sibaja y Made, los comediantes Rigoberto Alfaro y Waleska Oporta y el locutor Jorge Madrigal, conversaron con Viva sobre el aporte que representó para sus vidas personales y profesionales el paso por el concurso de imitación, canto y humor.

Ninguno acepta como fracaso el no poder competir por el premio final del programa, puesto que la experiencia de integrar la producción durante cuatro meses les dejó ganancias muy superiores que ahora ellos deberán administrar para sí mismos.

Si bien Sibaja, Made, Alfaro, Oporta y Madrigal arribarán el domingo al escenario del Estudio Marco Picado –donde se produce el show– con sus presentaciones de La Quinta Estación, Demi Lovato, Los Ángeles Azules, Gloria Estefan y Camilo Sesto, respectivamente; sus actuaciones serán de puro trámite: ninguno podrá aspirar al triunfo.

A pesar de ello, el espíritu del quinteto es de pura satisfacción y vasto aprendizaje en diferentes áreas.

“Fue una experiencia de puro aprendizaje tanto profesional como personal. Representó una etapa de autoconocimiento en cuanto a la fuerza y la pasión que tengo por las cosas”, comentó Sibaja.

La modelo, cantante, expresentadora de televisión e influencer destacó que Tu cara me suena también le aportó fuerza para entender que las opiniones de la gente no siempre serán positivas. “Tu cara me suena fue una montaña rusa de emociones, así lo describiría”, dijo Valeria, quien está trabajando en potenciar sus redes sociales con contenido diferenciado, en una nueva canción que saldrá a la luz EN las próximas semanas y en afianzar su carrera artística en Costa Rica y posicionarla en México.

Valeria Sibaja en su presentación de Sia. Fotografía: Mayela López.
Valeria Sibaja en su presentación de Sia. Fotografía: Mayela López.

“Del programa me llevo buenos amigos. En el grupo encontré a algunas personas que comparten mis mismos sueños, valores y metas, y ellos serán esas amistades duraderas”, agregó Sibaja.

Made, por su parte, tildó la experiencia de Tu cara me suena como una bendición. “Disfruté muchísimo cada reto porque el programa me sacó de la zona de confort. Yo soy cantante no imitadora y aunque esa parte de imitar me costó mucho también lo disfruté bastante”, refirió Made.

A ella el programa le aportó seguridad en sí misma y le mostró todas las posibilidades que tiene como artista y que no conocía.

“Ha sido una experiencia muy chiva porque me logré dar cuenta de que pueden haber diferentes tipos de Made: la sexi (lo exploró con Shakira o Demi Lovato), la que puede salirse de su feminidad para mostrar una cara más fuerte o ruda (Freddy Mercury o Bruno Mars), y la que se puede ‘aseñorar’ (Ana Belén). Aquí jugué mucho con mi personalidad y mi imagen”, apuntó la cantante.

Made contó que durante el programa le tuvo que hacer frente a una afección en sus cuerdas vocales que la comprometieron en algunas de sus presentaciones y que le restaron posibilidades de brillar en escena. No lo cuenta como excusa de por qué no clasificó a la final, sino como una situación personal que debió llevar de la mano con su estadía en el programa.

Made, imitando a la cantante Sofía Reyes. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.
Made, imitando a la cantante Sofía Reyes. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.

“Como artista logré madurar mucho, aprendí muchas cosas que de otra forma no hubiese aprendido. Voy más segura de mi talento, agradecida con la producción y con el público por tanto cariño manifestado. Estoy más que complacida con los resultados y los compañeros que están en la final merecían estar ahí”, recalcó Made.

Satisfechos

Rigoberto Alfaro es otro que sale complacido de su paso por Tu cara me suena, principalmente porque pudo experimentar a flor de piel el gran aprecio de su público.

“Este programa fue una bendición. Aprendí muchísimo porque cualquiera piensa que puede ser sencillo, pero no, requiere de mucha responsabilidad, esfuerzo, dedicación y profesionalismo, y reforzar esos valores siempre es bueno para uno que vive de esto (del espectáculo). Viviré por siempre agradecido con este formato porque me acercó muchísimo más a la gente”, dijo Alfaro, quien contó que su cuenta de Instagram se engrosó con casi 35.000 seguidores más durante el lapso de Tu cara me suena.

El humorista no ocultó que le hubiese gustado estar entre los clasificados a la final del programa, pero sabe que cantar no es lo suyo –“Eso siempre lo tuve claro”, refiere–. “Mi rol lo tengo claro, sé a qué me dedico: soy comediante y no cantante. Mi compañera Arlene dijo que solo el hecho de estar en el programa nos hacía a todos ganadores, y así es. Me hubiese encantado estar en la final, pero me siento feliz con lo logrado. Todos los que clasificaron son talentosísimos”, expresó.

Gallina como Vicente Fernández. Fotografía: Jeffrey Zamora.
Gallina como Vicente Fernández. Fotografía: Jeffrey Zamora.

El creador de personajes como Gallina, Doña Caroline o Paco el paco aseguró que continuará con sus shows y presentaciones privadas, su programa de El manicomio de la risa y potenciando las redes sociales para llegar a más personas. No descartó que en sus presentaciones sugiera algo de lo tanto que ofreció al público desde el escenario de Tu cara me suena.

En el programa, Waleska Oporta fue como una esponja. Absorbió todo lo que pudo de una experiencia que, según dijo, representó un premio al trabajo que venía haciendo como comediante de stand-up.

“Para mí fue una experiencia sumamente importante porque hay todo un gremio de comediantes que hacen stand-up y que no tienen gran visibilidad. Tu cara me suena fue una oportunidad que significó una ventana a mi trabajo. Me llevo el cariño de mucha gente y mucha escuela en términos de producción. Soy publicista y el programa me ha ayudado mucho en ese ámbito y en cómo gestionarme yo misma mis propias oportunidades”, refirió Oporta.

Waleska también llamó su paso por el programa como un viaje interno de crecimiento como persona y como mujer que le ayudó a terminar con el miedo que le significaba tomar un micrófono para cantar luego de que de niña, de broma en broma, entre sus familiares le decían que no cantaba nada. “Esa voz que la gente escuchó con interpretaciones como la de La Sirenita está debajo de mis miedos y prejuicios”, dijo.

Waleska Oporta como Tina Turner. Fotografía: Rafael Pacheco.
Waleska Oporta como Tina Turner. Fotografía: Rafael Pacheco.

Luego de Tu cara me suena, la comediante potenciará sus shows de stand-up comedy, saldrá del país con un proyecto de comedia junto a otras mujeres, y comenzará a tocar puertas para mantenerse en la televisión o llegar a la radio.

Jorge Madrigal hizo su propio balance del programa. “Es bonito porque entré a Tu cara me suena bajo el entendido de que no soy cantante y de alguna forma llevaba las de perder. Pero me puse la expectativa de ponerme un reto yo y no era de competir con los demás sino con el personaje que iba a ser cada semana y después me di cuenta de que estaba compitiendo conmigo. Fue una evolución de esa competencia conmigo y al final me estoy dando cuenta que lo disfruté tanto más que como si fuera una competencia. No estaba preocupado por la puntuación, sino porque el domingo se viera una buena imitación”, refirió Madrigal.

El locutor también destacó que el programa afianzó aún más su relación con su hija y con su hermana, de quienes siempre recibió un apoyo incondicional, le aportó mayor seguridad, lo acercó a un público variado y lo llevó a rodearse de gente muy talentosa en diferentes áreas.

“Conocer a ese montón de locos (sus compañeros de elenco) que son personas superespeciales con virtudes y defectos fue muy lindo. Ese es un premio del programa, porque me gané unas amistades de rebote. Otro premio fue conocer a todo el equipo de producción de Teletica, su nivel de trabajo y compromiso…, es un premio porque es una enseñanza y era parte del compromiso mío por hacer un buen show”, terminó Madrigal.

Jorge Madrigal como Emmanuel. Fotografía: Rafael Pacheco.
Jorge Madrigal como Emmanuel. Fotografía: Rafael Pacheco.