Fernanda Matarrita Chaves. 15 marzo
Rigoberto Alfaro se dedica al humor desde hace 13 años. Dice que casi todas sus intervenciones son espontáneas. Foto: Diana Méndez.
Rigoberto Alfaro se dedica al humor desde hace 13 años. Dice que casi todas sus intervenciones son espontáneas. Foto: Diana Méndez.

Los chistes y gracia de Rigoberto Alfaro, quien es totalmente conocido como Gallina, son escuchados desde hace 13 años en el Manicomio de la Risa de Radio Omega. Su humor también se ha presentado en El Chinamo, en los Toros Teletica y es invitado recurrente de Qué buena tarde, también de canal 7.

Desde hace tres semanas, el humorista, de 36 años, ha llegado a un público más familiar gracias a su participación en la cuarta temporada de Tu cara me suena. Hasta ahora, las dos presentaciones realizadas por Rigoberto Alfaro han estado repletas de comedia y ha provocado carcajadas. Él reconoce que llegó al programa de interpretaciones con la intención de “divertir a la familia”.

“Quise ser parte de este programa porque, a diferencia de otros formatos, en este no hay eliminación (ríe). En temporadas anteriores la producción me había tomado en cuenta para una preselección. Antes no podía, por cuestiones de tiempo. La oportunidad se vuelve a presentar en un momento en el que siento que he madurado la carrera. Decidí ingresar en el programa porque me siento seguro”.

En el programa, en el que se interpretan e imitan distintos artistas, no se demanda que los participantes tengan buena voz, de hecho, el espacio da oportunidad para que talentos de diferentes disciplinas pongan en escena sus distintas fortalezas. Gallina dice que en su caso, su destreza está en el humor.

“Vi que este es un formato bonito para hacer lo que estoy acostumbrado y para tener contacto con el público. Es bueno salir de tu zona de confort para hacer otro tipo de trabajo. Yo quiero relajarme y disfrutarlo. Quiero que la gente se ría, eso sí, sin caer en burla y parodia”.

Hasta ahora, Gallina ha interpretado a Johnny Man de Mekatelyu y a Yuri, papeles que le han generado aplausos, risas y hasta más seguidores en sus redes sociales. En el caso de la cantante mexicana, también hubo una dosis de chota y memes por parte de la audiencia.

“Quiero divertir a la familia. Es importante que vean que uno se quiere divertir, pero sin caer en charlatanería. Está claro que no canto, pero trato de hacer un trabajo responsable. Con mis condiciones nunca me va a salir (voz de cantante), pero si ves el video de Yuri es caricaturesco, y si se fijan, yo hago el recorrido igual que ella. Soy profesional, vivo de esto. No puedo hacer este trabajo como si estuviera en la sala de mi casa. Me ha pasado algo lindo y es que la gente ha comprendido mi papel. Tengo compañeros que son excelentes cantantes, pero mi caso no es ese. Yo trato de dar mi 100%, que en este caso es haciendo mi mejor esfuerzo en lo que es mi fuerte”.

El humorista agregó: “me siento feliz de estar en el proyecto. Lo estoy disfrutando mucho. Luego de la interpretación de Yuri fue una explosión de redes sociales. En 13 años nunca tuve tantos likes en una foto, las redes están creciendo”.

Humor innato

Gallina tiene más de 13 años dedicado al humor profesionalmente, sin embargo, ha estado involucrado en esa escena desde hace más de dos décadas.

Alfaro llegó hasta noveno año. Al salir de estudiar empezó a trabajar en lo que fuera, era el chico a quien llamaban cuando se necesitaba algo: sacar citas, cuidar una casa, cortar el césped. Tiempo después de estar haciendo labores varias, él conoció a Carlos Ramos, el popular Porcionzón, y empezó a trabajar con él como asistente.

“Desde que estaba pequeño yo era quien animaba las reuniones familiares, era el de los chistes. Me ponía pelucas. Siempre me gustó hacer algo que diera risa. Conforme crecí me llamaban a actividades, pero de gratis (risas). Luego conocí a Porcio, empecé ayudándolo con el sonido, siempre lo acompañaba. Lo quiero como un tata. Muchas de las cosas que aplico hoy las tomé de él, es una persona familiar, sin vicios. Trabajé con él durante nueve años”, cuenta.

Siempre apasionado por el humor y la radio, Gallina acompañó por mucho tiempo a Carlos Ramos en el programa de Omega, De 5 a 7. Nunca tocó micrófono pero sí interactuaba con los otros humoristas. Su facilidad innata para hacer humor hizo que un día Carlos Álvarez lo invitara a un programa y desde entonces se dedica profesionalmente a hacer reír a los demás.

Sus personajes más conocidos son Doña Caroline, Gallina, Paco el paco y la imitación de Hernán Médford.