Cristian Brenes, Fernando Gutiérrez C.. 16 septiembre

Cartaginés vivirá la que se puede considerar como la asamblea de accionistas más importante de su historia, el próximo lunes 17 de setiembre. En una reunión que se presume candente de inicio a fin, se discutirán las alternativas para intentar sacar al equipo de la quiebra técnica en la que está inmerso.

Los socios están en ascuas por conocer la realidad financiera del club, ante las diferentes deudas que golpean por todos los costados y también por escuchar las opciones de la directiva para una aparente salvación, entre las que figuran dar en administración el club o tener apertura a la llegada de inversionistas.

Por sí solo el tema intensificará el calor, pero antes de llegar a esto el fiscal, Luis Fernando Sáenz, expondrá su informe, en el que denunciará el atraso en la inscripción de la personería jurídica (venció en el 2016), así como aparentes irregularidades en el fideicomiso constituido por $1,8 millones y que tiene como respaldo el Estadio Fello Meza.

Luis Fernando Vargas explica la realidad que vive Cartaginés

Además, Sáenz destacará nuevamente que “la empresa está quebrada”, según se lee en el documento del cual este medio tiene copia.

El propio presidente de los centenarios, Luis Fernando Vargas, aceptó esta denominación, misma que considera “fuerte, pero real que el club ha vivido desde muchísimo tiempo”, en entrevista con La Nación a inicios de setiembre. Así mismo, recalcó que tienen una alternativa real y palpable que daría estabilidad y apagaría las llamas.

Lo cierto es que los dueños del conjunto blanquiazul están a la expectativa y el nerviosismo crece con el pasar de los días, al no conocer de previo lo que expondrá la directiva a partir de las 4 p. m., en Cinépolis, Paseo Metrópoli.

“Me preocupa que la discusión se centre en posibles irregularidades, si hay que las denuncie el fiscal ante el Ministerio Público, pero la urgencia es lo financiero.... Si hay una propuesta de administración es el momento de verla. Creo que se ocupan casi $2,5 millones para deudas y $500 mil para capital de trabajo… La estructura económica del club no le permite sobrevivir, igual, no se vale perder el estadio por $3 millones, cuando vale $6 millones”, manifestó Carlos Loría, exdirectivo y socio.

Loría dice apoyar al grupo actual que encabeza Vargas, aunque critica que no les adelantaran nada. Afirma que únicamente le comentaron de manera informal el tema de dar en administración a Cartaginés o el de cambiar el estatuto que impide a una persona tener más del 3% de las acciones, para que alguien pueda acumular el 51% o más.

El estadio José Rafael
El estadio José Rafael "Fello" Meza responde a un fideicomiso creado por $1,8 millones. Fotografía: Rafael Pacheco.

Por su parte, José Luis Rodríguez, exjerarca de los brumosos y accionista, critica duramente la gestión de la actual dirigencia al punto de exponer que “económicamente hablando esta administración tiene quebrado al equipo, club está para ponerle candado”.

Rodríguez considera que esta asamblea extraordinaria es para conocer el informe de Sáenz y únicamente se puede tocar esto, por lo que ve improcedente analizar en esta ocasión las propuestas de administración o inversión. Además, racalca que los temas de fiscalía son graves y no se pueden dejar pasar.

“Lo que me extraña es que en enero se tuvo una asamblea y el presidente anunció que se había resuelto lo económicos en forma permanente, con un fideicomiso de $1,8 millones. Es decir, que lo que planteó no respondió a la realidad... Lo que más me preocupa es que uno o dos directivos quieren tomar en administración el club, pero no tienen autoridad moral, ni respaldo financiero para hacerlo”, señaló.

La reunión de este lunes puede dictar un antes y un después para Cartaginés. Las soluciones urgen y los problemas abundan.