Yeryis Salas. 28 agosto
Los manifestantes se hicieron presentes desde las 7 a.m. Foto: Alonso Tenorio.
Los manifestantes se hicieron presentes desde las 7 a.m. Foto: Alonso Tenorio.

Los choferes de Uber y otras plataformas tecnológicas de transporte cumplieron más de ocho horas este martes en una concentración al frente de Casa Presidencial, en Zapote, sin recibir respuesta de ningún funcionario.

Así lo aseguró Walter Oses, de la Comisión 14 de agosto, uno de los gremios de conductores de esta modalidad.

“Estamos desde las 7 a.m. aquí y ni una secretaria ha salido a recibirnos”, indicó Oses.

El grupo solicitó al Gobierno impulsar una ley que permita legalizar su servicio, declarado ilegal desde el 2015 por la administración de Luis Guillermo Solís.

El gobierno de Carlos Alvarado reiteró recientemente la ilegalidad de Uber y la continuación de los operativos de la Policía de Tránsito contra choferes de la plataforma. Sin embargo, el ministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Rodolfo Méndez, subrayó la necesidad de buscar una solución “moderna e innovadora”.

En el documento enviado a Presidencia, la Comisión 14 de agosto reclama el cese de las intervenciones de Tránsito hasta que se presente un proyecto de ley que regule el servicio de transporte tecnológico.

“No puede ser posible que por un lado digan que hay que buscar soluciones, y por el otro sigan con los operativos”, alegó Oses.

Los choferes también piden la apertura de un diálogo “con la participación de todos los sectores involucrados” para lograr la coexistencia de las plataformas tecnológicas con los taxis rojos.

Este medio solicitó una reacción al MOPT sobre las solicitudes de la Comisión, pero al cierre de edición no hubo respuesta.

Andrés Echandi, gerente general de Uber para América Central, aclaró que la empresa no estuvo involucrada en la manifestación de este martes.

“Creemos que todas las personas tienen derecho a manifestarse de manera pacífica, sin embargo la empresa Uber no organiza ni fomenta la realización de manifestaciones ni bloqueos de vías”, señaló Echandi en un comunicado de prensa.

“Tanto la ‘Comisión 14 de agosto’ como la Cámara Nacional de Conductores Tecnológicos (Canacontec) no son voceros oficiales ni autorizados por parte de Uber”, añadió.

Uber ha gozado de un acelerado crecimiento desde que llegó al país en el 2015. Pasó de 7.000 choferes a finales de ese año, a 22.000 en la actualidad. Además, cuenta con 738.000 usuarios, la mayor cantidad per cápita en América Latina según datos de la compañía.