Daniela Cerdas E.. 3 julio
El Hospital San Juan de Dios activó el protocolo al enterarse del caso.
El Hospital San Juan de Dios activó el protocolo al enterarse del caso.

El Ministerio de Salud informó de que está en trámite el proceso para imponer una multa a una pareja que ocultó al personal del Hospital del San Juan de Dios que el esposo tenía covid-19. La Fiscalía también abrió una investigación de oficio por el caso.

La pareja llegó el miércoles porque ella sería sometida a una césarea, pero no informaron sobre la condición sanitaria del hombre cuando se les hizo la consulta.

Producto de esta mentira, 16 funcionarios de ese hospital tuvieron que ser aislados este jueves.

“Modificamos la Ley General de Salud para facultar multas cuando hay incumplimiento. Una persona que sale de su casa (con orden sanitaria por covid-19) se somete a una multa de cinco salarios base (¢2,2 millones)”, dijo este viernes el ministro de Salud, Daniel Salas, en conferencia de prensa.

En este caso, la madre llegó al centro médico acompañada de su esposo quien tiene orden sanitaria por covid-19. En el área de clasificación de pacientes de Emergencias negó tener posible contacto covid-19.

Posteriormente, en valoración médica de Obstetricia, nuevamente se le preguntó si tuvo algún nexo asociado a covid-19 y otra vez negó esta situación.

El centro médico se enteró de que la mujer era nexo de un paciente con covid-19 luego de que ella hiciera el comentario en el salón donde permanecía el miércoles anterior. Fue entonces cuando se activó el protocolo.

En ese mismo momento, se le hizo la prueba a ella y a su bebé.

Horas después se conoció que la madre está positiva y el bebé negativo.

Ambos están en buen estado de salud.

La Fiscalía Adjunta del I Circuito Judicial de San José informó que determinó abrir una investigación de oficio por el caso, la cual estará a cargo de la Unidad de Trámite Rápido del Ministerio Público. La investigación será por el presunto delito de desobediencia; el caso se tramita contra ignorado, es decir, no hay personas imputadas individualizadas.

El ministro Salas informó de que un total de 36 personas han roto medidas sanitarias.

“Poquitas personas que rompen medidas sanitarias pueden poner en riesgo a muchísimas personas más, por lo que hablábamos de los contactos, de nodos, áreas de influencia de esa personas; ellos pueden poner en riesgo a todo ese montón de personas. Los poquitos que transgreden órdenes sanitarias sí pueden provocarnos gran problema”, manifestó el funcionario.