Irene Vizcaíno. 3 julio
Con la marcha atrás de la reapertura en actividades comerciales y la ampliación de la restricción vehicular, medidas que aplican desde este viernes, se ve aún más lejano el uso de los parques públicos. En la imagen el parque Francia, en San José. Foto: John Durán
Con la marcha atrás de la reapertura en actividades comerciales y la ampliación de la restricción vehicular, medidas que aplican desde este viernes, se ve aún más lejano el uso de los parques públicos. En la imagen el parque Francia, en San José. Foto: John Durán

Si en Costa Rica no se acatan las medidas de distanciamiento social, higiene y respeto a burbujas sociales, para finales de setiembre se llegaría a 35.000 contagios.

Por el contrario, si hay obediencia, se alcanzarían para ese mismo momento, unos 16.000 casos.

Estas son parte de las proyecciones dadas a conocer este viernes por el ministro de Salud, Daniel Salas, fruto del trabajo del Centro de Investigación en Matemática Pura de la Escuela de Matemática de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Se realizaron con la base actualizada de nexos, al 23 de junio.

En cuanto a casos activos, si hay un buen comportamiento, se podría llegar a 4.000 para inicios de octubre. Pero serían el triple, 12.000, si se rompen las burbujas y todas las demás reglas de prevención.

“Vean la gran diferencia de tener ese respiro para el sistema de servicios de salud y la diferencia de tener 12.000 casos activos, todos transmitiendo. Esto representa no solo el colapso de los servicios de salud, donde la capacidad se disminuye, sino también que existe una pérdida de capacidad de seguimiento de contactos de emisión de las órdenes sanitarias y confinamiento de los casos.

“Costa Rica es quien escoge para dónde vamos”, sentenció el ministro.

Evidentemente, también la diferencia es abismal en cuanto a ocupación de camas y cuidados intensivos.

Si las personas no siguen las medidas, implicará más de 500 casos diarios para el 30 de setiembre, con unas 300 hospitalizaciones en salón y 180 casos en Unidad de Cuidado Intensivo (UCI).

“Ustedes ya saben cuál es nuestra capacidad, obviamente en 180, estamos bastante sobre la capacidad”, dijo.

En un escenario en que las personas cumplan con distanciamiento, higiene y burbujas sociales, las hospitalizaciones no superarían las 126 en salón y 88 en Unidad de Cuidado Intensivo.

La información se brindó en momentos en que se reportan 288 nuevos contagiados de covid-19 en las últimas 24 horas, para un acumulado de 4.311 desde marzo.

Del número de casos, el cantón de San José reportó el más alto, con 40 infectados nuevos y un total de activos (con capacidad de contagio) de 490. Le sigue Desamparados con 21 nuevos y 221 activos , y en tercer lugar Alajuelita, con 12 nuevos y 177 activos.

Alajuela, Heredia y San Carlos también registran en este momento con más de un centenar de enfermos en contagio activo para este viernes.

El número de hospitalizados, entre tanto, vuelve a incrementarse para llegar a 73, diez de ellos en UCI. Dieciocho personas han fallecido.

“Todavía hay solvencia dentro del sistema sin tener que hacer esos milagros de estiramientos que no estamos seguros. Recordemos que son los mismos profesionales”, manifestó Salas.

El jerarca insistió en que no se trata de esperar al domingo para atender las medidas, sino que las accciones se deben tomar ahora mismo para bajar la curva y evitar el “escenario fatídico”.

Para realizar las proyecciones se partió de varios supuestos, entre ellos que una persona puede tener entre entre cinco y 30 contactos diarios en el área metropolitana, mientras que fuera de esta regió,n entre cinco y 20.

Además, se realizaron con 20 simulaciones de modelo. Cada una de esas proyecciones varía en su cantidad de corridas del modelo de simulaciones.

“Cuanto más corridas es más robusto el modelo. Se usaron varios supuestos, están basados en los datos país que hemos visto, que se han ido documentando conforme hemos avanzado, con respecto a datos más generales como la tasa de transmisión o el periodo de incubación”, dijo.

Sin embargo, aclaró que “esto no es un viaje al futuro”, sino que son proyecciones que ayudan a tomar decisiones.

Defensa de apertura

Ante consultas sobre si fue o no inconveniente la apertura económica dado el incremento de casos, el ministro Salas rechazó que hubiera sido un proceso forzado.

Sostuvo que dicho proceso fue producto de decisiones analizadas y estudiadas, además de que fue paulatina en medio de la pandemia.

“Si hubiéramos hecho una apertura de todo al mismo tiempo, diría que eso estuvo mal, pero lo hicimos paulatino, lo hicimos presentando los escenarios de riesgo.

“Las aperturas tienen que ocurrir porque si no el país colapsa, si mantenemos un cierre por varios meses, no hay forma de que el país se reponga”, alegó.

Salas fue enfático en que no se debe confundir la apertura económica con una apertura social.

Insistió en que aunque la mayoría de los ciudadanos son responsables, a un grupo menor que no lo ha sido y ese grupo afecta a todos.

En este momento, sin embargo, la fase tres de ese plan de reactivación económica y de actividades quedó en suspenso en 27 cantones del país, que están bajo alerta naranja.

De esa forma, no habrá apertura de cines, teatros, tiendas y restaurantes los fines de semana. Tampoco pueden realizarse actividades religiosas.

Salud además admitió este jueves que existe transmisión comunitaria en la Gran Área Metropolitana.

En respuesta, desde este viernes y hasta el lunes 13 de julio la restricción vehicular opera de 7 p. m. a 5 a. m., de lunes a viernes, excepto en zonas fronterizas donde va de 5 p. m. a 5 a. m.

Operativos

La próxima semana se realizarán nuevos operativos para buscar casos en comunidades densamente pobladas. Es esl caso de La Carpio en La Uruca, Alajuelita y Desamparados.

Se trata de acciones como las realizadas en Pavas donde se realizaron 1.200 pruebas aleatorias en 13 barrios. El 4,5% resultó positivo.

Román Macaya, presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), explicó que aunque se hubiera querido comenzar el tamizaje este viernes en Alajuelita, hay una serie de consideraciones que obligaron a trasladarlo para el lunes.

En estas acciones de tamizaje masivo, dijo, participan más de 199 funcionarios, y hay que garantizar transporte y aseguramiento del equipo para el personal.

“Se están definiendo los criterios epidemiológicos, las muestras, cuántas, en qué poblaciones y en cuales sectores”, explicó.

Según dijo, al comenzar el lunes van a maximizar recursos.

73 hospitalizados, 10 críticos

Según precisó Macaya, de los 73 pacientes que ocupan camas de hospitales, hay 52 en el Centro Especializado de Atención de Covid-19 (Ceaco), que ya está por encima del 50% de su capacidad.

Además, hay cuatro pacientes en el Hospital San Juan de Dios, cuatro en el México, uno en el Tony Facio (Limón), otro en el Enrique Baltodano (Liberia) y el último en La Anexión (Nicoya).

Los 10 enfermos críticos que están en UCI se distribuyen cinco en el Calderón Guarida, tres en el San Juan de Dios y dos en el México.

“Estas hospitalizaciones, que van en franco crecimiento, es lo que nos mantiene ocupados ampliando capacidad hospitalaria y preparándonos para nuevas etapas.

“Estamos asegurando el abastecimiento de los equipos y las camas una vez que Ceaco sea saturado.

“Vamos a entrar en una etapa donde la intensidad logística del manejo se va a magnificar. En el momento que se sature Ceaco, que probablemente va a ocurrir la semana entrante, vamos a estar distribuyendo en una serie de hospitales”, adelantó.

Según Macaya, Ceaco fue una “excelente inversión” que está a punto de quedar saturada.

El presidente ejecutivo rechazó que la Caja esté “sobredimensionando la amenaza de saturación en UCI”. “Vean los números, hoy vamos por 10, ayer eran seis”, aseveró.

Para pacientes covid-19 se tienen reservadas, inicialmente, 24 camas. No obstante, existe la posibilidad de integrar equipos para transformas otras para enfermos críticos de covid-19.

En ese sentido, Macaya volvió a hacer referencia al impacto de los factores de riesgo, es decir otras enfermedades, en las hospitalizaciones. Según dijo, praćticamente todos los pacientes internados tienen, al menos, un factor de riesgo.

De estos: 24 hipertensión, 24 diabetes.21 obesidad, 19 tabaquismo, 9 dislipidemia, 3 cáncer y 3 asmáticos.

“El top 4 sigue siendo consistente como factores de riesgo. Hacemos ese llamado a las personas que tienen estos factores a extremar las medidas de higiene, de distanciamiento físico de cualquier otra persona, en momentos que tenemos más transmisión, tenemos que asumir que cualquier persona puede ser portadora del virus”, añadió.

Finalmente, el jerarca de la CCSS informó de que se han convocado 164 pacientes recuperados de la enfermedad para donar plasma y, de ellos, 121 calificaron.

Hasta el momento se ha aplicado el tratamiento a base de plasma convaleciente a 33 personas. Otros dos tratamientos con plasma van más atrasados, indicó.