Ángela Ávalos. 24 julio

(Video) Conozca el papiloma humano

Solo 37 padres de familia se han resistido a vacunar a sus hijas contra el virus del papiloma humano, responsable del cáncer de cérvix, por lo que fueron referidos por el Ministerio de Salud ante el Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

Estos son los únicos casos registrados desde que el país comenzó a proteger contra esa enfermedad a las primeras 35.100 niñas de diez años, el 3 de junio anterior.

De acuerdo con datos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), se han vacunado un total de 21.000 menores.

Roberto Arroba Tijerino, coordinador de la Comisión Nacional de Vacunación, del Ministerio de Salud, indicó que los 37 casos se trabajaron con el PANI, en un primer intento por convencer a los encargados de estas menores sobre la seguridad y la eficacia de la vacuna.

La vacunación contra el virus del papiloma humano, responsable del cáncer de cérvix, se inició en Costa Rica el 3 de junio. En la foto, la directora del Hospital de Niños, Olga Arguedas, acompañó a Mariana Arce, una de las primeras en ser vacunadas. Foto: John Durán
La vacunación contra el virus del papiloma humano, responsable del cáncer de cérvix, se inició en Costa Rica el 3 de junio. En la foto, la directora del Hospital de Niños, Olga Arguedas, acompañó a Mariana Arce, una de las primeras en ser vacunadas. Foto: John Durán

Con este método ya se logró el consentimiento en 27 casos. Para los restantes 10, se considera la posibilidad de solicitar la intervención de la Fuerza Pública.

La vacunación de los menores de edad es obligatoria en todo el país, según lo establece la Ley General de Salud.

La CCSS detalló que durante el primer mes de la campaña contra el virus del papiloma humano se alcanzó al 59% de la población objetivo: niñas de diez años en las escuelas públicas y privadas.

Leandra Abarca, coordinadora del Programa de Inmunizaciones de la Caja, consideró el resultado como un nivel de cobertura alto.

Todabía queda un mes más para cubrir a la población restante, pues se pretende terminar con la colocación de la primera de dos dosis en setiembre.

Abarca recordó que toda niña que cumpla diez años en fecha posterior a la visita de los equipos de salud, serán vacunadas el próximo año.

Esta enfermedad mata cada año a unas 130 mujeres en edad productiva en Costa Rica.

En la compra de esta vacuna, la Caja invirtió $1,5 millones.