Política

Planes de gobierno de candidatos: Vea comparación hecha por Estado de la Nación

El Programa Estado de la Nación (PEN) analizó los planes de gobierno de los candidatos José María Figueres, Lineth Saborío, Fabricio Alvarado, José María Villalta, Rodrigo Chaves y Eli Feinzaig, para determinar el tipo de contenido de esas ofertas políticas.

Los resultados revelaron, por ejemplo, que la mitad del programa de Fabricio Alvarado, del Partido Nueva República (PNR), corresponde a texto sin propuestas. Es decir, el 51% del documento está compuesto por párrafos de crítica, contexto o diagnóstico de problemas del país, en lugar de soluciones o estrategias para corregirlos.

No obstante, si bien el plan de Alvarado tiene el mayor porcentaje de texto sin propuestas, este candidato sí presentó más propuestas concretas que Rodrigo Chaves y Lineth Saborío, de los partidos Progreso Social Democrático (PPSD) y Unidad Social Cristiana (PUSC). Esto se debe a que Chaves y Saborío tienen las menores cantidades de planteamientos.

El centro de investigación clasificó cada uno de los párrafos en cinco categorías, según la profundidad del contenido. Textos sin propuestas: son párrafos de diagnóstico o contexto. Propuestas generales: indican qué van a hacer sin desarrollar los detalles. Propuestas con metas: tienen metas cuantificables en la propuesta. Propuestas concretas: describen cómo van a lograrlo con algún detalle.

Usted puede observar, en los siguientes dos gráficos, la comparación porcentual de cada candidato, por el tipo de propuestas, y de seguido la comparación por la cantidad de planteamientos.

El Estado de la Nación advirtió de que “esta guía no evalúa si las propuestas son buenas o malas, eso depende de las preferencias de cada persona. Pero sí permite medir el alcance de las propuestas y posible factibilidad de ejecución”. Dicho análisis tampoco determina la conveniencia o no de las iniciativas.

Bajo esos parámetros se determinó que el principal contenido de todos los planes de gobierno estudiados—con excepción del programa de Alvarado— son las propuestas generales. Es decir, aquellas iniciativas que no alcanzan a detallar cómo se implementarían y cuál sería su impacto.

Estas ideas generales representan hasta el 62,1% en el caso del plan de gobierno de Rodrigo Chaves, el cual es de apenas 24 páginas. Asimismo, alcanzan el 55,2% del programa de Lineth Saborío, de 79 páginas.

Un 53,8% del contenido de los planes de gobierno de Eliécer Feinzaig, del Liberal Progresista (PLP), y José María Figueres, de Liberación Nacional (PLN), también expone propuestas generales. En el caso de José María Villalta, del Frente Amplio, esa proporción es del 48,9% de su plan; mientras que en la oferta de Fabricio Alvarado, es de un 37,8%.

El estudio también detectó una fuerte carencia de propuestas con metas, es decir, que midan el impacto de las iniciativas que pretenden implementar en caso de llegar a la Presidencia.

Figueres fue quien más iniciativas de este tipo presentó, con 64 propuestas. Le siguen Villalta (36), Feinzaig (26), Alvarado (23), Chaves (7) y Saborío (6).

Al desagregar el análisis por cantidad de propuestas según su profundidad, el Estado de la Nación encontró que los candidatos Villalta (630), Figueres (291) y Feinzaig (279) fueron los que más propuestas concretas desarrollaron en sus ofertas electorales.

Alvarado (165), Saborío (93) y Chaves (20) son los que menos plantearon esas propuestas.

En su estudio, el centro de investigación también desagregó cada uno de los planes de gobierno según la temática abordada por los candidatos y sus equipos políticos.

Los contenidos fueron clasificados en siete categorías: Economía y empleo, pobreza y desigualdad, solvencia del Estado, gestión política, medio ambiente, convivencia social y otros.

El Estado de la Nación le dio especial importancia a los contenidos relacionados con gestión política y solvencia del Estado, debido a que son fundamentales para cumplir las propuestas.

“El primero refiere a los ajustes institucionales para cumplir con las propuestas en el escenario actual, por ejemplo alianzas, controles jurídicos y administrativos y nombramientos de funcionarios. El segundo plantea la capacidad financiera del Estado para ejecutar las reformas propuestas, por ejemplo gasto público, impuestos, exoneraciones y empleo público.

“Si esos dos temas aparecen muy abajo en las prioridades puede ser indicativo de las dificultades para cumplir con las promesas de campaña”, advirtió el PEN.

Pese a su importancia para la gestión en el Poder Ejecutivo, ninguno de los programas de gobierno dedican más de una tercera parte a esos dos contenidos.

Los candidatos José María Figueres (34%) y Eli Feinzaig (33%) dieron prioridad a contenido sobre economía y empleo. Por otra parte los candidatos que fundamentaron sus programas en pobreza y desigualdad fueron José María Villalta (38%), Fabricio Alvarado (36%), Lineth Saborío (27%) y Rodrigo Chaves (27%).

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.