Infraestructura

MECO entregará hasta marzo propuesta final para ampliar vía a Cartago

Gobierno planea dejar cartel de iniciativa privada publicado antes de concluir gestión

La propuesta final que determinará el costo de la ampliación de la carretera entre San José y Cartago se conocerá finalmente en marzo próximo, momento a partir del cual el Consejo Nacional de Concesiones (CNC) tendrá menos de dos meses para publicar el cartel del proyecto que se desarrollaría mediante una iniciativa privada, pues la intención es dejar ese paso listo antes del cambio de administración, el 8 de mayo.

El secretario técnico del CNC, José Manuel Saénz, confirmó que la empresa MECO, proponente de la iniciativa, tiene plazo hasta marzo para entregar el análisis financiero del proyecto y el borrador del cartel. Inicialmente se había informado que dichos documentos serían entregados en noviembre, sin embargo, la definición de la alternativa que se construirá en el corredor urbano que va de Hacienda Vieja a la rotonda de las Garantías Sociales tomó más tiempo de lo previsto.

Para ese trayecto, finalmente, la empresa y la Administración se decidieron por un viaducto que costará cerca de $130 millones, el cual sería el único tramo que se construirá completamente nuevo.

Saénz reconoció que la constructora disminuyó el ritmo de trabajo de la fase de estudios desde junio del año pasado cuando estalló el escándalo por supuestos hechos de corrupción en obras viales denominado Caso Cochinilla, donde MECO es una de las principales involucradas.

Dentro del modelaje financiero que la empresa debe entregar, se incluirá el eventual costo de los peajes así como el monto de inversión estatal requerido para completar la obra. Se estima que el proyecto tendría un costo de $330 millones y según los cálculos preliminares que maneja el CNC, para costear esa inversión tendrían que instalar de una a dos casetas de peaje, en las que los usuarios pagarían alrededor de ¢1.030 por sentido.

Además, el Gobierno estaría en posibilidad de realizar un aporte estatal de $100 millones para abaratar las tasas de peaje. Antes de definir el monto que deberán pagar los usuarios, el CNC deberá “correr” varios escenarios en los que consideren ese aporte del Estado y los años de concesión que se le darían a la empresa que gane el concurso, pues aunque MECO es proponente, el proyecto se sacará a licitación internacional y quedará en manos de la empresa que presente la mejor oferta.

Otro de los planes que analiza el CNC para abaratar el costo sería sacar del proyecto los dos extremos de la vía, es decir sin el trayecto entre plaza González Víquez y las Garantías Sociales y el tramo entre La Lima de Cartago y la intersección de El Quijongo.

El plan de MECO propone reducir el viaje entre San José y Cartago a 30 minutos, una vez que se complete la ampliación de los 22 km. Actualmente, en hora pico, el recorrido por la Florencio del Castillo, de dos carriles por sentido y por la que pasan unos 51.000 vehículos al día, puede tardar en carro hasta una hora y diez minutos, mientras que en autobús, más de hora y media.

Si los nuevos plazos se cumplen, el proyecto de ampliación quedaría adjudicado en el segundo semestre de este año y, de acuerdo con la propuesta, el plazo de construcción sería de dos años una vez recibida la orden de inicio, siempre que no se deban realizar expropiaciones u otros trámites externos.

El proyecto incluye mejoras en la vialidad en todo el tramo entre plaza González Víquez y el cruce de las Garantías Sociales (esta sería una de las secciones que el Gobierno eliminaría), así como la construcción del viaducto entre ese punto y Hacienda Vieja.

También contempla la ampliación a tres carriles por sentido entre Hacienda Vieja y Taras de Cartago, así como mejoras en cruces y obras en Ochomogo para contención de taludes y demolición de losas de concreto.

En La Lima, se ampliaría a tres carriles por sentido el ingreso a Cartago por la calle que pasa frente al cementerio y se levantaría un paso superior en dirección norte-sur, mientras que en el entronque entre la intersección de La Lima con la Interamericana Sur (por El Quijongo) quedaría a dos carriles por sentido.

Todas estas obras se complementarían con las intersecciones de Taras y La Lima las cuales representan una inversión de $58 millones.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.