Infraestructura

MOPT acortaría ampliación de carretera a Cartago para abaratar costo de futuros peajes

Consejo de Concesiones evalúa sacar del plan tramos finales en Plaza Víquez y La Lima; costo estimado del proyecto es de $330 millones

La ampliación de la carretera entre San José y Cartago se quedaría, al menos por ahora, sin sus dos extremos, es decir sin el trayecto entre Plaza González Víquez y las Garantías Sociales y el tramo entre La Lima de Cartago y la intersección del Quijongo.

Con la eliminación de esas dos secciones de 1,66 km y 2,93 km respectivamente, el Gobierno pretende reducir su aporte al proyecto que será dado en concesión, y así también frenar la recarga en las tarifas de peaje.

En ese recorte también entraría la sección entre la Lima y Cartago; sin embargo, la esperanza que manejan en el Consejo Nacional de Concesiones (CNC) es que esa etapa sea absorbida como parte del proyecto mediante el cual se construyen las intersecciones de tres y cuatro niveles en Taras y La Lima.

Así lo explicó el Secretario Técnico del CNC, José Manuel Saénz, quien adelantó que el costo total estimado de la ampliación que arrojan los primeros estudios es de $330 millones.

Según los cálculos preliminares que maneja esa entidad, para costear esa inversión tendrían que instalar de una a dos casetas de peaje, en las que los usuarios pagarían alrededor de ¢1.030 por sentido.

“Esto tiene que definirse al final, por ahora son resultados preliminares, tiene que ser estudiado por la junta y tendrá que ser hablado con Hacienda para ver si hay mayor aporte estatal y entonces meteríamos una de las puntas”, explicó el jerarca de Concesiones, en relación al alcance que tendrá finalmente la obra.

Extremos quedarán fuera

El costo total de las intervenciones planteadas es de $330 millones, que se pagarían con peajes.

FUENTE: MECO    || / LA NACIÓN.

Según el planteamiento hecho por MECO, de completarse la ampliación en los 22 km de recorrido, el viaje entre San José y Cartago se reduciría a 30 minutos.

Actualmente, en hora pico, el recorrido en esa vía por la que transitan a diario unos 51.000 vehículos, puede tardar hasta una hora y diez minutos en carro y más de hora y media en autobús.

Por definir

De acuerdo con el secretario de Concesiones, a la fecha la solución para el trayecto entre las Garantías Sociales y el cruce de Hacienda Vieja, sigue siendo el pendiente para completar los estudios de factibilidad y avanzar en el proceso de análisis del borrador del cartel y su posterior publicación.

“Ya más o menos está definido, hay que hacer una resolución para que integren ese corredor dentro del análisis, los primeros datos financieros dan un virtual empate entre las dos opciones”, explicó Sáenz.

Las dos opciones que se valoran para unir esos dos puntos incluyen en el primer escenario un viaducto de alrededor de 3 km y en el segundo de los casos un tramo a nivel con partes en viaducto que iría paralelo al río María Aguilar.

Una tercera alternativa que consistía en la construcción de un túnel, fue descartada debido a la complejidad y alto costo.

Al final será la junta directiva del CNC la que decida la opción más viable.

La estimación es que solo ese tramo que comprende la única sección que se haría completamente nueva, tendría un costo de alrededor de $130 millones.

Saénz afirmó que tanto el monto como las posibles soluciones podrían variar, pues si bien la obra se maneja como una iniciativa privada propuesta por una constructora, el proyecto será licitado abiertamente por lo que los eventuales oferentes podrían presentar alternativas más viables.

De acuerdo con el encargado de Concesiones, para finales de este mes, MECO deberá haber entregado los estudios y el borrador del cartel.

Posteriormente, ese consejo se tomaría al menos tres meses para analizarlo y elaborar el cartel definitivo, que sería publicado a finales de setiembre.

Propuesta en detalle

Si los nuevos plazos se cumplen, el proyecto de ampliación quedaría adjudicado en el primer semestre del próximo año.

Según la propuesta de MECO, el plazo de construcción, una vez recibida la orden de inicio (si no se deben realizar expropiaciones u otros trámites externos), tomaría dos años.

El plan presentado por esa constructora, incluye mejoras en la vialidad en todo el tramo entre plaza González Víquez y el cruce de las Garantías Sociales (esta sería una de las secciones que el Gobierno eliminaría), así como la construcción del viaducto entre ese punto y Hacienda Vieja.

También contempla la ampliación a tres carriles por sentido entre Hacienda Vieja y Taras de Cartago, así como mejoras en cruces y obras en Ochomogo para contención de taludes y demolición de losas de concreto.

En la Lima se ampliaría a tres carriles por sentido el ingreso a Cartago por la calle que pasa frente al cementerio y se levantaría un paso superior en dirección norte - sur.

Mientras que en el entronque entre la intersección de la Lima con la Interamericana sur (por el Quijongo) contempla la ampliación a dos carriles por sentido, carriles marginales, ciclovía y mejoras en la vialidad para ingreso al nuevo hospital de Cartago, con un paso superior. Esta última sección también sería eliminada del proyecto.

Todas estas obras se complementarían con las intersecciones que actualmente se encuentran en construcción en Taras y La Lima, las cuales representan una inversión de $58 millones.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.