Por: Daniela Cerdas E..   9 agosto
09/08/2018 El Ministro de Educación Édgar Mora, con la palabra durante su comparecencia en la Asamblea legislativa. Fotos de Diana Méndez
09/08/2018 El Ministro de Educación Édgar Mora, con la palabra durante su comparecencia en la Asamblea legislativa. Fotos de Diana Méndez

Solo en la partida para pagar salarios, al MEP le sobraron el año pasado ¢105.000 millones y de ese remanente es que tomará los ¢15.000 millones para financiar el incremento en el fondo destinado en el 2019 a las universidades públicas.

Esta fue la explicación que el ministro Édgar Mora dio este jueves a los diputados y días atrás a la Defensoría de los Habitantes. Ambos le cuestionaron por qué, a pesar de las necesidades de infraestructura en escuelas y colegios, van a transferir dinero de su presupuesto para financiar el Fondo Especial para la Educación Superior (FEES).

Para el 2019, el FEES acordado por el Gobierno y los rectores de las cinco universidades públicas será de ¢511.154 millones. A las universidades se les reconoció el 3% de inflación proyectada por el Banco Central para julio de 2019. En el 2018 el presupuesto del FEES fue de ¢496.279 millones.

Los ¢105.000 millones que el MEP presupuestó de más en salarios alcanzarían para construir 23 escuelas, como la que se levantará en Colima de Tibás, para 400 alumnos, o bien, servirían para construir el arco norte de la carretera de Circunvalación que cuesta cerca de ¢92.000 millones.

De acuerdo con datos de la Contraloría General de la República (CGR), el año pasado el MEP dejó sin utilizar, en total, incluyendo remuneraciones, ¢184.000 millones, monto que representa el 7 % del plan de gastos autorizados para ese periodo. En total en salarios se presupuestaron para el 2017, ¢1,4 billones (millones de millones)

El presupuesto de más en salarios es una costumbre en el MEP. En 2016 sobraron ¢94.000 millones; en 2015, ¢102.000 millones y en 2014, ¢51.000 millones.

“(El sobrante en remuneraciones) de todos modos no iba a ser destinado a pagarle a nadie. Todos los funcionarios reales del MEP ya tenían cubiertas sus remuneraciones y esto es una sobreestimación y de ahí fue donde se identificó.

"(Para el 2019) la ajustamos a la realidad y así es como viene el proyecto del presupuesto del 2019. ¿Por qué esto se hacía antes? Es algo que estamos valorando, supongo que tiene que ver con las previsiones presupuestarias o con otras razones. No conocemos esas razones porque no son las nuestras; las nuestras son ajustar el presupuesto de remuneraciones al rubro real de remuneraciones y a partir de ahí observar ese exceso en el rubro y relocalizarlo en distintos programas que no fue solo el FEES”, explicó Mora.

El ministro aseguró a los diputados que la transferencia de ese dinero a las universidades no compromete ningún programa del MEP. Indicó que él se apegó al artículo 85 de la Constitución Política que establece que se debe reconocer la inflación a las universidades públicas; también se defendió alegando que el crecimiento del FEES para el 2019 es el más bajo de los últimos ocho años.

Mora dijo que para el otro año los recursos se reinvertirán en la universalización de preescolar, donde se incorporarán 900 nuevas plazas. También en la impartición del plan de estudios completo –actualmente solo el 8% de escuelas públicas lo imparten en su totalidad– y en universalizar la enseñanza del idioma Inglés.

Cuestionamientos

Durante la comparecencia del ministro en la Asamblea Legislativa, los cuestionamientos de los diputados se centraron en las necesidades de infraestructura y en por qué no usar esos recursos que sobran para atender estas necesidades.

Por ejemplo, uno de los diputados le cuestionó al ministro que, solo en Limón, 216 centros educativos funcionan con orden sanitaria, algunas desde el 2010 y que estas no se han atendido.

Mora explicó que las órdenes sanitarias son un problema “crónico” en el MEP y que se han trabajado de forma “ineficaz”, en la Dirección de Infraestructura y Equipamiento (DIEE), la cual está en proceso de reorganización.

Actualmente, hay 662 centros educativos con órdenes sanitarias.

“Una cosa no descobija la otra. Identificamos una sobrepresupuestación en remuneraciones que no se iban a utilizar”, respondió el ministro.

El diputado de Restauración Nacional, Jonathan Prendas, le cuestionó al ministro de que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dijo que la secundaria es el eslabón más débil y que por qué trasladar esos recursos a las universidades a pesar de esto. Mora le recordó que él debe cumplir el mandato constitucional.

En en 2017 las cuatro que forman parte del FEES ( Universidad Nacional, Universidad de Costa Rica, Universidad Estatal a Distancia y el Instituto Tecnológico de Costa Rica) dejaron sin usar ¢168.746 millones, según datos de la Contraloría General de la República.

El ministro explicó a los diputados que sus preocupaciones por las necesidades en infraestructura en el país no se deben a la falta de recursos si no a la gestión a lo interno de la DIEE para ejecutarlos. A hoy las Juntas de Educación tienen sin gastar ¢157,466 millones.

“Entiendo la preocupación con la infraestructura. Algo que explica el deterioro de los centros es que no ha habido mantenimiento. La DIEE forma parte del MEP. Ha tenido un rol en la construcción de infraestructura pero el cumplimiento de metas ha sido ineficaz. Hay transferencias de recursos pero no obra ejecutada. Si se utilizan estos ¢15.000 millones para el FEES es porque hay que hacer un cumplimiento del precepto constitucional”, les explicó el ministro a los legisladores.

Los legisladores no quedaron “convencidos” con los alegatos del ministro.

“Hay contradicción de que usted ve un superávit en el MEP pero no le importan el porcentaje de subjecución del 25% que tienen las universidades, solo le preocupan la suejecución del MEP”, le dijo al ministro el diputado del Partido Liberación Nacional, Carlos Ricardo Benavides.