Daniela Cerdas E.. 22 abril
16/04/2018. Ministerio de Educación Pública, San José. Hora: 03:30 p.m. Entrevista con Walter Muñoz, titular de la Dirección de Infraestructura y Equipamiento Educativo (DIEE), realizada en la sede del Ministerio de Educación Pública (MEP) en Plaza Rofas, San José. Fotos: Mayela López
16/04/2018. Ministerio de Educación Pública, San José. Hora: 03:30 p.m. Entrevista con Walter Muñoz, titular de la Dirección de Infraestructura y Equipamiento Educativo (DIEE), realizada en la sede del Ministerio de Educación Pública (MEP) en Plaza Rofas, San José. Fotos: Mayela López

A pesar de haber tramitado más de 1.100 proyectos de infraestructura educativa durante esta administración, Wálter Muñoz, jefe de la Dirección de Infraestructura y Equipamiento Educativo (DIEE), del Ministerio de Educación Pública (MEP), reconoció que el rezago en centros educativos se mantiene.

Muñoz indicó que se ha logrado agilizar la construcción y el mantenimiento de escuelas y colegios y que la dirección que él maneja es "más eficiente" ahora que antes.

Sin embargo, informes internos del MEP, dados a conocer durante este gobierno, y de la Defensoría de los Habitantes, han criticado el deterioro de los centros educativos y señalado problemas de gestión de la DIEE.

Sobre esto La Nación habló con Muñoz y este es un extracto de la entrevista.

-¿Cómo valora usted la labor de la DIEE?

-La DIEE actualmente es mucho más eficiente y eficaz de lo que yo me encontré; hemos logrado hacer procesos de mejora continua a lo interno, logramos estandarizar un presupuesto, cuando yo llegué a la DIEE habían varios tipos de presupuesto en diferentes departamentos y logramos, a través de un equipo de trabajo, unificar eso.

"¿Qué más hemos hecho? La DIEE ha logrado aprobar más de un millón de metros de infraestructura educativa en estos cuatro años, eso es un récord que no se tenía. Así como la inversión de ¢254.000 millones que se ha logrado".

-¿Cuándo el MEP habla de inversión se refiere a fondos comprometidos o a obras terminadas?

-Son dineros comprometidos (...). Son depósitos en los cuales ya están debidamente identificados los proyectos, están formulados, tienen planos, un presupuesto detallado, revisado y aprobado.

¿Usted cree que los objetivos por los cuales fue creada la DIEE se están cumpliendo?

-Sí, yo creo que se están cumpliendo, somos el ente rector de la infraestructura educativa. Hemos encontrado una infraestructura con más de 30 años de rezago, es una tarea fuerte; sin embargo hemos logrado tramitar más de 1.100 proyectos en lo que ha sido esta administración y estamos avocados a seguir haciendo un proceso de mejora continua. Sí, las funciones que tiene la Dirección de Infraestructura han variado pero estamos haciendo que los proyectos sean más ágiles.

-Siempre se habla de la eficacia de la DIEE, pero a enero de este año, la Defensoría de los Habitantes criticó el 'serio' deterioro de escuelas, que los estudiantes siguen yendo a ranchos y a casas prestadas y los problemas de gestión del MEP ¿Por qué, a pesar de todo lo que usted dice que se se ha hecho, el problema continúa?

-Es que el rezago es tal que hemos hecho grandes avances, como digo, un millón de metros cuadrados aprobados en tres años y medio, es bastante, es notable. Sin embargo, el rezago que todavía tenemos es más.

"Estamos haciendo esfuerzos, se han hecho avances, pero el rezago todavía se mantiene y estamos en pos de mejorar esos procesos de contratación para ser más ágiles, para que de aquí a un plazo determinado de años logremos ese punto de equilibrio que vamos a tener ya con respecto a la infraestructura educativa".

-¿Por qué informes del MEP les han llamado la atención de que se le están dejando a las Juntas (de Educación) proyectos grandes, con mucho dinero de por medio y con un mecanismo como el abreviado, que tiene menos controles?

-Quisiera discrepar de ese criterio. Hay controles bien establecidos, un abreviado grande tiene acompañamiento por parte de la DIEE. Todos los proyectos que hacemos son contratación directa concursada, lo que sí establecimos fueron controles fuertes ; ejecutamos los proyectos a través de la junta, pero llevamos un profesional de la DIEE para que esté supervisando.

"Puedo dar ejemplos de proyectos que se llevaron a cabo, por ejemplo, un CTP (Colegio Técnico Profesional) en Santo Domingo de Heredia, proyecto de casi ¢4.000 millones que se llevó bajo la idea abreviada. Si usted lo ve ahora, está debidamente finalizado y todo correctamente. Incluso ahorita tenemos la ejecución de un proyecto de ¢2.000 millones que es la escuela María Vargas, de Ciruelas de Alajuela. Empezó ahora en diciembre y se espera que termine en junio. Un proyecto exitoso".

-Sin embargo, la mayoría de los casos no son exitosos. El mismo Departamento de Ejecución de Control (que forma parte de la DIEE) les ha advertido de que de la cantidad de tareas de los ingenieros les impiden fiscalizar los proyectos abreviados y esto ocasiona situaciones como la ocurrida en el CTP Fernando Volio, en Cartago.

-El CTP Fernando Volio se desarrolló en 2012 donde no había controles en los abreviados, como los hay ahorita. Ahorita sí tenemos un control. Si hubiera un CTP Fernando Volio, versión 2.0, tendría acompañamiento. En este CTP la Junta le dijo 'váyase' al profesional que había contratado, no siguieron el debido proceso. Lo que le dijeron fue 'váyase' y contrataron a otro profesional; llegó el momento donde la Junta tenía contratados a dos profesionales, entonces ese es el tipo de la falta de control que hubo en el pasado. Le puedo asegurar que es muy poco probable que en los procesos que tenemos actualmente vaya a suceder algo similar.

-Entonces, ¿Qué ocurrió con el Liceo de San Jorge de Upala, en Alajuela? Allí las instalaciones están a medio terminar, botadas desde hace tres años mientras los estudiantes están recibiendo clases en un salón comunal. Este es un caso actual.

-Este colegio fue adjudicado a una empresa, y la empresa se declaró en quiebra. Es una situación que se dio desafortunadamente en una empresa que fue debidamente adjudicada. Nosotros hemos intentado hacer contrataciones, hemos mandado a la Contraloría (de la República) dos intentos y nos ha tirado abajo el proceso. Ahora estamos en un tercer intento haciéndolo de una manera un poco distinta para ver si esta vez podemos avanzar.

"Hay procesos muy exitosos pero siempre van a existir problemas. Para eso nosotros estamos ahí, somos los asesores directos de las Juntas y tenemos que ver de qué manera lo vamos resolviendo. San Jorge es un proyecto que viene de la administración anterior, es un ordinario que se adjudicó correctamente y lo que falló fue la empresa, que empezó a tener problemas financieros".

-Cuándo ustedes adjudican, ¿no deben tener previsto que la empresa demuestre liquidez para hacerse cargo del proyecto?

-Claro, se hizo un estudio estricto de sus estados financieros auditados. En su momento, los estados financieros dieron positivo y la empresa calificó para seguir adelante en el proceso de contratación, pero a lo largo del proceso de ejecución, la empresa, por alguna razón, entra en problemas financieros a pesar de que los estados que nos presentaban eran saludables. Ahí se da el abandono del proyecto por parte de ellos.

-En el caso del CTP Fernando Volio, la auditoría del MEP dijo que hubo desidia de la DIEE. ¿Existe desidia en esta dirección?

-Le puedo decir que nosotros hemos hecho un cambio de visión, el DIEE ha cambiado totalmente. Inclusive, usted me puede preguntar: "¿qué ha hecho el DIEE?". Los números lo demuestran: lo que se ejecuta ahora es el doble de lo que se ejecutaba antes.

-¿Cómo entender que, seis años después del terremoto de Sámara, todavía hay 65 centros cuya reparación está pendiente? ¿Por qué?

-Aquí hay un antes y un después, no con eso uno quiere tratar de dejar mal a la administración anterior, porque no es así. Yo entro en enero del 2015 y la primera misión que me encarga doña Sonia Marta (ministra de Educación) y don Marco Fallas (viceministro), es 'vea qué es lo que está sucediendo con el plan Sámara'.

"Solicito un informe y desde el 2012 al 2015 solamente seis centros habían sido atendidos. El dinero sí estaba, era un problema de gestión. Logramos hacer cambios de piezas que estaban desgastadas, profesionales que estaban desgastados, metimos un nuevo equipo y generamos el Programa de Atención de Emergencias; con esto dimos un vuelco completo".

"Podemos hablar de más de 80 centros educativos ya finalizados y una cantidad importante en ejecución, nos quedan pocos proyectos que tienen algún tipo de problema con el terreno o que en alguno de los procesos de diseño el profesional falló y estamos en proceso de resolución contractual. Tenemos solo siete proyectos rezagados en esa parte, pero el resto ya está debidamente atendido y está en ejecución".

-¿Para cuándo estaría concluido?

-Yo siento que para finales de este año.

-¿Hay algún avance en el inventario nacional de infraestructura que se anunció en conferencia de prensa en 2015?

-Logramos completar la primera fase, que fue la adquisición de la herramienta tecnológica que nos va a ayudar a la ejecución del inventario. En lo que estamos ahorita es trabajando en la fase dos, para la contratación de la empresa u organismo que nos va a ayudar en el levantamiento de los datos.

-¿Va a ser UNOPS o van contratar a alguien más?

-El proyecto UNOPS fue cerrado hace 15 días por la ministra. Estamos volviendo a formular el proyecto para ver si otra instancia internacional o una nacional, sin embargo lo que deseáramos es que el organismo que lo tome tenga la experiencia suficiente. Estamos retomando otra vez el proyecto, se está formulando el borrador del presupuesto que la otra semana se manda al despacho administrativo.

-¿Cuándo empezaría ese levantamiento?

-Tenemos que esperar el cambio de administración y ver que las personas que van a quedar a cargo, continúen con el proyecto. Dejamos planteado la previsión presupuestaria y nuestra recomendación de cómo tiene que ser.

-Sin ese inventario, ¿cómo saben ustedes cuál centro educativo tiene más necesidad?

-Hemos trabajado bajo un esquema de demanda, bajo solicitud nosotros actuamos. A veces llegamos a un centro educativo y, si tenemos chance, hacemos visitas a centros aledaños para ver su estado.

-¿Se haría un concurso para elegir a la empresa que haga el inventario?

-UNOPS del todo no es que esté rechazado, estamos reformulando el proyecto, estamos buscando otras instancias. Hemos estado coqueteando con el mismo Estado de La Nación, pero es un tema en el que no hemos ido más allá.

-El presupuesto de la DIEE se redujo a la mitad este año. ¿Cómo van a hacer para disminuir el rezago con tan poco presupuesto?

-No es el presupuesto deseado, sin embargo, estamos trabajado con lo que tenemos, pero estamos enfocados a trabajar más fuertemente con los dineros que hay en caja única y sobrantes de proyectos.

-Marco Fallas, viceministro administrativo del MEP, dijo que no estaba satisfecho con la labor de la DIEE hasta ahora, ¿cómo se siente usted?

-Yo estoy satisfecho pero quiero más. Se han logrado cosas interesantes pero se puede mejorar. Satisfecho no es que ya no quiero hacer nada, estoy satisfecho pero quiero más, hemos hecho un gran esfuerzo y se han logrado cosas muy interesante en estos tres años que he estado aquí, pero quiero más, nunca voy a quedar 100% satisfecho.