Conflictos

Segundo día del conflicto Rusia-Ucrania cierra con Ucrania combatiendo avance ruso en Kiev

Presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, aseguró que Vladimir Putin lo designó como ‘el objetivo número uno’, pero no se irá de Kiev para ‘defender la independencia’ de su nación

Las tropas de Ucrania combatían el sábado de madrugada (noche en Costa Rica) el avance de Rusia en Kiev y sus alrededores, instados por el presidente Volodímir Zelenski a resistir la fuerte ofensiva enemiga para hacerse con la capital. “No podemos perder la capital”, advirtió Zelenski al caer la noche.

El ejército de Ucrania informó luego que repelió un ataque ruso en una arteria principal de la capital y que libraba “duros combates” en una ciudad a 30 km al suroeste donde Rusia intentaba descargar paracaidistas.

“Esta noche, el enemigo va a utilizar todas sus fuerzas para romper nuestras defensas de la forma más vil, dura e inhumana.”Esta noche, van a intentar un ataque”, había avisado Zelenski horas antes.

El aviso pareció cumplirse poco después. Rusia “atacó una unidad militar en la avenida de la Victoria de Kiev, el ataque ha sido rechazado”, indicó el ejército ucraniano en Facebook junto a una fotografía de una columna de humo elevándose en medio de la noche en una zona urbana.

A lo largo de la madrugada, periodistas de AFP escucharon fuertes explosiones en el centro de la capital que, según fuentes militares occidentales, es el principal objetivo de la invasión lanzada el jueves por el presidente ruso Vladimir Putin.

El ejército ucraniano informó también de “duros combates” en Vasilkov, una ciudad a 30 km al suroeste de Kiev donde los rusos “intentan descargar paracaidistas”. Previamente habían informado de la destrucción de un avión de transporte militar IL-76 en esa zona y de un helicóptero y un caza en el este del país.

Estados Unidos confirmó la noche de este viernes que está preparado para ayudar al presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, a abandonar Kiev para evitar así que el mandatario sea capturado o asesinado por parte de las fuerzas armadas de Rusia, que continúan su avance por la capital del país.

No obstante, Zelenski rechazó la oferta, a pesar de que él mismo explicó que “el enemigo” lo designó como “el objetivo número uno” y que el ejercito ruso intensificó, en la madrugada de este sábado, sus ataques en los alrededores de Kiev, donde se encuentra el mandatario. La información fue otorgada por fuentes gubernamentales estadounidenses a The Washington Post.

Zelenski publicó en la noche del viernes un vídeo junto a otros funcionarios de alto rango, como el primer ministro, Denys Shmyhal, en el que aclaró que se quedaría en la capital “defendiendo la independencia” de Ucrania ante la invasión de Rusia.

“Sé que hay mucha desinformación por ahí, incluyendo el hecho de que supuestamente dejé Kiev. Yo me quedo en la capital. Durante el día, realicé decenas de negociaciones internacionales y supervisé directamente la Defensa. Y me quedaré en la capital. Mi familia también está en Ucrania”, dijo.

Además publicó la tarde de este viernes en su cuenta oficial de Twitter que “mientras Rusia continúa atacando a Kiev, el proyecto de resolución es impulsado por un número sin precedentes de países miembros de la Organización de las Naciones Unidas. Esto prueba: el mundo está con nosotros, la verdad está con nosotros, ¡la victoria será nuestra Ucrania!”.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, llamó la madrugada del sábado a sus compatriotas a defender Kiev, la capital, de un inminente ataque de las tropas de Rusia que el jueves invadieron el país. El jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, elogió a las fuerzas ucranianas, “que están luchando con valor y siguen teniendo capacidad de causar pérdidas a las fuerzas invasoras rusas”.

“No podemos perder la capital. Me dirijo a nuestros defensores, hombres y mujeres de todos los frentes: esta noche, el enemigo va a utilizar todas sus fuerzas para romper nuestras defensas de la forma más vil, dura e inhumana. Esta noche, van a intentar un ataque”, dijo Zelenski en un video publicado en la página web de la presidencia.

Las tropas invasoras lanzadas el jueves por el presidente ruso Vladimir Putin llegaron en la mañana del viernes a un barrio del norte de Kiev, pero el avance pareció luego perder fuerza. La ofensiva rusa provocó la huida de más de 50.000 ucranianos del país, así como 100.000 desplazados internos (según la ONU) y más de 100 muertos y centenares de heridos (según Kiev).

Vladimir Putin llamó al ejército ucraniano a “tomar el poder” y calificó al gobierno de Zelenski de “banda de drogadictos y de neonazis”. Zelenski respondió colgando un video delante del palacio presidencial.

“Estamos todos aquí, nuestros militares están aquí, los ciudadanos, la sociedad, estamos todos aquí, defendiendo nuestra independencia, nuestro Estado”, proclamó, junto a algunos de sus principales colaboradores.

El Ministerio de Defensa ucraniano llamó a la población a resistir. “Pedimos a los ciudadanos que nos informen de los movimientos de tropas, que fabriquen cócteles Molotov y neutralicen al enemigo”, instó.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, afirmó que el ejército invasor de Rusia prepara una ofensiva final para tomar Kiev, la capital de Ucrania, durante la madrugada de este sábado.

“No podemos perder la capital. Me dirijo a nuestros defensores, hombres y mujeres de todos los frentes: esta noche, el enemigo va a utilizar todas sus fuerzas para romper nuestras defensas de la forma más vil, dura e inhumana. Esta noche, van a intentar un ataque”, aseguró Zelenski en un video publicado en la página web de la presidencia.

Las relaciones entre Moscú y las potencias occidentales se acercan a un “punto de no retorno”, afirmó este viernes la vocera de la diplomacia rusa, tras las sanciones adoptadas contra Rusia por la invasión de Ucrania.

“El hecho es que estamos cerca del momento en que comienza el punto de no retorno”, declaró María Zajárova a la televisión rusa. Recientemente, países como Estados Unidos, el Reino Unido y Canadá anunciaron fuertes sanciones para el presidente Vladimír Putin y su ministro de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov.

Estados Unidos sancionará, al igual que Reino Unido y la Unión Europea, al presidente ruso, Vladimir Putin, y a su ministro de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov, anunció este viernes la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, en respuesta a la invasión de Rusia en Ucrania.

Una prohibición para ingresar a territorio de Estados Unidos figurará entre esas sanciones, agregó en rueda de prensa. También indicó que un ataque contra el presidente ucraniano Volodimir Zelensky sería “un acto atroz” de parte de los rusos.

El gobierno británico también ordenó este viernes bloquear los haberes de Putin y Lavrov. El Tesoro británico publicó esta medida que incluye a los dos dirigentes en la lista de oligarcas rusos con bienes o cuentas bancarias en el Reino Unido que fueron sancionados.

A raíz de esto, la vocera de la cancillería rusa aseguró que estas sanciones impuestas contra Putin y Lavrov muestran la “impotencia” de los países occidentales. “Las sanciones contra el presidente y el ministro de Relaciones Exteriores son un ejemplo y una demostración de la total impotencia de vuestra propia política exterior”, dijo María Zajárova, en declaraciones a la televisión rusa.

Rusia denunció este viernes, en medio de la invasión de Moscú a Ucrania, los esfuerzos para incluir a Finlandia y Suecia en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y advirtió consecuencias “militares y políticas”, en caso de que ingresen a la Alianza Atlántica.

“Es evidente que el ingreso de Finlandia y Suecia en la OTAN, que es ante todo un bloque militar, tendría graves consecuencias militares y políticas, que requerirían una respuesta de nuestro país”, afirmó en una conferencia de prensa la vocera del ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova.

La diplomática mencionó de que Moscú está enterado de “los esfuerzos dirigidos de la OTAN y algunos países miembros del bloque, ante todo Estados Unidos” para incluir a los dos países europeos en la Alianza Atlántica. “Han realizado maniobras de la OTAN, estos países han ofrecido sus territorios para ejercicios militares del bloque en las cercanías de las fronteras con Rusia”, añadió.

Por otra parte, Jens Stoltenberg, jefe de la OTAN, afirmó este viernes que la Alianza estaba reforzando sus defensas en el flanco este con soldados y medios aéreos de la Fuerza de Respuesta. Este cuerpo está formado por 40.000 militares y su punta de lanza es la Fuerza Conjunta de Muy Alta Disponibilidad (VJTF), que cuenta con 8.000 miembros

Stoltenberg explicó que los aliados activaron sus planes de defensa y “se están desplegando elementos de tierra, mar y aire de la Fuerza de Respuesta de la OTAN”. Esto supone activar en estado de alerta máxima a miles de tropas suplementarias y cerca de 100 aviones en 30 posiciones diferentes, añadió.

“La invasión de Rusia a Ucrania perdió fuerza ante la resistencia ucraniana por aire y tierra”, dijo el viernes un alto funcionario de defensa de Estados Unidos. “Su impulso, particularmente en lo que respecta a Kiev, se desaceleró en las últimas 24 horas”, dijo el funcionario.

Las fuerzas rusas, que en la madrugada del jueves ingresaron a Ucrania a través de varios puntos, aún no tomaron las grandes ciudades ni lograron controlar el espacio aéreo, comentó la fuente, que pidió no ser identificada. “No han logrado avanzar lo que creemos que habían previsto”, agregó. “Un buen indicador de eso es que no se han tomado centros poblados. Ninguno”.

El jefe de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, afirmó este viernes que la Alianza estaba reforzando sus defensas en el flanco este con soldados y medios aéreos de la Fuerza de Respuesta, en respuesta a la invasión de Rusia a Ucrania.

Stoltenberg también habló de las fuerzas ucranianas sobre el terreno, “que están luchando con valor y siguen teniendo capacidad para causar pérdidas a las fuerzas invasoras rusas”. Asimismo, explicó que los aliados activaron sus planes de defensa y “se están desplegando elementos de tierra, mar y aire de la Fuerza de Respuesta de la OTAN”. Esto supone activar en estado de alerta máxima a miles de tropas suplementarias y cerca de 100 aviones en 30 posiciones diferentes, añadió.

“Rusia ha lanzado una invasión total contra Ucrania con el claro objetivo de llegar hasta Kiev y acabar con el gobierno”, dijo el jefe de la OTAN. “Pero los objetivos del Kremlin no se limitan a Ucrania”, advirtió. “Putin ha exigido la retirada de las fuerzas de la Alianza del territorio de aquellos países que se adhirieron después de 1997″, recordó.

Este cuerpo está formado por 40.000 militares y su punta de lanza es la Fuerza Conjunta de Muy Alta Disponibilidad (VJTF), que cuenta con 8.000 miembros. Se trata de una brigada multinacional y batallones apoyados por unidades aéreas, marítimas, y de fuerzas especiales. Algunas unidades pueden estar listas para movilizarse en un plazo de dos a tres días, según la OTAN.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, afirmó el viernes estar presente en Kiev “defendiendo” a su país frente al avance de las tropas de Rusia, en un video que lo muestra junto a sus colaboradores delante del palacio presidencial.

“Estamos todos aquí, nuestros militares están aquí, los ciudadanos, la sociedad, estamos todos aquí, defendiendo nuestra independencia, nuestro Estado”, proclamó Zelenski, vestido con un traje verde oliva de tipo militar y acompañado entre otros por su primer ministro, su jefe de gabinete y un asesor cercano.

Las fuerzas ucranianas y rusas protagonizaron un primer choque este viernes en un barrio de Kiev. Fuerzas rusas avanzaron hacia Kiev y la ciudad se prepara a vivir una noche de posibles combates. El presidente ruso, Vladimir Putin, llamó el viernes al Ejército ucraniano a “tomar el poder” y a derrocar al presidente Volodimir Zelenski y a su entorno, a los que calificó de “neonazis y drogadictos”.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) indicó el viernes que cerró el proceso de adhesión de Rusia a la organización así como su oficina en Rusia, en represalia por la invasión de Ucrania.

“La OCDE se mantiene firme en su solidaridad con el pueblo ucraniano”, declaró la instancia internacional en un comunicado, que condena “con la mayor firmeza, la agresión a gran escala de Rusia contra Ucrania”.

Las fuerzas militares de Ucrania opusieron resistencia y causaron pérdidas a las tropas de Rusia en su avance en el país, dijo el jefe de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg este viernes.

“Todavía se trata de una situación inestable. Pero lo que estamos viendo es que las fuerzas ucranianas están luchando con valor y siguen teniendo capacidad para causar pérdidas a las fuerzas invasoras rusas”, explicó Stoltenberg.

Al menos 50.000 ciudadanos huyeron de Ucrania desde que Rusia inició la invasión la madrugada del jueves, informó este viernes el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi.

“Más de 50.000 refugiados ucranianos huyeron de su país en menos de 48 horas, la mayoría en dirección de Polonia y Moldavia, muchos otros se dirigen hacia las fronteras”, tuiteó Grandi, que el jueves informó de al menos 100.000 desplazados internos en Ucrania a causa del conflicto.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, llamó este viernes al Ejército de Ucrania a “tomar el poder” en Kiev y derrocar al presidente Volodimir Zelenski y a su entorno, a los que calificó de “neonazis y drogadictos”. “Tomen el poder entre sus manos. Me parece que será más fácil negociar entre ustedes y yo”, lanzó Putin al Ejército ucraniano en una intervención en la televisión rusa.

El presidente ruso afirmó que no combate a unidades del Ejército sino a formaciones nacionalistas que se comportan “como terroristas” usando a civiles “como escudos humanos”, al colocar sus armamentos en zonas civiles. “Luego quieren acusar a Rusia de provocar víctimas entre la población civil” agregó.

Putin también calificó al presidente Zelenski y sus ministros de “banda de drogadictos y de neonazis, que se ha instalado en Kiev y toma como rehén a todo el pueblo ucraniano”. Moscú calificó a las autoridades ucranianas de “neonazis” o de “junta” desde el 2014 y el estallido de una guerra en el este de Ucrania entre separatistas prorrusos y las fuerzas de Kiev, pese a que Zelenski tenga orígenes judíos.

El primer ministro británico, Boris Johnson, y un bloque de 10 países aliados del norte de Europa, que incluye a los Estados bálticos, acordó este viernes que son necesarias sanciones más duras contra Rusia por invadir Ucrania, indicó el gobierno del Reino Unido.

“Los líderes acordaron que se necesitan más sanciones, incluyendo las enfocadas al círculo cercano” del presidente ruso Vladimir Putin, afirmó un vocero del primer ministro británico Boris Johnson tras el contacto entre los países del bloque.

La Unión Europea (UE) sancionará “con severidad” al presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su canciller Serguéi Lavrov, por la ofensiva en Ucrania, dijo este viernes la ministra alemana de Relaciones Exteriores, Annalena Baerbock.

“Lo más importante es que Putin y Lavrov, que son los responsables por esta situación, serán sancionados con severidad por la UE”, dijo Baerbock al llegar a una reunión de cancilleres europeos en Bruselas.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, está dispuesto a enviar una delegación a Minsk, capital de su aliado Bielorrusia, para llevar a cabo negociaciones con Ucrania, país en el que lanzó una invasión el jueves, afirmó su portavoz este viernes.

“Vladimir Putin está dispuesto a enviar a Minsk una delegación rusa de alto nivel para negociaciones con una delegación ucraniana”, declaró el portavoz Dmitri Peskov a agencias rusas. Minsk ya fue la ciudad en la que se celebraron previamente conversaciones y acuerdos de paz entre los dos países.

Bielorrusia también sirvió como punto de partida para tropas rusas que entraron en Ucrania desde el jueves con destino Kiev. Hasta ahora, el gobierno ruso se negó a participar en negociaciones con Ucrania, pese a las repetidas demandas del presidente Volodimir Zelenski antes de que comenzara la invasión rusa.

Zelenski dijo, horas antes de que comenzara la ofensiva, que intentó en vano hablar con Putin. Este viernes, el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, dijo que Rusia estaba dispuesta a negociar si Ucrania “deponía las armas”.

El papa Francisco visitó este viernes la embajada de Rusia ante la Santa Sede para manifestar “su preocupación por la guerra” en Ucrania, en un gesto inusual y a pesar de que anuló todos sus compromisos por fuertes dolores en la rodilla.

El pontífice argentino, de 85 años, se trasladó a la sede de la embajada rusa ante la Santa Sede, a pocos metros del Vaticano, para manifestarle al embajador Alexander Avdeev su “preocupación por la guerra” tras la invasión la madrugada del jueves de Ucrania por parte de tropas rusas, informó un vocero papal.

El pontífice, que el miércoles pidió “preservar al mundo de la locura de la guerra”, en numerosas ocasiones lanzó llamados a favor de la paz, contra la guerra y hasta ahora evitó condenar directamente a las partes involucradas. El jueves, pocas horas después del ataque a Ucrania por parte de las tropas rusas, el Vaticano consideró que “aún había espacio para negociar para encontrar una salida pacífica al conflicto ruso—ucraniano”.

El presidente chino, Xi Jinping, habló este viernes con su par ruso, Vladimir Putin, sobre la invasión de Rusia a Ucrania y se mostró favorable a resolver el conflicto por la vía diplomática.

China “apoya Rusia en la resolución (del conflicto) a través de negociaciones con Ucrania”, según la televisora estatal CCTV durante un resumen de la llamada telefónica de ambos líderes.

Explosiones y disparos se registraron este viernes en un vecindario del norte de la capital de Ucrania, Kiev, comprobó un periodista de la AFP. Los habitantes del vecindario de Obolonsky corrieron a protegerse cuando escucharon las detonaciones provenientes de las tropas de Rusia.

El Ejército de Rusia intensificó en las últimas horas su ofensiva contra la capital, donde, según las autoridades, cayeron varios misiles de madrugada. El Ministerio ucraniano de Defensa indicó en su página en Facebook que se trataba de una operación de sabotaje de las fuerzas rusas llevada a cabo por un comando de soldados de reconocimiento.

El ministerio pidió a los civiles de la zona que tomen las armas. “Pedimos a los ciudadanos que nos informen de los movimientos enemigos, que hagan cócteles molotov y neutralicen al ocupante”, dijo. En el segundo día de la invasión rusa, los combates se multiplican alrededor de la capital.

Este viernes, las tropas ucranianas también indicaron que combaten a las unidades de blindados rusos en dos localidades, Dymer e Ivankiv, situadas a 45 y 80 kilómetros al norte de Kiev. El avance de las “fuerzas del enemigo fue detenido en orillas del río Teterov. El puente sobre el río fue destruido”, según este mensaje.

El Estado mayor del Ejército afirmó que controlaba el aeropuerto militar en Gostomel, a la entrada de Kiev, donde las tropas rusas penetraron el jueves. La AFP no pudo verificar esta información.

Las tropas de Rusia se acercan a Kiev, la capital de Ucrania, desde el noreste y el este, informó el Ejército ucraniano, aumentando el miedo a que la capital caiga en manos de Moscú en el segundo día de la invasión militar. “El enemigo fue repelido por las fuerzas rusas en el norte, en la ciudad de Chernigov, e intenta rodear la ciudad y seguir en dirección a la capital”, dijo el Ejército en un mensaje en Facebook, agregando que en este avance, la ciudad de Konotp, al este de Kiev, ya cayó en manos rusas.

Poco antes, el Ejército informó de combates en un vecindario del norte de Kiev llamado Obolon. El ministerio ucraniano de Defensa indicó en su página en Facebook que se trataba de una operación de sabotaje de las fuerzas rusas llevada a cabo por un comando de soldados de reconocimiento.

El ministerio pidió a los civiles de la zona que tomen las armas. “Pedimos a los ciudadanos que nos informen de los movimientos enemigos, que hagan cócteles molotov y neutralicen al ocupante”, dijo. Las tropas rusas intensificaron en las últimas horas su ofensiva contra la capital, donde, según las autoridades, cayeron varios misiles durante madrugada.

Este viernes, las tropas ucranianas también indicaron que combaten a unidades de blindados rusos en dos localidades, Dymer e Ivankiv, situadas a 45 y 80 kilómetros al norte de Kiev. El Estado mayor del Ejército afirmó que controlaba el aeropuerto militar en Gostomel, a la entrada de la capital, donde las tropas rusas penetraron el jueves. La AFP no pudo verificar esta información.

Poco antes, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, acusó a las tropas rusas de estar apuntando a blancos civiles.

Medios internacionales como CNN y New York Times confirmaron la autenticidad de un video en el que se registra una gran explosión en el cielo de Kiev, capital de Ucrania. Además, en las imágenes se aprecia la caída de escombros sobre edificios.

Aún no se conoce con certeza qué objeto fue el que explotó, el viceministro de Interior de Ucrania, Yevhen Yenin, atribuyó los hechos a un “sistema antimisiles ucraniano que disparó a un misil (ruso) desde el cielo”.

Durante la madrugada del viernes en Ucrania (noche del jueves en Costa Rica), dos fuertes explosiones resonaron en el centro de Kiev, según constató una periodista de AFP.

Las fuerzas terrestres ucranianas indicaron en Facebook que Rusia disparó contra áreas civiles de la capital y que sus sistemas de defensa aérea neutralizaron “dos regalos mortíferos”. También publicaron un video de un edificio residencial medio en llamas.

El alcalde de Kiev, Vitali Klichkó, indicó que tres personas resultaron heridas, una de ellas crítica, por los escombros de los misiles caídos en un barrio residencial al sureste de la capital.

Estados Unidos defenderá “cada ápice del territorio de la OTAN”, pero no enviará tropas a Ucrania, anunció este jueves el presidente estadounidense, Joe Biden, tras el ataque de Rusia.

“Nuestras fuerzas armadas no van a Europa para combatir en Ucrania, sino para defender a nuestros aliados de la OTAN y tranquilizar a estos aliados del Este”, afirmó Joe Biden en un discurso televisado.

Biden también anunció sanciones económicas y restricciones de exportación a Rusia en respuesta a su invasión de Ucrania.

Sancionará a otros cuatro bancos rusos y suprimirá más de la mitad de las importaciones tecnológicas de Rusia, afirmó en un discurso desde la Casa Blanca. “Esto impondrá un costo alto a la economía rusa, tanto de inmediato como a largo plazo”, advirtió.

La Casa Blanca denunció la noche de este jueves a Rusia pues aseguran que tiene “informes creíbles” de una supuesta “toma de rehenes ilegal y peligrosa” en Chernóbil, Ucrania. Estados Unidos también pidió la liberación inmediata de personal civil.

Al parecer, se trata de personal civil de las instalaciones eléctricas de Chernóbil, en el norte de Ucrania, que ha sido tomado como rehén. Washington exigió su liberación inmediata.

“Estamos indignados por los informes creíbles de que los soldados rusos actualmente tienen como rehén al personal de las instalaciones de Chernóbil”, argumentó la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

“Esta toma de rehenes ilegal y peligrosa, que podría alterar los esfuerzos rutinarios del servicio civil necesarios para mantener y proteger las instalaciones de desechos nucleares, obviamente es increíblemente alarmante y muy preocupante. La condenamos y solicitamos su liberación”, añadió.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelensky, ordenó una movilización militar general y prohibió la salida del país de todos los hombres de entre 18 y 60 años de edad. Esta orden se da con el objetivo de defenderse ante la invasión lanzada por el Ejército de Rusia.

El gobernante ucraniano ordenó “reclutamiento de reclutas, reservistas para el servicio militar, su entrega a unidades e instituciones militares de las Fuerzas Armadas de Ucrania” y otros servicios de seguridad del estado. Todo aquel en edad de servicio militar debe permanecer en el país.

Durante la madruga del jueves en Ucrania, miles de personas huyeron de las ciudades y algunas ya lograron salir del país.

En una declaración firmada el jueves por la noche, Zelensky dijo que “para garantizar la defensa del estado, mantener la preparación para el combate y la movilización de las Fuerzas Armadas de Ucrania y otras formaciones militares”, se ordenó una movilización de base amplia, incluso en la capital, Kiev y todas las principales ciudades de Ucrania.

“La movilización se realizará dentro de los 90 días siguientes a la entrada en vigencia del presente Decreto”, dice el comunicado. La movilización también instruyó al “Servicio de Seguridad de Ucrania para que tome medidas de contrainteligencia durante la movilización general”.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, lamentó este jueves que su país ha quedado “solo” para defenderse ante la invasión lanzada por el Ejército de Rusia en la víspera.

“Nos han dejado solos para defender nuestro Estado”, dijo Zelenski en un video publicado en la cuenta presidencial. “¿Quién está dispuesto a combatir con nosotros? No veo a nadie. ¿Quién está listo a dar a Ucrania la garantía de una adhesión a la OTAN? Todo el mundo tiene miedo”, lamentó.

Zelenski también denunció la presencia de “grupos de sabotaje” infiltrados en Kiev, amenazada por las tropas rusas que el miércoles invadieron el país.

“Hemos recibido información de que grupos de sabotaje del enemigo han entrado en Kiev”, alertó Zelenski en un video publicado en la cuenta presidencial en el que pide a los ciudadanos estar vigilantes y respetar el toque de queda.

Al menos 137 ucranianos murieron durante el primer día de la ofensiva rusa, informó el viernes el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski.

“137 héroes, nuestros ciudadanos”, perdieron la vida, afirmó Zelenski en un video publicado en la página web del gobierno, agregando que otros 316 ucranianos resultaron heridos durante los enfrentamientos.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, se comunicó telefónicamente este jueves con su homólogo ruso, Vladimir Putin, para “exigir el fin inmediato” de la ofensiva de Rusia contra Ucrania, anunció la presidencia francesa.

“Después de hablar con el presidente de Ucrania, y en coordinación con él, (Macron) llamó a Vladimir Putin para exigir el fin inmediato de las operaciones militares”, informó la oficina del mandatario francés. En ese diálogo, Macron le recordó a Putin que Rusia estaba ahora expuesta a “sanciones masivas” por parte de la Unión Europea (UE).

En la jornada, Macron aseguró que la ofensiva militar rusa contra Ucrania constituía “un punto de inflexión en la historia de Europa” y pidió la adopción de sanciones “a la altura de la agresión”. El presidente francés participa en Bruselas de una cumbre de emergencia de los 27 líderes de la UE para discutir la situación en Ucrania.

Los 27 líderes acordaron la adopción de sanciones con “masivas y severas” consecuencias para Rusia, con medidas que afectarán los sectores financiero, de energía y de transportes.

Los líderes de los 27 países de la Unión Europea (UE) acordaron este jueves sanciones “masivas y severas” contra Rusia, en respuesta a su ofensiva militar en Ucrania, de acuerdo con una Declaración adoptada al inicio de una cumbre de emergencia en Bruselas.

“Las sanciones cubrirán los sectores financiero, de energía y de transportes de Rusia”, señaló la Declaración emitida tras la cumbre, y deberían ser adoptadas “sin demora”. Las medidas, cuyo detalle aún no fue divulgado, concernirán además el control de las exportaciones, la emisión de visados y la inclusión de funcionarios rusos en la lista de sancionados.

La UE ya había adoptado esta semana medidas restrictivas contra funcionarios y entidades rusas por el reconocimiento de la independencia de dos territorios separatistas prorrusos en el Este de Ucrania. En la declaración, la UE pide “que Rusia cese inmediatamente sus acciones militares, retire incondicionalmente todas sus fuerzas y equipos militares de todo el territorio de Ucrania y respete la integridad territorial, soberanía e independencia” de ese país.

Rusia, apuntaron los líderes europeos en la declaración, es “plenamente responsable por este acto de agresión y de toda la destrucción y las pérdidas de vidas humanas que causará. Será responsabilizada por sus acciones”. Durante la jornada el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, había advertido que con el enorme paquete de sanciones en estudio —el mayor lanzado por el bloque en su historia— Rusia corría el riesgo de un “aislamiento sin precedentes”.

La Declaración adoptada este jueves también expresa la” firme condena” de la UE a la “participación de Bielorrusia en la agresión contra Ucrania. Por ello, el documento formula un “llamado a la preparación urgente y adopción de un paquete de sanciones económicas e individuales que incluya también a Bielorrusia”

El Pentágono enviará a unos 7.000 militares adicionales a Alemania en respuesta a la invasión de Rusia en Ucrania, anunció este jueves un alto cargo estadounidense en Washington.

El objetivo de este nuevo despliegue, que tendrá lugar en los próximos días, es “tranquilizar a los aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), disuadir un ataque ruso y estar preparados para apoyar las necesidades de la región”, precisó el funcionario.

Estos soldados estadounidenses se suman a los 5.000 ya enviados por el presidente Joe Biden a Alemania y sobre el flanco este de la OTAN. Además, Washington reposicionó 1.000 soldados en los países bálticos y en Rumanía, que temen que el conflicto se extienda a sus fronteras. Contando los refuerzos anunciados este jueves, Estados Unidos tendrá más de 90.000 soldados en Europa.

Estados Unidos defenderá “cada ápice del territorio de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)”, pero no enviará tropas a Ucrania, anunció este jueves el presidente estadounidense, Joe Biden, tras el ataque de Rusia en Ucrania.

“Nuestras fuerzas armadas no van a Europa para combatir en Ucrania, sino para defender a nuestros aliados de la OTAN y tranquilizar a estos aliados del Este”, afirmó Joe Biden en un discurso televisado. El presidente estadounidense también anunció nuevas sanciones económicas y restricciones de exportación a Moscú en respuesta a su operación militar.

Sancionará a otros cuatro bancos rusos y suprimirá más de la mitad de las importaciones tecnológicas de Rusia, aseguró en un discurso desde la Casa Blanca. “Esto impondrá un costo alto a la economía rusa, tanto de inmediato como a largo plazo”, advirtió.

Biden también se comprometió a liberar petróleo de la reserva estratégica si es necesario para proteger a los consumidores del impacto del aumento de los precios. Estos están en franco ascenso por la invasión de Rusia en Ucrania y la perspectiva de que el suministro de Moscú se vea afectado.

Washington “liberará barriles adicionales de petróleo cuando las condiciones lo justifiquen”, aseguró Biden, quien señaló que “los estadounidenses ya están sufriendo”. Además, avanzó que Estados Unidos está trabajando con aliados en una “liberación colectiva de reservas estratégicas de petróleo de los principales países consumidores de energía”.

Ucrania anunció el jueves que las fuerzas de Rusia tomaron la central nuclear de Chernóbil tras una “feroz” batalla en el primer día de la ofensiva rusa contra el país vecino, que formó parte de la extinta Unión Soviética.

“Después de una feroz batalla perdimos el control del sitio de Chernóbil”, indicó Mijailo Podoliak, conszelen

o en jefe del despacho del presidente, después de que el Gobierno anunciara que había combates cerca del depósito de residuos nucleares de la central siniestrada en 1986.

Tras la pérdida del control de esta zona que está muy contaminada, se desconoce el estado de las instalaciones de la central, de la cubierta que aísla al reactor accidentado y de un depósito para el combustible nuclear, indicó el alto funcionario. “Después de este ataque absolutamente insensato de los rusos, no es posible decir que la planta nuclear esté a salvo”, agregó Podoliak.

Esta central sufrió el peor accidente nuclear de la historia el 26 de abril de 1986 cuando explotó uno de los reactores en un periodo durante el cual Ucrania formaba parte de la Unión Soviética. El desastre que contaminó tres cuartas partes de Europa, golpeó especialmente a Ucrania, Rusia y Bielorrusia. Tras el siniestro de esta planta ubicada a una centena de kilómetros de Kiev, 350.000 personas tuvieron que ser evacuadas en un perímetro de 30 kilómetros en torno a la central y todavía hay controversia sobre el balance de víctimas.

Rusia dijo el jueves que sus militares lograron sus objetivos en el primer día de la invasión de Ucrania, pese a las advertencias de duras sanciones de los países occidentales.

“Todas las operaciones asignadas a los grupos de tropas de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia para la jornada fueron completadas con éxito”, afirmó el portavoz del Ministerio de Defensa, Igor Konashénkov.

Al menos 13 civiles y nueve militares ucranianos murieron este jueves en la región de Jerson, al sur de Ucrania. Esta región se halla actualmente bajo control parcial de las tropas de Rusia, que invadieron el país, informaron las autoridades regionales.

“Trece civiles, incluyendo dos niños, murieron y nueve soldados fueron abatidos en el ataque contra la región de Jerson”, precisó el gobierno local en Facebook. “La ciudad de Guenichesk fue tomada por los rusos”, agregó.

Rusia no tenía ninguna otra alternativa para defenderse que lanzar sus tropas contra Ucrania”, afirmó este jueves el presidente ruso Vladimir Putin, después de que Moscú lanzó en la madrugada una invasión contra el país vecino.

“Lo que está ocurriendo actualmente es una medida forzada, ya que no nos dejaron ningún otro modo de proceder”, declaró Putin en una reunión con empresarios transmitida por la televisión.

Decenas de manifestantes que protestaban contra la invasión de Rusia a Ucrania fueron detenidos este jueves en Moscú y San Petersburgo, informaron periodistas de la AFP.

La policía antidisturbios rusa detuvo manifestantes en la plaza Pushkin de Moscú, en tanto que en San Petersburgo, la antigua capital imperial, al menos 20 personas fueron arrestadas.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, dijo este jueves que las tropas de su país combatían para que las fuerzas de Rusia no tomasen el control de la planta de Chernóbil, escenario del peor accidente nuclear de la historia.

“Las fuerzas de ocupación rusas están tratando de tomar Chernóbil. Nuestros soldados están sacrificando sus vidas para que la tragedia de 1986 no vuelva a ocurrir”, escribió Zelenski en Twitter, en referencia a la fecha de aquel desastre. Poco antes, las autoridades ucranianas informaron de combates cerca del depósito de residuos nucleares de la central de Chernóbil, donde las fuerzas rusas llegaron tras haber entrado por la frontera con Bielorrusia.

Según un consejero del ministerio de Interior ucraniano, Anton Guerashtshenko, las “tropas de los ocupantes entraron desde Bielorrusia en la zona de la central de Chernóbil”. “Los miembros de la Guardia nacional que protegen el depósito ofrecen una resistencia obstinada”, dijo en la red de mensajes Telegram. El cuarto reactor de la central de Chernóbil explotó en abril de 1986, contaminando una gran parte de Europa.

La secretaría general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) afirmó este jueves que el “repudiable” ataque de Rusia a Ucrania es “un crimen contra la paz internacional”.

“La agresión rusa constituye un crimen contra la paz internacional”, dijo la organización en un comunicado, en el que llama a un cese inmediato de las hostilidades que “irresponsablemente ha iniciado” Moscú.

Europa apuesta a hidrocarburos del Golfo para no depender de Rusia

Europa apunta al gas y el petróleo de los países del Golfo como alternativa a los hidrocarburos rusos tras la escalada militar de Rusia en Ucrania, pero, aunque resulte atractiva, la opción no es simple ni segura.

La Unión Europea (UE) depende en un 40% del gas ruso e importa de Rusia al menos 2,3 millones de barriles diarios de petróleo. Eso obliga a la UE a mirar hacia Arabia Saudita, donde el petróleo sobra, y Qatar, que tiene importantes reservas de gas.

Cercanos a Estados Unidos y la UE, Arabia Saudita y Catar “enfrentan una importante demanda de sus exportaciones” de hidrocarburos, aseguró Karen Young, directora del programa sobre economía y energía del Middle East Institute, basado en Washington.

El precio del barril de petróleo superó este jueves los $100 por primera vez en más de siete años y las bolsas mundiales cayeron tras el lanzamiento de una ofensiva militar de Rusia contra Ucrania.

Las bolsas europeas caían con fuerza desde los primeros intercambios. Hacia mediodía el parqué de Fráncfort perdía más de un 5%, seguido de Milán y París (casi -4%), y Madrid y Londres, con pérdida en torno al 3%. La bolsa de Moscú caía incluso más del 25% y la moneda rusa, el rublo, alcanzó su mínimo histórico frente al dólar, antes de la intervención del banco central de Rusia.

La tendencia negativa también se instaló en Asia. Hong Kong perdió 3,21%, Tokio cerró con una caída del 1,81% y Shanghái, en retroceso de 1,70%. Por su parte el precio del barril de Brent del Mar del Norte para entrega en abril —la referencia en Europa—, subía un 8,78% hacia las 10:40 a.m. (hora local), hasta los $105,34.

En Nueva York, el West Texas Intermediate (WTI) para entrega en abril aumentó un 8,66%, hasta $100,10. El presidente ruso, Vladimir Putin, anunció en la madrugada del jueves el inicio de una “operación militar” en Ucrania.

El Ejército de Rusia afirmó este jueves que destruyó 74 instalaciones militares en Ucrania, incluyendo 11 aeródromos, en el marco del ataque ordenado por Moscú en la madrugada del jueves.

“Tras los ataques aéreos de las fuerzas armadas rusas, 74 instalaciones militares terrestres quedaron fuera de servicio. Esto incluye a 11 aeródromos de la fuerza aérea”, anunció en televisión el vocero del ministerio ruso de Defensa, general Igor Konashénkov.

El militar añadió que las fuerzas rusas destruyeron “tres puestos de comando, una base naval ucraniana y 18 estaciones de radar para sistemas de defensa antimisiles S-300 y Buk-M1″. Además, indicó que derribaron un helicóptero y cuatro drones Bayraktar TB-2 de fabricación turca.

Konashénkov aseguró que un caza ruso Su-25 se estrelló debido a un “error” del piloto, pero que éste logró eyectarse y está “a salvo en su unidad militar”. El vocero manifestó que el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, dio la orden al Ejército de “tratar con respeto” a los militares ucranianos.

Según él, los separatistas ucranianos prorrusos, protegidos por los bombardeos de Moscú, lograron “avanzar 7 kilómetros” en su ofensiva. Estas afirmaciones no pudieron ser verificadas por una fuente independiente.

El ministro de Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, hizo un llamado a sus “socios” para que rompan relaciones diplomáticas con Rusia para “demostrar apoyo a Ucrania” y así “rechazar categóricamente el acto de agresión más flagrante en Europa desde la Segunda Guerra Mundial”.

Kuleba también criticó en su publicación realizada en Twitter el accionar de Vladimir Putin, que “está sumiendo a Europa en su momento más oscuro desde 1939″. “Cualquier gobierno que espere quedarse fuera de esto es ingenuo. No repitan los errores del pasado. Hay que golpear a Rusia con sanciones severas ahora”, agregó. El diplomático ucraniano aprovechó para pedir ayuda militar y financiera para enfrentar la crisis.

Horas antes, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, anunció en un discurso a la nación la ruptura de las relaciones diplomáticas con Rusia en el primer día de la invasión de su país por las fuerzas armadas de Moscú. “Hemos roto los lazos diplomáticos con Rusia”, aseguró, pese a que las relaciones se habían mantenido incluso después de que Rusia se anexionara Crimea en el 2014.

Las autoridades de Rusia amenazaron este jueves con reprimir cualquier manifestación “no autorizada” contra la guerra en Ucrania, donde lanzó una amplia operación militar durante la madrugada del jueves.

El Ministerio de Interior, la Fiscalía y el Comité de Investigación ruso avisaron a su población ante cualquier acción de protesta. El Comité señaló que las personas que participen en concentraciones sobre “la tensa situación en materia de política extranjera” o en enfrentamientos, se exponen a ser perseguidos judicialmente.

Un avión militar de Ucrania se estrelló este jueves cerca de Kiev con 14 personas a bordo, anunció el servicio estatal de situaciones de emergencia, en medio de la ‘operación militar’ de Rusia en su país vecino.

El avión cayó cerca del pueblo de Trypillia, a unos 50 kilómetros al sur de la capital ucraniana, según la misma fuente.

Tropas de Rusia penetraron en la región del norte de Kiev desde Bielorrusia para efectuar un ataque con misiles Grad contra objetivos militares, dijeron los guardias fronterizos de Ucrania este jueves.

Los guardias fronterizos afirmaron que la incursión terrestre había tenido lugar en el puesto de control de Vilcha, unos 150 kilómetros al norte de la capital. Un periodista de AFP en el norte de la capital ucraniana vio helicópteros no identificados volando a poca altura en las afueras de Kiev.

Otras informaciones, que no pudieron ser confirmadas hasta el momento, hablan de un vuelo procedente de Bielorrusia. El ministro de Defensa de este país, aliado de Rusia, anunció el cierre del espacio aéreo vecino a la frontera con Ucrania para “garantizar la seguridad” de su utilización.

Los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) acordaron activar sus planes de defensa, luego de la ofensiva de Rusia en Ucrania, anunció este jueves el secretario general de la alianza militar, Jens Stoltenberg.

Durante una conferencia de prensa en Bruselas, el funcionario también confirmó que la alianza militar transatlántica mantendrá el viernes una cumbre de líderes por videoconferencia a raíz de la invasión rusa. Stoltenberg también descartó que la OTAN tenga tropas en Ucrania y negó planes para desplegarlas.

En tanto, en un comunicado de prensa emitido esta mañana por la OTAN, la alianza transatlántica condenó de manera conjunta y “en los términos más enérgicos posibles” el ataque de Rusia contra Ucrania, que es “totalmente injustificado y no provocado”.

Además, consideraron de que la ofensiva militar rusa “es una grave violación del derecho internacional, incluida la Carta de la ONU” y afirmaron de que “es totalmente contradictorio” con los compromisos de Moscú en el Acta Final de Helsinki, la Carta de París, el Memorándum de Budapest y el Acta Fundacional OTAN-Rusia.

Los ataques de Rusia “constituyen un acto de agresión contra un país independiente y pacífico”, aseveraron en el comunicado. Por esta razón, instaron el “cese inmediato” de las acciones militares de Moscú en el país vecino.

El Kremlin afirmó este jueves que la operación militar lanzada contra Ucrania durará el tiempo que sea necesario, en función de sus “resultados” y de su “pertinencia”, estimando que la población de Rusia va a apoyar una ofensiva de este tipo.

El vocero de la presidencia rusa, Dmitri Peskov, indicó a los periodistas que el objetivo de Moscú es imponer un “estatus neutro” en Ucrania, una desmilitarización y la eliminación de los “nazis” que hay en el país. En relación al apoyo de la población, Peskov aseguró que una “sólida mayoría” de rusos apoya el reconocimiento de la independencia de las regiones separatistas del este de Ucrania.

“Por eso esperamos que también apoyen esto”, dijo. El vocero también minimizó el impacto que la invasión ha tenido en los mercados rusos y manifestó que era “previsible”.

Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, comparó este jueves la invasión rusa contra su país con las acciones de la “Alemania nazi” durante la Segunda Guerra Mundial.

“Rusia atacó a Ucrania de una forma cobarde y suicida, como lo hacía la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial”, declaró el presidente ucraniano durante una comparecencia trasmitida por Facebook. También instó a los ciudadanos rusos a “salir” a las calles para “protestar contra la guerra”.

Más de 40 soldados ucranianos y una decena de civiles murieron en las primeras horas de la invasión lanzada por Rusia contra el país vecino, informó el jueves un consejero del presidente de Ucrania.

“Sé que más de 40 militares murieron y varias decenas resultaron heridos. También hay una decena de civiles muertos”, dijo Oleksiy Arestovich a la prensa.

Por su parte, Dmytro Kuleba, ministro de Exteriores de Ucrania, denunció esta madrugada de que la ofensiva militar rusa no solo fue una invasión en el este del país, sino “un ataque a gran escala desde múltiples direcciones”.

Además, afirmó de que “la defensa ucraniana no se ha derrumbado” y que “el Ejército ucraniano tomó la lucha y continúa defendiéndose.”

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, anunció este jueves en un discurso a la nación la ruptura de las relaciones diplomáticas con Rusia en el primer día de la invasión de su país por las fuerzas armadas de Moscú.

“Hemos roto los lazos diplomáticos con Rusia”, aseguró, pese a que las relaciones se habían mantenido incluso después de que Rusia se anexionara Crimea en el 2014. Zelenski también mencionó mediante Twitter de que Moscú “atacó traidoramente” durante la mañana del jueves a su país.

“A día de hoy, nuestros países se encuentran en lados diferentes de la historia mundial. Rusia se ha embarcado en el camino del mal, pero Ucrania se defiende y no renunciará a su libertad sin importar lo que piense Moscú”, escribió esta madrugada el presidente Zelenski.

Rusia corre el riesgo de un “aislamiento sin precedentes” por su acción militar en Ucrania, advirtió este jueves el jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, quien adelantó que el bloque prepara el mayor paquete de sanciones de su historia.

La UE, dijo Borrell, debe adoptar “el más robusto y más severo paquete de sanciones que jamás hayamos implementado”, y con ello “el liderazo de Rusia se enfrentará a un aislamiento sin precedentes”. Los líderes de los 27 países de la UE celebrarán este jueves una cumbre de emergencia para aprobar las sanciones.

Los embajadores de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) mantendrán el jueves una reunión de urgencia para discutir el ataque de Rusia contra Ucrania, indicó un responsable de la alianza militar a la AFP. “Podemos confirmar que el Consejo del Atlántico Norte celebrará una reunión de emergencia esta mañana (jueves)”, dijo este responsable.

Después de esa reunión de emergencia, a nivel de embajadores, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ofrecerá una rueda de prensa. En la madrugada del jueves Stoltenberg condenó la operación militar rusa en Ucrania, a la que definió como un “ataque irresponsable y no provocado, que pone en riesgo incontables vidas civiles”.

“Una vez más, a pesar de nuestras repetidas advertencias e incansables esfuerzos para comprometernos en la diplomacia, Rusia ha escogido el camino de la agresión contra un país independiente y soberano”, agregó.

Stoltenberg consideró que el ataque representa “una grave violación del derecho internacional y una seria amenaza a la seguridad euro-atlántica” y llamó a Rusia a cesar sus acciones militares de inmediato y respetar la soberanía e integridad territorial de Ucrania”. Aseguró que “la OTAN hará todo lo que sea necesario para proteger y defender a todos sus aliados”.

En medio de explosiones en diferentes ciudades de Ucrania y la declaratoria de ley marcial en todo el territorio, Rusia afirmó haber destruido las bases aéreas y la defensa antiaérea de Ucrania.

El Ejército ruso afirmó el jueves que destruyó los sistemas de defensa antiaérea y dejó “fuera de servicio” las bases aéreas de Ucrania, donde Moscú lanzó horas antes una operación militar.

“La infraestructura militar de las bases aéreas de las fuerzas armadas ucranianas quedó fuera de servicio”, dijo el ministerio ruso de Defensa, citado por las agencias de prensa locales. “Las instalaciones de la defensa antiaérea de las fuerzas armadas ucranianas fueron destruidas”, agregó.

Por su parte, el Ejército de Ucrania afirmó que derribó cinco aviones y un helicóptero rusos en el este del país, poco después de que Moscú lanzara una ofensiva militar.

“Cinco aviones y un helicóptero del agresor fueron derribados”, dijo el Estado mayor del Ejército ucraniano en un comunicado.

El propio Zelenski llamó al mundo a crear una “coalición anti-Putin” y obligar a Rusia a la paz.

Las sirenas de aviso de bombardeos se activaron el jueves por la mañana en la ciudad de Lviv, en el oeste de Ucrania, blanco de una ofensiva militar de Rusia, constataron periodistas de la AFP.

Los residentes de Lviv (también conocida como Leópolis) recibieron mensajes en los cuales el gobierno regional les insta a “mantener la calma”m en espera de instrucciones.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, dijo el jueves que Rusia estaba acatando la “infraestructura militar” de su país y los puestos fronterizos. al tiempo que urgió a la población a no entrar en pánico.

En un mensaje de video por Facebook, Zelenski anunció la imposición de la ley marcial en todo el país y dijo que conversó por teléfono con el presidente estadounidense, Joe Biden. El ministerio ucraniano de Asuntos Exteriores afirmó en un comunicado que la operación militar rusa busca “destruir el Estado ucraniano, apoderarse de su territorio por la fuerza y establecer una ocupación”.

El ministerio urge a la comunidad internacional a “actuar inmediatamente”. “Solo las acciones unidas y fuertes pueden detener la agresión de Ucrania por Vladimir Putin”, aseguró.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, declaró ley marcial en todo el territorio como medida ante la invasión por parte de Rusia. El mandatario pidió a los ciudadanos ucranianos no entrar en pánico.

Zelenski aseguró que Rusia realizó ataques “en nuestra estructura militar”, y dijo que el Kremlin apuntaba a las instalaciones militares ucranianas con “armas de precisión”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, aseguró que sus fuerzas armadas “harán todo lo que esté a su alcance para defender” el país.

Pasadas las 6 de la mañana en Kiev, CNN registró que las alarmas de ataque aéreo se activaron.

Potentes explosiones fueron escuchadas este miércoles por periodistas de la AFP en el centro de Kiev poco después del anuncio del presidente de Rusia, Vladimir Putin, de una operación militar contra Ucrania.

En la ciudad portuaria de Mariupol, la principal urbe controlada por Kiev cerca de la línea del frente en el este del país, también se oyeron potentes explosiones, constataron periodistas de la AFP. En la ciudad del este, Kramatorsk, y el puerto del Mar Negro, Odessa, también se reportaron detonaciones.

Las consecuencias de estos acontecimientos ya se empezaron a manifestar: Ucrania cerró su espacio aéreo a la aviación civil, el precio del petróleo superó los $100 por primera vez en más de siete años y videos publicados en redes sociales muestran a habitantes de Kiev saliendo de la ciudad por las autopistas.

Medios internacionales como ABC y CNN reportaron la noche de este miércoles la detonación de aparentes explosiones en Kiev, la capital de Ucrania, tan sólo unos minutos después de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunciara una operación militar en Ucrania.

En periodista de CNN, Matthew Chance, registró una explosión mientras transmitía en vivo desde la capital ucraniana. Inmediatamente, el reportero se vistió con un chaleco de prensa y un casco protector.

La zona horaria de Ucrania se sitúa ocho horas por delante de la costarricense, por lo tanto, en Kiev apenas empieza a salir el sol de la madrugada.

Ante el movimiento del Kremlin, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró que “Putin ha optado por una guerra premeditada que provocará una pérdida catastrófica de vidas y sufrimiento humano”.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin anunció este miércoles una operación militar en Ucrania para defender a los separatistas en el este del país.

“He tomado la decisión de una operación militar”, declaró Putin en un inesperado mensaje por televisión durante la madrugada de jueves en Rusia. En el mensaje llamó a los militares ucranianos a “deponer las armas”.

No obstante, su contraparte, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, habló por televisión con un mensaje tajante: “Si nos atacan, verán nuestras caras, no nuestras espaldas”. El mandatario, además de dirigirse al pueblo ucraniano, envió un emotivo mensaje a los rusos en su propio idioma.

Zelenski habló en ucraniano y advirtió que Rusia podría comenzar “una gran guerra en Europa” en cualquier momento. Dijo que buscó sin éxito hablar con el presidente ruso, Vladimir Putin, y que Moscú tiene casi 200.000 soldados y miles de vehículos de combate en la frontera entre ambos países.

“Hice una llamada telefónica al presidente de la Federación Rusa. Resultado: silencio. El silencio debería estar en el Donbás”, expuso Zelensky.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo que el Gobierno cree que Rusia puede estar involucrada en una invasión total en Ucrania antes de que termine la noche. El Pentágono aseguró que el 80% de los 190.000 efectivos rusos y separatistas de Donetsk y Lugansk, se encuentran ahora preparados para el combate. “Un ataque militar de escala completa es casi con certeza inminente”, sentenciaron.

“Sí, desafortunadamente Rusia ha posicionado sus fuerzas en el punto final de preparación al otro lado de las fronteras de Ucrania, al norte, al este, al sur, todo parece estar en su lugar para que Rusia realice una gran agresión contra Ucrania”, dijo Antony Blinken al programa estadounidense NBC News.

John F. Kirby, el principal vocero del Pentágono, aseguró a los medios que “están listos para proceder”, “podrían atacar en cualquier momento”, y añadió que “con una fuerza militar considerable”.

Al ser insistido sobre sus declaraciones a la cadena estadounidense, Blinken dijo que “no puede poner una fecha u hora exacta” a ese movimiento, pero insistió en que “todo está en su lugar para que Rusia proceda”.

“Rusia ha situado sus fuerzas en el punto final de preparación a lo largo de las fronteras de Ucrania”, señaló Bliken, que pese a todo aseguró que “todavía hay una oportunidad para evitar una gran agresión”.

Estados Unidos y Albania están preparando un proyecto de resolución para condenar los actos de Rusia hacia Ucrania y quieren someterlo al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), informaron fuentes diplomáticas.

El proyecto está destinado a fracasar ante el derecho de veto del que dispone Rusia, miembro permanente del Consejo de Seguridad. Pero sería entonces presentado en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en donde las resoluciones no son vinculantes y no hay derecho de veto.

La estrategia ya fue empleada en 2014 tras la anexión de Crimea por parte de Rusia. Entre los 15 miembros del Consejo de Seguridad, Moscú vetó la resolución y China se abstuvo. En la Asamblea General, el proyecto recogió 100 votos de los 193 miembros que hay, mientras que 11 votaron en contra, 58 se abstuvieron y el resto no participó en el escrutinio.

Un voto sobre el proyecto estadounidense-albanés podría ser organizado “en los próximos días”, indicó a la AFP una de las fuentes diplomáticas. Hay que aprovechar el “momentum” favorable en la ONU, en donde África condenó firmemente el lunes en el Consejo de Seguridad los actos de Rusia, agregó la fuente.

El miércoles, durante una muy larga reunión de la Asamblea General, una gran mayoría de países denunciaron el comportamiento de Rusia hacia Ucrania. Las misiones diplomáticas estadounidense y albanesa en la ONU no respondieron de inmediato a una solicitud de comentario.

El gobierno de Rusia afirmó este miércoles que los líderes de las regiones separatistas del este de Ucrania le pidieron “ayuda” al presidente Vladimir Putin para “contrarrestar la agresión” del Ejército ucraniano.

El vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró que las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk “piden ayuda al presidente de Rusia para contrarrestar la agresión de las fuerzas armadas de Ucrania”. La declaración fue difundida por las agencias informativas estatales rusas.

Peskov manifestó que Putin había recibido una carta de los jefes de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, que reconoció como independientes esta semana. “Las acciones del régimen de Kiev atestiguan la falta de voluntad de poner fin a la guerra en Donbás”, apuntó Peskov citando la carta.

También añadió que los dirigentes de las repúblicas separatistas habían solicitado la ayuda de Putin “sobre la base” de los tratados de amistad que firmaron con Moscú esta semana. Estos acuerdos abren la puerta a la presencia del Ejército ruso en su territorio.

El Parlamento de Ucrania aprobó este miércoles por amplia mayoría la declaración del estado de emergencia nacional, ante la amenaza de una invasión de Rusia.

La medida, propuesta por el presidente Volodimir Zelenski, fue votada horas después de que Rusia iniciara la evacuación de su personal diplomático en Kiev y de que Estados Unidos alertara sobre el riesgo de una ofensiva general de Rusia contra la exrepública soviética.

“La situación es difícil, pero permanece bajo nuestro control”, aseguró antes del voto el secretario ucraniano de Seguridad y Defensa, Oleksiy Danilov. El estado de emergencia permitirá a las autoridades regionales reforzar las medidas de seguridad, imponiendo por ejemplo controles de identidad más estrictos.

Estará en vigor en el conjunto del territorio, con excepción de los territorios separatistas de Donetsk y Lugansk, en el este, reconocidos el lunes como repúblicas independientes por el presidente ruso, Vladimir Putin. Las potencias occidentales estiman que Rusia, que ha concentrado 150.000 efectivos en su frontera con Ucrania, podría lanzar una ofensiva militar contra todo el país.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, aseguró este miércoles que está dispuesto a buscar “soluciones diplomáticas” para la actual crisis con Ucrania y Occidente, aunque insistió en que los intereses y la seguridad de su país no son negociables.

“Nuestro país está siempre abierto a un diálogo directo y honesto para encontrar soluciones diplomáticas a los problemas más complejos. No obstante, los intereses y la seguridad de nuestros ciudadanos son para nosotros no negociables”, declaró Putin en un discurso televisado por el Día del Defensor de la Patria.

Un soldado de Ucrania murió este miércoles en un bombardeo cerca de la línea de frente con los territorios separatistas prorrusos del este, informaron las Fuerzas Armadas, en momentos de crecientes temores de una invasión de Rusia en el país.

El comunicado castrense no precisa el lugar del ataque, limitándose a señalar que el soldado “sufrió heridas fatales” y que otro militar resultó herido.

El Secretario General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, afirmó este miércoles durante la apertura de la Asamblea General de la organización que el mundo se enfrenta a “un momento de peligro” por la crisis en Ucrania, que acusa a Rusia de querer invadir el país.

Para Guterres, además, “la decisión de Rusia de reconocer la llamada “independencia” de las regiones de Donetsk y Lugansk —y las acciones posteriores— son violaciones de la integridad territorial y la soberanía de Ucrania y son incompatibles con los principios de la Carta de la ONU”.

Rusia prometió este miércoles una respuesta “fuerte” y “dolorosa” a las sanciones estadounidenses anunciadas después de que el presidente Vladimir Putin reconociera la independencia de dos regiones separatistas de Ucrania.

“Que no haya ninguna duda: habrá una respuesta fuerte a estas sanciones, no necesariamente simétrica, pero bien calculada y dolorosa para Estados Unidos”, aseguró el ministerio ruso de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Estados Unidos anunció el martes una “primera tanda” de sanciones para bloquear el acceso de Rusia a los mercados financieros occidentales, advirtiendo que hay medidas adicionales “sobre la mesa” en caso de que haya una escalada en Ucrania. Un alto cargo estadounidense indicó que el conjunto del sistema financiero ruso podría ser objeto de sanciones.

“Rusia ha demostrado que con todo el costo que implican las sanciones, es capaz de minimizar el perjuicio que causan”, expresó la diplomacia rusa afirmando que la presión de estas medidas punitivas “no puede influenciar la voluntad de Rusia de defender firmemente sus intereses”.

Rusia denunció un “chantaje y una intimidación” por parte de Estados Unidos, pero manifestó que sigue “abierta a una diplomacia basada en los principios del respeto mutuo, la igualdad y la consideración de los intereses mutuos”, agregó el ministerio. También anunciaron sanciones la Unión Europea, Japón, Australia, Canadá, Alemania y el Reino Unido.

La más contundente fue la decisión de Berlín de congelar la certificación del gasoducto Nord Stream II, que ya está terminado, y que iba a aumentar el flujo de energía de Rusia hacia Alemania.

Japón impondrá sanciones contra Rusia y personas ligadas a las regiones del este de Ucrania controladas por separatistas prorrusos, anunció el miércoles el primer ministro, un día después de que Moscú ordenó el envío de tropas al territorio disputado.

Las medidas siguen decisiones de Estados Unidos, Gran Bretaña y la Unión Europea de penalizar a entidades rusas luego de que el presidente Vladimir Putin decidió enviar soldados a las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk.

Las sanciones de Tokio incluyen la prohibición de emitir visas para personas vinculadas con las “llamadas dos repúblicas”, así como congelar sus bienes e impedir el comercio con las regiones. También prohibió emitir y comercializar bonos del gobierno ruso en Japón.

“Seguimos monitoreando con gran preocupación”, dijo a periodistas el primer ministro japonés, Fumio Kishida. “Para responder a la cooperación con la comunidad internacional, Japón decidió imponer sanciones”, agregó.

Japón “condena fuertemente” las acciones rusas “que infringen la soberanía e integridad territorial de Ucrania en violación del derecho internacional”, señaló Kishida, quien advirtió de más sanciones “si la situación empeora”.

La “invasión de Ucrania” por parte de Rusia provocó que el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, cancelara este martes la reunión que tenía prevista para el jueves con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov.

“Ahora que vemos que la invasión está comenzando y Rusia ha dejado en claro su completo rechazo de la diplomacia, no tiene sentido seguir adelante con esta reunión en este momento”, dijo Blinken durante una conferencia de prensa conjunta con el ministro ucraniano de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba.

“No permitiremos a Rusia reivindicar una supuesta diplomacia cuando al mismo tiempo acelera su marcha en la vía del conflicto y de la guerra”, agregó, tras el reconocimiento por parte de Moscú de dos territorios secesionistas en el este de Ucrania, a los que mandó tropas.

Blinken aseguró sin embargo estar dispuesto a seguir con los esfuerzos diplomáticos “si Rusia está dispuesta a tomar medidas verificables para demostrar a la comunidad internacional (...) que es seria cuando habla de desescalada y de encontrar una solución diplomática”.

“Si Moscú cambia de actitud, sigo listo para dialogar”, agregó. Pero Rusia “debe demostrar que es seria. Las últimas 24 horas han demostrado todo lo contrario”.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, anunció este martes sanciones económicas a Rusia por considerar que las acciones de Moscú contra Ucrania son “otra invasión de un país soberano y es completamente inaceptable”.

“Prohibiremos a los canadienses involucrarse en compras de deuda soberana rusa. Y aplicaremos sanciones adicionales a bancos del estado ruso y evitaremos tratos con ellos”, aseguró Trudeau al anunciar una serie de medidas.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, informó este martes que canceló una reunión prevista para el jueves con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, debido a la “invasión de Ucrania” por parte de Rusia.

“Ahora que vemos que la invasión está comenzando y Rusia ha dejado en claro su completo rechazo de la diplomacia, no tiene sentido seguir adelante con esta reunión en este momento”, manifestó.

Joe Biden anunció este martes una “primera tanda” de sanciones que cortarán a Rusia de la financiación de Occidente y golpearán a las “élites rusas”, así como a las instituciones financieras, en medio de las crecientes tensiones en Ucrania.

“Estamos implementando sanciones sobre la deuda soberana de Rusia. Esto significa que cortamos al gobierno ruso de la financiación occidental”, declaró el presidente estadounidense en la Casa Blanca.

El presidente estadounidense, Joe Biden, denunció este martes “el comienzo de una invasión rusa de Ucrania” y anunció que Washington seguirá suministrando armas “defensivas” a Kiev. Horas antes, el presidente de Rusia Vladimir Putin afirmó que los acuerdos de paz respaldados por los países occidentales en el este de Ucrania ya no existen

“He autorizado nuevos despliegues de fuerzas estadounidenses y equipamiento, ya posicionados en Europa, para reforzar a nuestros aliados bálticos, Estonia, Letonia y Lituania”, añadió el presidente estadounidense en un discurso desde la Casa Blanca.

Rusia anunció este martes la próxima evacuación de su personal diplomático en Ucrania para “proteger sus vidas”, después de que los legisladores autorizaran al presidente Vladimir Putin a enviar tropas de apoyo a las regiones separatistas prorrusas de Ucrania.

“Para proteger la vida y la seguridad (de los diplomáticos), los dirigentes rusos decidieron evacuar al personal de las misiones extranjeras rusas en Ucrania, lo que se llevará a cabo en un futuro próximo”, aseguró el Ministerio ruso de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Esta decisión coincide con los temores de Kiev y los países occidentales de que Rusia esté preparando una ofensiva militar contra Ucrania. El Senado ruso alimentó el martes esos temores autorizando el despliegue de tropas en esas regiones, tal y como había solicitado Putin.

El presidente de Rusia Vladimir Putin afirmó este martes que los acuerdos de paz respaldados por los países occidentales en el este de Ucrania ya no existen, luego de reconocer la independencia de las regiones separatistas prorrusas en esa zona.

“Los acuerdos de Minsk ya no existen, nosotros reconocemos a las DNR y LNR”, aseguró Putin, usando las abreviaciones con las que se denominan las regiones separatistas en Donetsk y Lugansk. Su declaración fue hecha luego de que el Senado ruso le autorizara a enviar tropas fuera de Rusia.

El Senado de Rusia autorizó este martes al presidente Vladimir Putin a desplegar tropas en el extranjero para apoyar a los territorios separatistas prorrusos de Donetsk y Lugansk en Ucrania.

Tras un rápido debate, el Consejo de la Federación aprobó por unanimidad de 153 votos la solicitud presentada poco antes por el mandatario ruso Vladimir Putin.

Ucrania ha pedido a sus aliados occidentales que le suministren más armas para hacer frente a la amenaza de una invasión de Rusia, declaró este martes el ministro de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba.

“Esta mañana le envié al ministro británico de Relaciones Exteriores una carta solicitando armas defensivas adicionales para Ucrania”, aseguró Kuleba en rueda de prensa en la embajada ucraniana en Washington, y añadió que también se las pedirá a Estados Unidos.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) anunció una reunión “extraordinaria” de los embajadores de sus 30 países miembros con el enviado de Ucrania, después de que Rusia reconoció la independencia de dos regiones separatistas del este del país.

Según un comunicado de la Alianza, el jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, hará una declaración tras esta “reunión extraordinaria de la comisión OTAN-Ucrania”.

La embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, calificó el lunes de “sinsentido” que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijera que las tropas que envió al este de Ucrania son fuerzas de paz.

“Sabemos lo que realmente son”, dijo en una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la agravada crisis ucraniana.

Sus comentarios siguieron a los de la subsecretaria general de Asuntos Políticos y Consolidación de la Paz de la ONU, Rosemary DiCarlo, quien expresó su “pesar” por el despliegue de tropas rusas en dos regiones separatistas de Ucrania.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó este lunes a su Ejército entrar en los territorios separatistas en el este de Ucrania tras haber reconocido su independencia, desafiando las amenazas de sanciones de Occidente en una jugada que puede desatar una guerra con Kiev.

Dos decretos del presidente ruso piden al ministerio de Defensa que “las fuerzas armadas de Rusia (asuman) las funciones de mantenimiento de la paz en el territorio” de las “repúblicas populares” de Donetsk y Lugansk. Ningún calendario de despliegue ni su magnitud fueron anunciados en los documentos, cada uno de una página y que fueron publicados en el sitio de la base de datos ruso de textos de derecho.

Rusia desplegó desde hace dos semanas decenas de miles de soldados en las fronteras de Ucrania que, según los países occidentales, están listos para invadir al vecino. “Considero necesario tomar esta decisión, que había madurado desde hace mucho tiempo: reconocer inmediatamente la independencia de la República Popular de Donetsk y de la República Popular de Lugansk”, dijo Putin en un discurso televisado.

Además, reclamó a Ucrania el cese inmediato de las “operaciones militares, de lo contrario, toda la responsabilidad de un mayor derramamiento de sangre recaerá sobre la conciencia del régimen en territorio ucraniano”. El presidente firmó luego acuerdos de “amistad y ayuda mutua” con los territorios.

Esta decisión pone fin al inestable proceso de paz bajo la mediación de Francia y Alemania, que preveía la vuelta de los territorios al control de Kiev a cambio de una amplia autonomía para resolver el conflicto iniciado en 2014 tras la anexión rusa de Crimea y que ha causado más de 14.000 muertos.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, respondió el lunes por Twitter a estas declaraciones anunciando la convocatoria inminente del Consejo de Seguridad y Defensa Nacional y dijo que había hablado de la cuestión con el presidente estadounidense Joe Biden. Ucrania reclamó además una reunión “inmediata” del Consejo de Seguridad de la ONU ante la amenaza de una invasión rusa.

La decisión del presidente de Rusia, Vladimir Putin, de reconocer dos regiones separatistas de Ucrania como independientes contradice el “compromiso de Rusia con la diplomacia” y amerita una respuesta “rápida y firme”, manifestó este lunes el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken.

“Esta decisión representa un completo rechazo de los compromisos de Rusia en virtud de los acuerdos de Minsk, contradice directamente el supuesto compromiso de Rusia con la diplomacia y es un ataque claro de la soberanía e integridad territorial de Ucrania”, indicó Blinken en un comunicado. “La decisión de Rusia es otro ejemplo del irrespeto flagrante del presidente Putin por el derecho y las normas internacionales”, apuntó.

Vladimir Putin ordenó este lunes al ejército ruso “mantener la paz” en los territorios separatistas prorrusos de Ucrania cuya independencia reconoció.

Dos decretos del presidente ruso piden al ministerio de Defensa que “las fuerzas armadas de Rusia (asuman) las funciones de mantenimiento de la paz en el territorio” de las “repúblicas populares” de Donetsk y Lugansk.

El Primer ministro británico Boris Johnson denunció este lunes el reconocimiento de la independencia de las regiones separatistas en Ucrania por Rusia como “una violación flagrante de la soberanía” del país y el “repudio” de los acuerdos de paz de Minsk.

“Es claramente contrario al derecho internacional. Es una violación flagrante de la soberanía y de la integridad de Ucrania, es el repudio de los acuerdos de Minsk”, declaró Boris Johnson en una conferencia de prensa, y consideró que es un “mal presagio” para la situación en Ucrania.

El Kremlin anunció este lunes que el presidente ruso Vladimir Putin reconocerá la independencia de los territorios separatistas prorrusos del este de Ucrania. “En breve se firmará un decreto a tal efecto”, manifestó la presidencia rusa.

El reconocimiento se refiere a la independencia de las autoproclamadas “repúblicas” de Donetsk y Lugansk, dos territorios prorrusos del Donbás ucraniano, una cuenca minera e industrial fronteriza con Rusia. En ocho años, la guerra entre Kiev y los separatistas, apoyados por Moscú, ha dejado más de 14.000 muertos.

Un reconocimiento ruso de los separatistas pondría fin al proceso de paz resultante de los acuerdos de Minsk del 2015, firmados por Rusia y Ucrania bajo mediación franco-alemana, que pretendía precisamente la devolución de esas zonas a la soberanía ucraniana.

De inmediato, la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE) criticaron la decisión del mandatario ruso. Por un lado, ONU exhortó a “todos los interesados a abstenerse de cualquier decisión o acción unilateral que pueda socavar la integridad territorial de Ucrania”, según señaló su vocero al ser consultado sobre el posible reconocimiento por parte de Moscú de la independencia de las regiones separatistas prorrusas en Ucrania.

“Subrayamos nuestro llamado a un cese inmediato de las hostilidades, a la máxima moderación de todas las partes para evitar cualquier acción y declaración que agrave aún más las tensiones”, expresó también Stéphane Dujarric, quien agregó que todas las disputas deben “ser tratadas con diplomacia”.

Por su parte, la UE está dispuesta a aplicar sanciones si Rusia reconoce la independencia de las regiones separatistas del este de Ucrania y pidió al presidente Vladimir Putin que desista de esa iniciativa, anunció el jefe de la diplomacia europea. Si Putin reconoce la independencia “pondré el paquete de sanciones sobre la mesa de los ministros europeos”, advirtió Josep Borrell al término de una reunión de ministros de Exteriores de la UE en Bruselas.

Dos soldados murieron y otros cuatro resultaron heridos este lunes en un bombardeo separatista en la región de Donetsk, en el este de Ucrania, informó la policía estatal, en medio de las tensiones de una invasión de Rusia a su país vecino.

Los dos soldados murieron en la aldea de Zaitseve, donde también hubo tres heridos. El otro lesionado fue en la ciudad de Vodiane, aseguró la policía en un comunicado. Poco antes, las autoridades habían anunciado la muerte de un civil en un bombardeo separatista en la misma región.

Ucrania pidió este lunes una reunión “inmediata” del Consejo de Seguridad de la ONU ante la amenaza de una invasión de Rusia, a petición del presidente ucraniano Volodimir Zelenski.

“Solicito oficialmente consultas inmediatas a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU en nombre del artículo 6 del Memorándum de Budapest”, escribió en Twitter el ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba.

Los países occidentales teme una invasión de Ucrania, en cuyas fronteras se concentran 150.000 soldados rusos, al tiempo que los procesos de mediación diplomática parecen haber llegado a un punto muerto. El Memorándum de Budapest es un acuerdo firmado por Rusia en 1994 que garantiza la integridad y la seguridad de tres antiguas repúblicas soviéticas, incluida Ucrania, a cambio de renunciar a las armas nucleares heredadas de la antigua Unión Soviética.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, afirmó este lunes que el país se enfrenta a una amenaza “seria” y “muy grande” en Ucrania, en medio de tensiones con los países occidentales que acusan a Moscú de prepararse para invadir a su vecino.

“El uso de Ucrania como instrumento de confrontación con nuestro país supone una amenaza grave y muy grande para nosotros”, manifestó Putin en un consejo de seguridad extraordinario, afirmando que la prioridad de Moscú “no es la confrontación, sino la seguridad”.

El ministro ruso de Relaciones Exteriores Serguéi Lavrov anunció este lunes que se reunirá el jueves 24 de febrero en Ginebra con su homólogo estadounidense Antony Blinken, en un contexto de temores de Occidente de una posible invasión de Rusia a Ucrania.

Lavrov afirmó que Blinken lo llamó “unas días” después de que Rusia respondiese a las propuestas de seguridad de Estados Unidos, diciendo que estaba “dispuesto a reunirse y discutirlas”. Moscú niega tener planes de invadir Ucrania, pero reclama garantías de que esa exrepública soviética no se unirá nunca a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y el fin de la expansión de esa alianza a sus fronteras. Sus demandas han sido rechazadas hasta ahora por Occidente.

Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y Estados Unidos, Joe Biden, aceptaron “en principio” participar en una cumbre propuesta por el gobernante francés, Emmanuel Macron, para discutir la crisis ucraniana, anunció la presidencia francesa la madrugada del lunes (domingo por la noche en Costa Rica).

La cumbre será seguida de una cita con “todas las partes involucradas” en esta crisis en la que se abordará “la seguridad y la estabilidad estratégica en Europa”, agregó el Elíseo, que aclaró que el diálogo “no se podrá tener si Rusia invade Ucrania”.

Estados Unidos tiene información de que los comandos rusos han recibido la orden de invadir Ucrania, publicaron el domingo varios medios de comunicación estadounidenses, citando fuentes de inteligencia anónimas.

Esta información es la que habría empujado al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a decir el viernes que estaba “convencido” de que su homólogo ruso, Vladimir Putin, había decidido atacar Ucrania, informó el Washington Post, atribuyendo esta información a fuentes anónimas.

La AFP contactó con la Casa Blanca, el Pentágono y el Departamento de Estado, quienes no confirmaron ni desmintieron esta información, transmitida también por otros medios estadounidenses. Un funcionario del Pentágono dijo el viernes que más del 40% de las fuerzas rusas en las fronteras de Ucrania estaban en posición de ataque, señalando que la desestabilización del país dirigida por Rusia había “comenzado”.

Desde el miércoles se han observado movimientos de tropas rusas hacia la frontera ucraniana, sostuvo el funcionario. Washington lleva semanas advirtiendo que Rusia provocará un incidente en la frontera ucraniana para justificar una invasión a Ucrania. El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, volvió a asegurar el domingo que “todo” indicaba que Rusia estaba “a punto” de invadir Ucrania.

Rusia niega cualquier plan de invasión, pero exige garantías de seguridad, como la retirada de la OTAN de Europa del Este, petición rechazada por Occidente.

Rusia y Ucrania pidieron el domingo que se intensifiquen los esfuerzos diplomáticos para evitar una guerra, pero intercambiaron acusaciones sobre la responsabilidad de la escalada de hostilidades en la línea del frente que separa el territorio ucraniano de las zonas controladas por los rebeldes prorrusos.

Después de que el presidente francés, Emmanuel Macron, sostuvo una larga conversación telefónica con Vladimir Putin y luego con el ucraniano, Volodimir Zelenski, tanto Moscú como Kiev abogaron por un mayor diálogo. La presidencia francesa calificó las conversaciones de este domingo como uno de “los últimos esfuerzos posibles y necesarios para evitar un conflicto mayor en Ucrania”.

Estos intercambios se producen en medio de un aumento de las hostilidades en el este de Ucrania, donde los separatistas prorrusos que se alzaron contra Kiev sostienen un conflicto que ha dejado más de 14.000 muertos desde 2014.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, está dispuesto a reunirse con su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, si con ello se evita una guerra en Ucrania, dijo el domingo su secretario de Estado, Antony Blinken. En una ronda rápida de programas de entrevistas en los medios, el jefe de la diplomacia estadounidense dijo a CNN que “todo lo que estamos viendo sugiere que esto es muy serio, que estamos al borde de una invasión”.

“Pero hasta que los tanques realmente estén rodando y los aviones volando, aprovecharemos cada oportunidad y cada minuto que tengamos para ver si la diplomacia aún puede disuadir al presidente Putin de llevar esto adelante”, indicó a esa cadena.

Asimismo, Blinken recordó ante la cadena CBS que Biden ya dejó “muy claro que está dispuesto a reunirse con el presidente Putin en cualquier momento, en cualquier formato, si eso puede ayudar a evitar una guerra”.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y el presidente ruso, Vladimir Putin, acordaron este domingo hacer todo lo posible para lograr un alto al fuego en el este de Ucrania, informó el Elíseo. Los dos dirigentes coincidieron también, durante una conversación telefónica, en “la necesidad de dar prioridad a una solución diplomática a la crisis actual y de hacer todo lo posible para conseguirla”, añadió la presidencia francesa.

El Elíseo indicó por otra parte que el ministro francés de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, “se reunirá con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en los próximos días”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, culpó el domingo a las “provocaciones” del gobierno de Ucrania de la escalada en los combates con los separatistas en el este de ese país y dijo querer “intensificar” los esfuerzos diplomáticos para resolver el conflicto. Según el Kremlin, Putin también pidió, durante una llamada telefónica con su homólogo francés Emmanuel Macron, que la OTAN y Estados Unidos “se tomen en serio” las exigencias de seguridad de Rusia.

“Se expresó la seria preocupación por el fuerte deterioro de la situación en la línea de contacto en Donbás”, dijo el Kremlin en un comunicado, añadiendo que Putin “señaló que las provocaciones de las fuerzas de seguridad ucranianas estaban detrás de la escalada.” El presidente ruso también dijo que las entregas occidentales de armas y municiones modernas a las fuerzas ucranianas estaban “empujando a Kiev hacia una solución militar” en su conflicto con los separatistas prorrusos, que empezó en 2014.

“Kiev solo imita un proceso de negociación y se niega obstinadamente a aplicar los acuerdos de Minsk” firmados en 2015 y destinados a resolver el conflicto, aseguró Putin.

“Dada la urgencia de la situación, los presidentes acordaron que era conveniente intensificar la búsqueda de soluciones por la vía diplomática”, dijo el Kremlin, con el objetivo de “facilitar el restablecimiento del alto el fuego y asegurar el progreso en la resolución del conflicto.”

Vladimir Putin también “reafirmó la necesidad de que Estados Unidos y la OTAN se tomen en serio las demandas rusas de garantías de seguridad y respondan a ellas de forma concreta y sustancial”.

Rusia, acusada de concentrar 150.000 soldados en las fronteras de Ucrania para preparar una invasión, exige la promesa de que Kiev nunca se unirá a la OTAN y el fin de la presencia militar de la Alianza en sus fronteras. Estas exigencias han sido rechazadas por los países occidentales.

Roger Bolaños Vargas

Roger Bolaños Vargas

Róger Bolaños Vargas es bachiller en Periodismo en la Universidad de Costa Rica, donde también estudia Economía.

Luis Enrique Brenes

Luis Enrique Brenes

Bachiller en Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la Universidad de Costa Rica.

Fátima  Jiménez Quirós

Fátima Jiménez Quirós

Estudiante de periodismo y comunicación en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe noticias de última hora nacionales e internacionales. Anteriormente trabajó en la sección de verificación de datos: No Coma Cuento.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.