Conflictos

Nuevas sanciones de Estados Unidos a Rusia esquivan al sector de energía

Sanciones estadounidenses contra Rusia esquivan deliberadamente el sector energético para evitar infligir dolor en los aliados occidentales, pero dejan espacio para incrementar la escalada

Washington. Las sanciones estadounidenses anunciadas el jueves contra Rusia esquivan deliberadamente el sector energético para evitar infligir dolor en los aliados occidentales, pero dejan espacio para incrementar la escalada, según altos funcionarios.

Washington dijo que las penalidades serán severas y tendrán un impacto duradero en la economía de Rusia, aunque intentaron "mitigar" costos en los consumidores europeos y estadounidenses, que ya enfrentan crecientes precios del petróleo.

Lo más destacado de las medidas:

El Tesoro adicionó cinco bancos rusos a la lista de sancionados que ya incluye a los dos más grandes bancos del país, ambos con participación mayoritaria del gobierno, sin embargo cada uno enfrenta penalidades de diferente severidad.

Sberbank, que alberga cerca de un tercio de todos los activos bancarios en Rusia, estará impedido de operar en el sistema financiero de Estados Unidos, a través de lo que se conoce como CAPTA (Correspondent Account or Payable-Through Account Sanctions).

Pero el VTB y otros tres bancos fueron afectados con "sanciones de bloqueo completas" lo que significa un congelamiento total de los activos en Estados Unidos.

Cuando se le pidió explicar la diferencia entre los dos tipos de sanciones, un alto oficial de la administración estadounidense dijo a periodistas que la decisión se debió en parte al hecho de que el VTB "tenía activos en Estados Unidos que queríamos congelar" negándoselos al Kremlin.

En el top de las sanciones anunciadas previamente, el funcionario dijo que "las 10 primeras instituciones financieras rusas que representan cerca del 80% del sector bancario ruso y de sus activos están bajo restricciones de Estados Unidos".

Sin embargo, las transacciones que involucran la energía, la agricultura, y los productos médicos están exentas de prohibiciones financieras.

Adicionalmente, los mayores bancos y empresas estatales, incluyendo las unidades de petróleo y gas natural de Gazprom, fueron excluidas del mercado crediticio de Occidente, sumando a esto el bloqueo de deuda del gobierno central, anunciado esta semana.

Los aliados occidentales prohibieron las exportaciones de productos y componentes de alta tecnología en busca de estrangular las capacidades militares rusas.

La prohibición se dirige en especial a los sectores de defensa y aeroespaciales e incluye los semiconductores, ordenadores, telecomunicaciones, equipos de seguridad informática, láseres y sensores.

Washington dijo que el bloqueo "cortará a Rusia el acceso vital a insumos tecnológicos, atrofia sectores clave de su base industrial y socava sus ambiciones estratégicas".

Estados Unidos, la Unión Europea, Japón, Australia, Reino Unido, Canadá, y Nueva Zelanda cooperaron en el bloqueo en espera de que se sumen otros países.

Washington añadió a la lista a oligarcas rusos en el gobierno y las finanzas, de quienes se asegura "Putin depende por su fortuna y poder".

Los oficiales, incluyendo ejecutivos en Sberbank y VTB, tendrán cualquiera de sus activos en Estados Unidos congelados. Las penalidades se extienden a los miembros de sus familias para prevenir la transferencia de recursos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.