Conflictos

Volodímir Zelenski, el comediante ucraniano elegido presidente que enfrenta una guerra

Zelenski, abogado de profesión, pasó de interpretar al presidente de Ucrania en la serie ‘Servidor del Pueblo’, a ser elegido gobernante de su país con un partido del mismo nombre

El nombre de Volodímir Zelenski, actual presidente de Ucrania, es uno de los que más se repiten en los medios internacionales, con motivo del estallido del conflicto de Ucrania y Rusia. El abogado de 44 años de edad ha levantado la voz suplicando ayuda para su pueblo: “¿Quién está dispuesto a combatir con nosotros? No veo a nadie”, dijo en una conferencia de prensa este jueves.

Es el actor principal de un enfrentamiento que ya suma un centenar de muertes y cientos de heridos. No tiene la misma notoriedad mundial de sus homólogos, Joe Biden y Vladimir Puntin, pero su papel es de gran importancia en un conflicto que tiene al mundo en vilo.

Zelenski se vio obligado a tomar decisiones difíciles para defender a su país, por ejemplo, declaró la ley marcial, prohibió la salida del país a hombres en edades de servicio militar (18 a 60 años) e incluso pidió a los ucranianos que provocasen “el mayor daño posible a los invasores rusos”. Pero, ¿Quién es realmente Volodímir Zelenski? ¿De dónde viene este “político no tradicional”? Acá se lo contamos.

De acuerdo con la cadena CNN, el presidente ucraniano nació el 25 de enero de 1978 en Krivói Rog, una ciudad de relativa importancia en Ucrania, con una población aproximada de 740 mil habitantes. Zelenski fue criado bajo la religión judía y durante su infancia habló ruso más que ucraniano.

Sus padres, ambos ingenieros, lo llevaron a temprana edad a vivir en Mongolia, país ubicado al este de Asia que colinda con Rusia. Desde 1997, con apenas 19 años, estuvo ligado al mundo del cine y el teatro, fue actor, guionista y productor en la productora “Kvartal 95″, donde estuvo hasta el 2003.

Al mismo tiempo que se desarrollaba como intérprete, Zelenski estudiaba Derecho, carrera de la que se graduó en el año 2000 en la Universidad Económica Nacional de Kiev. No era considerado un político de carrera, pues antes de ser elegido presidente de Ucrania, el 21 de abril de 2019, no estaba ligado a ningún partido ni agrupación, aunque sí había actuado como presidente de su país en la serie “Servidor del Pueblo”, lanzada en 2015.

En la serie de tono cómico y satírico, Zelenski protagoniza a un maestro que se convierte en presidente de Ucrania por accidente, después de que sus estudiantes publicaran en redes sociales discursos en los que criticaba la política ucraniana. Dicha serie fue producida por Kvartal 95, la misma compañía en la que trabajó años antes.

Fue tal el impacto de “Servidor del Pueblo” en Ucrania, que los miembros de la productora decidieron crear un partido político con el mismo nombre. La frustración del pueblo ucraniano con el entonces presidente, Petró Poroshenko, le valió a Zelenski y el Partido Servidor del Pueblo para ganarse la simpatía de los votantes.

Incluso antes de que anunciara su decisión de postularse para presidente, el comediante ya gozaba de la aprobación de una importante cantidad de ucranianos, según las encuestas. Zelenski se presentaba como una figura joven y capaz, con la facilidad de hablar tanto en ruso como en ucraniano, dos idiomas que dividen a la población de su país.

Su campaña fue diferente a las tradicionales. Zelenski no dio importancia a las propuestas políticas concretas, sino que se centró en su promesa de acabar con la corrupción, especialmente señalando sus diferencias con sus contrincantes. “Sin promesas, no hay decepción”, aseguraba el entonces candidato.

La estrategia de campaña se centró en redes sociales, con mensajes jocosos a través de Twitter, Facebook y YouTube. Zelenski logró colocar en la opinión pública una reinterpretación de su inexperiencia: la convirtió en una virtud, incluso admitiendo que no tenía opiniones formadas en muchos temas políticos. La única referencia que podía obtenerse sobre su estilo de gobernar, era la serie Servidor del Pueblo.

Una vez más, como ha ocurrido en varios países de todo el mundo, el perfil del político “outsider”, es decir, político no tradicional, le dio a Zelenski una supuesta autoridad para sostener su promesa de “limpiar la política ucraniana”. Si a esto se le suma el descontento con Poroshenko, el desenlace fue el esperado.

En una primera ronda electoral con 39 candidatos presidenciales, Zelenski obtuvo el primer lugar con 30% de los votos emitidos, en segundo puesto se ubicó Poroshenko con un 16%. Ambos candidatos fueron a una segunda ronda electoral en la que Zelenski arrasó: se llevó el 73% de los votos emitidos, 13.5 millones de personas votaron por él, contra los 4.5 millones (24%) obtenidos por su contrincante.

La analista del Centro Internacional Woodrow Wilson del Instituto Kennan especializada en la Unión Soviética, Nina Jankowicz, dijo a la BBC que “ganó en todas las regiones con una mayoría, excepto en una, Lviv. Es una victoria realmente sorprendente y un fuerte mensaje para el Kremlin, porque Zelensky no se ha mostrado tímido al decir que Rusia es el enemigo de Ucrania”.

Aunque las gestiones políticas y la diplomacia de Zelenski no fueron suficientes para evitar la invasión rusa, el presidente mostró determinación al dirigirse a sus compatriotas a primera hora de la mañana del jueves en Ucrania (noche del miércoles en Costa Rica).

Zelenski habló en una cadena televisiva a los 44 millones de ciudadanos ucranianos, pero también dejó un mensaje para los 144 millones de rusos que viven en el país de al lado. Les suplicó que impidieran la invasión de Ucrania, que ya para entonces estaba en marcha y terminaría cobrándose más de 130 vidas en las primeras 24 horas.

Al menos 50.000 ciudadanos huyeron de Ucrania desde que Rusia inició la invasión, según informó este viernes el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi.

“Más de 50.000 refugiados ucranianos huyeron de su país en menos de 48 horas, la mayoría en dirección de Polonia y Moldavia, muchos otros se dirigen hacia las fronteras”, tuiteó Grandi, que el jueves informó de al menos 100.000 desplazados internos en Ucrania a causa del conflicto.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, llamó este viernes al Ejército de Ucrania a “tomar el poder” en Kiev y derrocar al presidente Volodimir Zelenski y a su entorno, a los que calificó de “neonazis y drogadictos”. “Tomen el poder entre sus manos. Me parece que será más fácil negociar entre ustedes y yo”, lanzó Putin al Ejército ucraniano en una intervención en la televisión rusa.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.