Salud

Ticos son víctimas de sus malas prácticas de desinfección: se disparan intoxicaciones con cloro

Centro Nacional de Intoxicaciones atendió a 837 personas por esta razón en 2020; especialistas alertan sobre riesgo de mezclar sustancias de limpieza y usar productos desconocidos

Con la llegada de la pandemia de covid-19 al país, aumentó la obsesión de muchas personas por limpiar y desinfectar cada superficie del hogar.

Hubo quienes también comenzaron a desinfectar zapatos, bolsos y hasta las compras del supermercado.

El tiempo demostró que estas prácticas no eran tan eficaces para evitar los contagios, pues el virus no subsistía mayor tiempo en superficies y esta era una forma muy minoritaria de contagio.

Todo lo contrario: el llevar a extremos la limpieza y desinfección, a menudo con productos más “fuertes” que los usados de costumbre, más bien trajo un aumento en las intoxicaciones.

Datos del Centro Nacional de Control de Intoxicaciones (CNCI) indican que, durante 2020, aumentaron los reportes de intoxicación por cloro en el país.

Este fue el segundo producto con el que los profesionales del CNCI tuvieron que lidiar más.

A lo largo del año anterior hubo 837 incidentes, cuando en años anteriores los casos sobrepasaban un poco más de la mitad de esa cifra

“Los protocolos de desinfección fueron superiores a los que normalmente se utilizaban y desencadenaron un aumento de intoxicaciones importante”, manifestó Viviana Ramos Rodríguez, directora del CNCI.

“Hubo un aumento de un 79% por mal uso de productos, que en la mayoría eran químicos o productos del hogar. O productos que se utilizan en la industria y se llevaban al hogar”, añadió.

Estos reportes tienen un subregistro. No toda intoxicación se notifica al CNCI, pues hay quienes resuelven el problema yendo directamente a un centro médico.

El principal peligro: las mezclas

Durante este 2020, la preocupación por limpiar y desinfectar mejor llevó a las personas a hacer mezclas que ponían en riesgo su salud y la de su familia.

“Las mezclas que se hicieron el año pasado fueron de terror. La gente, ante la preocupación de tener los espacios aún más limpios optaron por mezclar productos que lejos de ayudar son un doble riesgo en los hogares. Pueden ser explosivas o generar gases tóxicos”, subrayó Ramos.

“Y no solo eso, algunas de estas sustancias que se mezclan se pueden neutralizar entre ellas mismas. Entonces es una sensación de seguridad falsa, porque no están tampoco limpiando”, advirtió.

Los especialistas piden tomar en cuenta varias sustancias que no deben mezclarse del todo.

Niños más expuestos

El año pasado hubo una particularidad que aumentó el riesgo de intoxicación: al suspenderse el curso lectivo presencial e implementar las lecciones virtuales, los niños estuvieron más tiempo en el hogar.

“Los niños fueron un grupo que se nos intoxicó mucho, debido principalmente a la negligencia. Estos productos no deben estar al alcance de los menores”, señaló la especialista.

“Uno escuchaba que los papás, cuando nos llamaban decían: ‘es que estaba limpiando y dejé el cloro o el alcohol en la mesa’, o ‘lo dejé en el piso’. No podemos hacer esto, los niños pueden confundirse”, agregó.

Peligro del trasvase

Para Ramos, el guardar estos productos de limpieza en botellas o contenedores para alimentos es una amenaza no solo para los niños, sino también para los adultos.

“Ahora atendí dos adultos, ayer en la mañana, tres. Ellos se tomaron productos de limpieza que estaban en botellas de té frío o en ‘tupper’ donde regularmente guardan sopas”, ejemplificó la especialista.

Y agregó: “en Costa Rica se tiende a comprar mucho en bolsa, la presentación económica, y tienen botellas reutilizables y ahí ponen las bolsitas que compraron.

“Estas botellas pueden usarse, siempre y cuando dejemos claro lo que contienen y entonces eliminemos cualquier tipo de etiqueta de bebidas”, manifestó.

Productos ilegales hicieron su aparición

Los profesionales del CNCI detectaron durante el 2020 un mayor uso de productos sin registro sanitario ni permiso de comercialización que se vendían de casa en casa.

“Aparecieron un montón de empresas nuevas que hacían productos de limpieza. Aparecieron un montón de ‘expertos’”, se lamentó Ramos.

“¿Qué les están vendiendo? A ciencia cierta no se sabe”, añadió.

También se determinó los productos para uso industrial llegaron más a los hogares, cuando estos tienen aplicaciones muy diferentes.

Además, se toparon con personas que utilizaban cualquier cosa que les recomendaba algún vecino sin saber de qué se trataba.

“Nos llamaban y nos decían: ‘Yo me traje esto del trabajo porque es un desinfectante muy bueno’. Es un producto que por algo se utiliza en la industria, muchas veces se requiere de una instrucción especial y equipo especial”, expresó. Ramos.

La funcionaria relató que hace. unas semanas, atendió a un vecino de Siquirres que se llevó a su casa un desinfectante que utilizan en las zonas bananeras para limpiar las manchas del banano.

Su hijo, de dos años, se lo tomó y terminó en el hospital con “quemaduras importantes”.

¿Qué hacer en caso de intoxicación?

El CNCI trabaja las 24 horas los siete días de la semana. Estas son sus recomendaciones.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.