Irene Rodríguez. 5 noviembre, 2019
No deje implementos de limpieza al alcance de los niños, la curiosidad propia de la infancia podría hacerlos manipularlos y consumirlos. Fotografia: Graciela Solis
No deje implementos de limpieza al alcance de los niños, la curiosidad propia de la infancia podría hacerlos manipularlos y consumirlos. Fotografia: Graciela Solis

Los medicamentos para el dolor que guardamos en el bolso, la colonia infantil, el quitaesmalte y gel para el cabello que están en el baño, el cloro y otros productos de limpieza que colocamos en un estante o en el piso del cuarto de pilas. Todos esos productos tan cotidianos son los responsables de la gran mayoría de las intoxicaciones en los menores costarricenses.

"Los productos tóxicos no están únicamente en las grandes fábricas. Con solo abrir el estante de limpieza de nuestra casa o incluso el bolso de mano de una mujer podemos encontrar de cinco a diez artículos con sustancias tóxicas al alcance de los más pequeños”, comentó Viviana Ramos, Directora Del Centro Nacional de Control de Intoxicaciones (CNI).

Datos del CNI indican que cada dos horas con 40 minutos, un niño costarricense se intoxica.

Por este motivo, el Hospital Nacional de Niños (HNN), el CNI, el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) y la empresa privada lanzaron la mañana de este martes la campaña “Prevengamos Intoxicaciones: Los niños actúan rápido los tóxicos también”.

De acuerdo con Olga Arguedas, directora del HNN, la negligencia es la principal causa de las intoxicaciones. En la mayoría de casos, esta situación está alimentada por falta de información y descuido por parte de los padres.

La naturaleza curiosa de la niñez hace que, si estos productos están al alcance de un menor, este se vea tentado a manipularlo y llegue, incluso, a consumirlo.

Las consecuencias

De acuerdo con Ramos, las secuelas de una intoxicación varían según la sustancia que se ingiere, la edad del menor, su peso y talla, la concentración de tóxico en el producto y la cantidad ingerida.

“Pueden ir desde una simple infección en la piel hasta la muerte”, destacó la especialista.

Fiebre, vómitos, mareos, somnolencia, males respiratorios, quemaduras en sus órganos internos y hasta la muerte, son secuelas de una intoxicación.

¿Cómo prevenir?

Los especialistas son conscientes de que las sustancias tóxicas se encuentran en productos que se necesitan a diario en los hogares. Por esta razón, las familias pueden tomar varias medidas para así prevenir intoxicaciones.

Evite el transvase. Guarde los productos siempre en su envase original. En el 2017, por ejemplo, dos menores fallecieron luego de consumir sustancias químicas que estaban envasados en botellas de refresco.

Guarde productos de limpieza fuera del alcance de los niños, preferiblemente en zonas altas y bajo llave.

No guarde los medicamentos ni en la cocina ni en el baño. Almacénelos siempre en su caja original, en una habitación y bajo llave.

Nunca le dé a los niños medicamentos diciéndoles que son golosinas.

Al usar pinturas, insecticidas, o productos para el jardín mantenga el área ventilada y sin niños cerca.

No deje a su niño cerca de su bolso. Podría encontrar productos dañinos para su salud.

Antes de tomar o dar un medicamento lea la fecha de caducidad.

No se automedique ni comparta sus medicamentos con otras personas.

¿Qué hacer en caso de intoxicación?

El CNI tiene especialistas en toxicología que atienden una línea gratuita las 24 horas del día, los 365 días del año.

El número es 800-intoxica o el 2223 1028.

“Que antes de tomar cualquier decisión de cómo manejar esa intoxicación nos llamen. Tenemos gente altamente capacitada para atender estos problemas”, concluyó Ramos.