Ángela Ávalos. 4 septiembre, 2019

(Video) Más muertes por guaro adulterado

La última víctima mortal por consumir guaro adulterado con metanol falleció el 28 de agosto, en Desamparados, y elevó a 29 el número de fallecidos en Costa Rica por esa causa.

Solo en agosto se produjo el deceso de tres personas residentes de Guanacaste, Heredia y San José, informó el Ministerio de Salud.

A pesar de ese registro, la cantidad de afectados (sin muerte) por guaro contaminado disminuyó entre julio y agosto, al pasar de 50 a 15 casos mensuales.

En total, desde junio, 76 personas se han intoxicado con ese producto en el país. De los 29 fallecidos, 22 eran hombres y siete mujeres, con edades entre los 32 años y 87 años.

Diez de los muertos vivían en San José; cinco en Cartago; cuatro en Heredia; cuatro en Limón; tres en Guanacaste, dos en Alajuela y uno en Puntarenas.

Desde que se activó la alerta, en junio, el Ministerio de Salud y la Policía de Control Fiscal, la Fuerza Pública y la Policía Municipal han decomisado más de 66.000 envases de las bebidas alcohólicas con prohibición de venta y distribución.

Estos son los productos:

El metanol es un tipo de alcohol no consumible (también conocido como alcohol de madera o alcohol metílico) que se usa mayormente para elaborar combustible, disolventes y anticongelante.

Es un líquido incoloro, volátil, inflamable, y, a diferencia del etanol, es tóxico para el consumo humano.

El metanol también se utiliza para producir una variedad de sustancias químicas adicionales, incluido el ácido acético, según el sitio chemicalsafetyfacts.org

“Los cuadros de intoxicación por metanol son infrecuentes, pero con una gran morbimortalidad. A pesar de los diferentes tratamientos empleados, la mortalidad permanece entre el 26% y el 50% y en los casos no mortales existe una gran cantidad de secuelas neurológicas y visuales incluyendo la ceguera", según un artículo de la revista Medicina Intensiva, de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias.

Metanol: el trago de la muerte

FUENTE: BIBLIOTECA NACIONAL DE MEDICINA DE EE.UU., OPS-OMS.    || w. s. / LA NACIÓN.