Corrillos Políticos

En Corrillos Políticos: Golpe con impuesto a casas de lujo

Un artículo de La Nación permitió ver con más claridad el efecto que tendría el proyecto de reforma al impuesto sobre las casas de lujo.

El plan del gobierno de Carlos Alvarado golpearía con fuerza a los propietarios de viviendas con construcciones valoradas en más de ¢108 millones, quienes tendrían que pagar a Hacienda una tarifa mínima de ¢750.000 al año.

Estos serían los principales efectos de la iniciativa del Gobierno:

-Aumentaría la cantidad de dueños sometidos al tributo.

-Duplicaría el monto del impuesto para la mayor parte de los contribuyentes actuales.

Para comprender el cambio, veamos primero cómo funciona actualmente el impuesto.

Hoy, están obligados a pagar el gravamen los dueños de casas cuya construcción supere los ¢133 millones.

Si la edificación supera ese umbral, se debe sumar también el valor del terreno. Entonces, el tributo anual se cobra sobre el valor total (construcción + terreno) con una tasa progresiva que va del 0,25% al 0,55%.

¿Qué es una tasa progresiva? Es una tarifa que crece conforme mayor sea el valor de la propiedad.

Por ejemplo, actualmente la tarifa es de un 0,25% para las casas valoradas entre ¢133 millones y ¢334 millones, rango que alberga a dos terceras partes de las que hoy están gravadas (el 66%).

A partir de los ¢334 millones, la tarifa sube a un 0,30% y, luego, sigue creciendo de manera progresiva hasta el 0,55%, porcentaje que se aplica cuando las viviendas superan los ¢2.010 millones.

El proyecto del Gobierno plantea dos cambios fundamentales:

-El primero es que el impuesto se cobrará por las casas que superen los ¢150 millones, pero tomando en cuenta el terreno y la construcción a la vez. Esta fórmula es la que aumentaría la cantidad de casas sometidas al tributo.

-El segundo es que, en vez de aplicar una tasa progresiva, la tarifa sería siempre de un 0,5% sobre el valor total de la vivienda, lo que duplicaría el porcentaje actual del 0,25% para las viviendas ubicadas en los rangos más bajos.

Veamos el cambio con ejemplos:

Actualmente, una construcción de ¢110 millones está exenta porque no excede los ¢133 millones. Sin embargo, si la reforma es aprobada, el dueño sí podría verse obligado a pagar el impuesto a casas de lujo.

¿Por qué? Porque si el lote que alberga la obra alcanza los ¢40 millones, entonces el valor total de la vivienda suma ¢150 millones.

A este propietario le correspondería una tarifa de ¢750.000 anuales.

Veamos el caso de un propietario que hoy paga el tributo: el dueño de una vivienda cuya construcción está valorada en ¢133 millones sobre un terreno de ¢50 millones, para un total de ¢183 millones.

El impuesto para esta persona subiría de ¢475.000 a ¢950.000.

Adicionalmente, para determinar el valor de la casa, el proyecto establece que se utilizará el valor más alto registrado ya sea en la municipalidad, el Registro Público o la Dirección General de Tributación.

Confusa exoneración

Aunque no lo ha presentado formalmente, el ministro de Hacienda, Elian Villegas, les propone a los diputados una exoneración para atenuar el impacto de la reforma.

Su planteamiento consiste en eximir del impuesto a aquellas casas con un valor total entre ¢150 millones y ¢210 millones, solo si el precio del lote supera el 40% del valor de la construcción.

Con esa regla, tendría que tributar ¢751.000 el dueño de una edificación de ¢108 millones sobre un terreno de ¢42 millones (para valor total de ¢150 millones), pues el lote equivale al 39% del valor de la obra.

No obstante, la exoneración planteada provocaría efectos que parecieran contradictorios.

Mientras el dueño de una vivienda de ¢210 millones podría quedar exonerado, sí tendría que pagar el propietario de una casa de ¢150 millones, aunque la construcción del primero valga mucho más.

¿Cómo podría quedar una casa de ¢210 millones exonerada? Muy sencillo: si la construcción vale ¢148 millones y el terreno ¢62 millones, entra en la exoneración porque el lote vale un 42% de la obra.

En cambio, sí tendría que pagar quien tenga una casa de ¢108 millones, de estructura vertical, por ejemplo, sobre un terreno de ¢42 millones.

Fabio Salas, socio de impuestos de Deloitte, confirmó que, además de que algunas casas que hoy están exentas tendrían que pagar el impuesto, le llama la atención el hecho de que la tarifa no sería progresiva, sino plana, lo que provocaría un “aumento importante en el total del impuesto”.

La Nación buscó en páginas de bienes raíces viviendas que, eventualmente, tendrían que pagar el impuesto y encontró algunas que no necesariamente tienen apariencia de ser bienes “de lujo”.

Tal es el caso de una vivienda ubicada Goicoechea que se vende en ¢167 millones. Esta propiedad pagaría casi ¢838.000 por el impuesto a casas de lujo. Tiene 313 metros cuadrados de construcción y 249 metros cuadrados de terreno.

Lo mismo ocurriría con una casa en una esquina del centro de San Ramón, de 297 metros cuadrados.

Hacienda planteó una segunda exoneración, que consistiría en liberar del impuesto a los propietarios que hayan recibido los inmuebles en herencia antes del 1.° de marzo del 2021.

Actualmente, el Gobierno no recauda más de ¢5.000 millones anuales por el cobro del impuesto a casas de lujo a los propietarios de unas 4.450 viviendas, aunque estima que deberían pagar los dueños de 5.150 inmuebles.

Ahora, el Gobierno aspira a subir la recaudación a ¢60.000 millones mediante la incorporación de más contribuyentes y el aumento del impuesto. La meta implica subir la recaudación en un 1.100%, y este plan forma parte del acuerdo de ajuste fiscal con el FMI.

Choque por agenda FMI

Este jueves 26 de agosto, la ministra de la Presidencia, Geannina Dinarte, conversó con los jefes de fracción en procura de crear una comisión especial sobre los proyectos de la agenda FMI.

Sin embargo, recibió una respuesta negativa. Más bien, la fracción de Liberación Nacional (PLN) le exigió al Ejecutivo presentar textos sustitutivos para los proyectos al considerar que los actuales no cumplen con las expectativas.

Avanzan jornadas 4/3

Avanzó en el Congreso el proyecto de flexibilización de jornadas laborales, el cual permitiría trabajar cuatro días por semana con turnos de 12 horas por tres días de descanso, en el caso de los trabajos diurnos.

En cuanto a las labores nocturnas, se habilitarían tres días consecutivos de trabajo por cuatro de descanso.

Los diputados de la Comisión de Hacendarios aplicaron el mecanismo de la guillotina a las mociones que aún estaban pendientes de discutir en este proyecto. Se trata de un mecanismo previsto en el reglamento legislativo.

Vea detalles sobre el proyecto en este link.

Condonación de deudas de CCSS

Los diputados aprobaron el martes 24 de agosto, en primer debate, el proyecto de ley que autoriza a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) a condonar deudas de trabajadores independientes y patronos con las cuotas obrero patronales.

Ahora, el plan posiblemente será sometido a consulta de constitucionalidad en la Sala IV, por recomendación de la CCSS, la cual mantiene sus dudas.

Vea detalles sobre las reglas de condonación en este link.

PAC enredado con conteo de 15.000 votos

El PAC no logró contar en tres días los 15.000 votos de su convención interna, equivalentes a menos del 0,5% del padrón electoral, y detectó “errores humanos” en los resultados de casi el 10% de las juntas receptoras de votos escrutadas.

En el conteo provisional, un error humano le sumó 250 sufragios de más a Carolina Hidalgo. Las tendencias de Hidalgo y Welmer Ramos prevén un resultado muy ajustado.

Gustavo Viales ante comisión sobre infiltración del narco

El diputado Gustavo Viales, del PLN, nunca averiguó por qué el presidente municipal del cantón de Corredores, Bernabé Chavarría, lo envió en marzo a recoger una documentación al condominio en donde fue detenido Darwin González, supuesto líder de una banda narco que operaba en la zona sur del país.

El verdiblanco, quien debió comparecer el martes ante una comisión especial del Congreso sobre infiltración del narcotráfico, alega que ha tenido nula comunicación con el regidor, también liberacionista, desde que el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) desarticuló el grupo de González el 6 de abril y detuvo temporalmente al concejal.

Vea detalles en este link.

Feinzaig plantea eliminar impuestos de pocos recursos

Eliécer Feinzaig, candidato presidencial del Partido Liberal Progresista (PLP), propuso una reforma fiscal que, en vez de introducir nuevos impuestos, elimine una gran cantidad de tributos que aportan pocos recursos.

Su propuesta implica mantener o rebajar las tasas de los impuestos que generan el 90% de los recursos para el fisco, como el IVA o el tributo sobre la renta.

Según Feinzaig, existen unos 90 tributos que dejan pocos recursos al Gobierno en comparación con el esfuerzo económico y de personal que demanda su recaudación.

Esteban Oviedo

Esteban Oviedo

Editor de Política. Es bachiller en Periodismo por la Universidad Federada. Recibió el premio de La Nación como “Redactor del año” en el 2005 y en el 2007 recibió el premio Jorge Vargas Gené.