Política

Impuesto caerá sobre casas ‘no tan’ de lujo

El impuesto planteado por el Gobierno para las casas de lujo recaerá sobre viviendas que hoy se venden en el mercado sin tener necesariamente apariencia de ser bienes “de lujo”.

En páginas de bienes raíces, este medio encontró propiedades que actualmente podrían estar exentas y que, con la reforma, entrarían a pagar un tributo mínimo de ¢750.000 anuales.

Se trata de propiedades ubicadas en localidades como San Cayetano y Rohrmoser, en San José; así como San Ramón, San Rafael de Heredia, Goicoechea, La Unión o Curridabat.

Tal es el caso de una vivienda ubicada Goicoechea que se vende en ¢167 millones. Esta propiedad pagaría casi ¢838.000 por el impuesto a casas de lujo.

Tiene 313 metros cuadrados de construcción y 249 metros cuadrados de terreno

Lo mismo ocurriría con una casa en una esquina del centro de San Ramón, de 297 metros cuadrados. Al estar valorada en ¢190 millones, pasaría a pagar ¢950.000 anuales de tributo.

Otro ejemplo es el de la vivienda del barrio San Cayetano, la cual tiene 40 años de antigüedad. Pagaría ¢775.000 de impuesto por su precio de ¢155 millones. Tiene un apartamento adjunto que, solo si es dedicado al negocio de alquiler registrado en Tributación, podría quedar exento.

El proyecto del Gobierno cambiaría el método de cálculo de las casas de lujo.

Actualmente, solo entran en esa categoría las casas cuya construcción supere los ¢133 millones. Si una vivienda supera ese umbral, Hacienda le suma el valor del terreno para estimar el tributo.

En lugar de ese método, el proyecto de ley cobraría el impuesto sobre las casas que superen los ¢150 millones, pero sumando la edificación más el valor del terreno que alberga la obra.

De esa manera, aumentaría la cantidad de propietarios sometidos al tributo.

Aunque todavía no lo ha planteado formalmente en el Congreso, Hacienda propone una exoneración para atenuar el impacto del cambio.

Su idea es exonerar a las propiedades entre ¢150 millones y ¢210 millones, siempre que el valor del terreno con relación a la casa supere el 40%.

De aprobarse tal ajuste, el impuesto a casas de lujo recaería sobre las construcciones valoradas de ¢108 millones en adelante.

Adicionalmente, el Ministerio de Hacienda plantea que el tributo anual equivalga en todos los casos a un 0,5% del valor total, en lugar de la estructura actual, que es progresiva.

Hoy, el impuesto oscila entre un 0,25% y un 0,55%. Conforme más costosa sea la casa, mayor ese el porcentaje.

Fabio Salas, socio de impuestos de Deloitte, afirmó que con los cambios es probable que existan algunas casas que hoy estén exentas y que tengan que pagar si se aprueba la reforma.

“Quiere decir, primero, que probablemente hay supuestos donde hoy no se tenga que pagar el impuesto sobre las casas de lujo y que con el proyecto sí se va a tener que incluir.

“Y segundo, parece sí, muy claro, que en todos los casos podría existir un aumento importante en el total del impuesto por pagar si el proyecto prospera según lo que se está planteando”, planteó Salas.

Un propietario que hoy paga ¢475.000 de impuesto por una casa de ¢183 millones pasaría a desembolsar ¢950.000.

Estos son otros ejemplos de viviendas que tendrían que pagar el impuesto a casas de lujo:

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.