LO ÚLTIMO

Polígono: De signos y designios

No siento nostalgia alguna por los flameantes signos externos que, para unos, eran la esencia misma de la llamada fiesta cívica y, para otros, tan solo una chanfaina electorera destinada a ocultar los designios internos de los políticos.

Polígono: Tremendismo

Hay que tener en mente que recae en el informador el deber de controlar el tono al dar las noticias para, de esa manera, no alarmar innecesariamente a un público fácilmente excitable.

Polígono: De cacería

Iniciada la campaña electoral, se advierte un notable incremento en la frecuencia de las salidas, en las páginas de opinión, de personajes que hoy no aparecen como candidatos a puestos electivos. Algo buscan.

Cargar más
LO MÁS LEIDO