Costarricense de 53 años que conducía la buseta quedó en la Fiscalía como sospechoso de coyotaje

Por: Diego Castillo, Hugo Solano C. 26 abril, 2016

La Policía de Fronteras interceptó un microbús en el que viajaban nueve africanos en condición migratoria irregular en La Gamba, en el distrito Guaycará de Golfito, en la zona sur del país.

La detención se realizó a las 10 p. m. de este lunes en un camino secundario que conduce hasta el centro de Golfito, en medio de una zona montañosa, indicó la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad.

Los nueve varones quedaron a la orden de Migración y Extranjería.
Los nueve varones quedaron a la orden de Migración y Extranjería.

En las últimas semanas, el trabajo policial se ha incrementado en la frontera de Paso Canoas, pues el Ministerio de Seguridad reforzó la vigilancia ante el incremento de personas que intentan atravesar de manera ilegal nuestro país en su ruta hacia el norte.

La Policía de Fronteras confirmó este martes la captura del chofer del microbús y presunto traficante de personas, de apellido Núñez.

El sospechoso, de 53 años y vecino de Palmar Norte de Osa, fue puesto a las órdenes de la Fiscalía.

El vehículo no cuenta con permisos para transporte público, por lo que fue decomisado mientras avanza la investigación del caso.

Los africanos fueron puestos bajo custodia de las autoridades de Migración y Extranjería.

Desde el 13 de abril se ha intensificado el problema con el trasiego ilegal de extranjeros, debido a la presencia de unos 600 africanos en la frontera con Paso Canoas.

Las recientes condenas a coyotes no han sido obstáculo para costarricenses que aprovechan la presencia de foráneos interesados en cruzar las fronteras para cobrarles por movilizarlos de manera ilegal.