Yeryis Salas, Reiner Montero. 22 julio, 2018
Varios animales han muerto a lo largo de esta semana. Foto suministrada por Reiner Montero.
Varios animales han muerto a lo largo de esta semana. Foto suministrada por Reiner Montero.

Aunque las fuertes lluvias disminuyeron este domingo, el ganado sigue fuertemente afectado por las inundaciones que aquejan la localidad de Delta Costa Rica, en Sarapiquí de Heredia.

Griselda López, vecina del lugar, reconoció que las vacas están muriendo por escasez de alimentos.

Aunque no precisó una cifra, la señora sostuvo que “algunos ya se murieron y otros están tendidos. Ya van perdiendo bastante ganado, algunos están agonizando”, declaró López, quien solicitó ayuda al Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa).

Las vacas comen hojas de plátano para intentar sobrevivir. Foto suministrada por Reiner Montero.
Las vacas comen hojas de plátano para intentar sobrevivir. Foto suministrada por Reiner Montero.

Desde el viernes pasado, los lugareños reportaron la muerte de una vaca, un ternero y varias gallinas pues alegan que quedan pocos pastos disponibles para que se alimenten y no padezcan de frío por las intensas lluvias.

Por esto López urgió a Senasa para que les envíe alimento para las bestias, que forman parte de la economía de los lugareños. Mientras tanto, los animales se alimentan con hojas de plátano.

Al respecto, este medio intentó contactar a Federico Chaverri, director general del Servicio, pero no contestó las llamadas.

La comunidad, a la que solo se puede ingresar en panga, se encuentra azotada por los aguaceros desde el 14 de junio, aunque se espera que las aguas empecen a bajar en los próximos días. Mientras tanto, en los sectores de Fátima y Delta Costa Rica fueron entregados 190 diarios este domingo, reportó la Cruz Roja.

Los daños también afectan a Puerto Viejo, donde el muelle turístico quedó cubierto por la gran crecida del río Sarapiquí y un derrumbe bloqueó la ruta 505, que enlaza a esa comunidad con Boca Río Sucio.

El muelle en Puerto Viejo de Sarapiquí se vio muy afectado por las inundaciones. Foto: Reiner Montero.
El muelle en Puerto Viejo de Sarapiquí se vio muy afectado por las inundaciones. Foto: Reiner Montero.
La ruta 505 había sido despejada, pero volvió a quedar cubierta por un derrumbe. Foto: Reiner Montero.
La ruta 505 había sido despejada, pero volvió a quedar cubierta por un derrumbe. Foto: Reiner Montero.

Según la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Sarapiquí es el cantón con más vecinos albergados: 1.182 personas en nueve albergues.

Las otras localidades con personas en albergues son Matina (237), Talamanca (233), Limón (149), Turrialba (51) y Guatuso (30). En total se contabilizan 1.882 personas en 17 refugios instalados.

La CNE realizó un operativo aéreo para llegar a las regiones indígenas más alejadas en Talamanca y Valle La Estrella de Limón. El suministro estaba programado inicialmente para el lunes, pero fue adelantado para este domingo.

La primera comunidad asistida fue Alto Cuen del Valle La Estrella, con 1.000 libras de alimentos y artículos de limpieza.

Otras zonas afectadas

Por su parte, el paso entre Upala y La Cruz, por el sector de Santa Cecilia, fue otra zona dañada por las lluvias, que afectaron las entradas y salidas del puente provisional que se había colocado.

El paso estaría cerrado durante al menos mes y medio, pues en el sitio deberán construir basas y colocar un puente más largo. Las autoridades pertinentes trabajan en el lugar para restablecer el paso antes de lo previsto.

El paso de Upala a La Cruz permanecería cerrado por al menos mes y medio. Foto: Edgar Chinchilla.
El paso de Upala a La Cruz permanecería cerrado por al menos mes y medio. Foto: Edgar Chinchilla.

Por otra parte, en Río Banano de Limón, donde sufrieron inundaciones, los vecinos denuncian que aún no han recibido colaboración suficiente de la CNE ni de la municipalidad.

“Esto ha sido muy difícil para nosotros porque fue una crecida que se vino de pronto, entonces no se pudo rescatar nada. La municipalidad aquí no ha llegado”, declaró Lorraine Dunkley, vecina del lugar.

Dunkley aseguró que la CNE solo entregó diarios a quienes estaban previamente apuntados en una lista, por lo que muchas personas se quedaron sin ayuda.

En esta nota colaboraron los corresponsales Raúl Cascante y Edgar Chinchilla.