Eillyn Jiménez B., Reiner Montero, corresponsal GN. 20 julio
El traslado en panga es la opción de transporte que tienen los vecinos de barra del Colorado. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN
El traslado en panga es la opción de transporte que tienen los vecinos de barra del Colorado. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN

Las lluvias no dan tregua y la afectación por desbordamientos de ríos se trasladó este viernes a Delta Costa Rica, donde los vecinos reportan la muerte de varios animales, y a la barra de Tortuguero, sitio en el que un pabellón de la escuela quedó sin techo.

Griselda López, quien vive en Delta Costa Rica, en Sarapiquí de Heredia, agregó que durante la última semana han visto morir una vaca, un ternero y varias gallinas, por lo que convirtieron la casa de su mamá en un corral para proteger a los animales y evitar que mueran ahogados o sean arrastrados por las corrientes.

“Los animales son los más perjudicados, desde el jueves optamos por improvisar un corral porque el agua cubre una gran parte de la zona. Mis hijos se bañan en los patios de las casas, pero la mayor preocupación que tenemos es que la comida se nos está acabando", explicó López.

La mujer reconoció que el hecho de que las precipitaciones no disminuyan los mantiene preocupados, porque no hay salida por Sarapiquí de Heredia.

Actualmente, ella y su familia están albergados en la escuela de la zona, donde comparten con otras familias, ya que no se puede ir a trabajar, ni tampoco hay transporte público.

“Todo está parado, una panga pasó preguntando quiénes se querían ir, pero preferimos quedarnos y recibir el agua que traían", dijo López.

En barra de Tortuguero, en Pococí de Limón, los fuertes vientos y precipitaciones de las últimas horas dejaron una escuela dañada.

Heidy Saborío, vecina de la zona, narró que la situación les preocupa, porque los niños son los más afectados.

(Video) Escuela de barra de Tortuguero afectada por las lluvias

Por su parte, Ana Rita Rodríguez, otra habitante de la comunidad, contó que desde el sábado se han visto afectados por las inundaciones y que temen que ante el anuncio del paso de una nueva onda tropical –este fin de semana– la situación empeore.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) prevé que este sábado por la madrugada arribe el fenómeno y genere lluvias durante todo el día.

“Parece que el clima no mejora, eso preocupa. No descartamos que se vuelva a llenar el río, si llueve en Pococí y Guácimo aquí llega toda el agua”, mencionó Rodríguez.

Finalmente, Carlos Vargas, vecino de barra del Colorado en Pococí, Limón, afirmó que las lluvias en la noche del jueves fueron intermitentes, pero que el pueblo sigue inundado.

“En algunas instituciones se subieron los equipos para que no se vieran afectados”, expresó.

Alertas vigentes

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) informó de que hasta este viernes seguía vigente la alerta roja en Sarapiquí (Heredia), Turrialba (Cartago), Matina, Talamanca y el distrito de Valle La Estrella, en Limón.

Asimismo en Guatuso, Alvarado, Jiménez, Siquirres, Limón (excepto Valle La Estrella) y el distrito de Colorado, en Pococí hay alerta amarilla, mientras que en Upala, Los Chiles, San Carlos, Pococí (excepto Colorado) y Guácimo están en verde.

De acuerdo con la Comisión, la alerta verde es informativa y permite a los comités de emergencia comunicar las condiciones que existen para que se tomen precauciones, la amarilla es preparatoria y hace que se activen los comités, se verifiquen suministros, revisen los protocolos de emergencia con los equipos de primera respuesta y, de ser necesario, se proceda a la evacuación de personas y habilitación de albergues.

Mientras, la alerta roja se da cuando es necesaria una etapa de evacuación, por lo que todos los comités locales de las zonas afectadas deben activarse en su totalidad. Además, conlleva la habilitación de más albergues temporales, movilización de recursos, recuento de daños y análisis de información.

Hasta este viernes 20 de julio, 346 centros educativos de las direcciones regionales Limón, Turrialba, Guápiles, San Carlos, Sulá (Limón) y Sarapiquí continuaban cerrados por afectaciones generadas por las lluvias.

La escuela de barra Tortuguero quedó destechada luego de los fuertes vientos. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN
La escuela de barra Tortuguero quedó destechada luego de los fuertes vientos. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN