El cine tico impactó la cartelera

Marcando un hecho histórico en el cine tico, tres filmes de nuestro terruño SE LLENARON DE PREMIOS y se exhibieron al mismo tiempo en la cartelera comercial.

En el 2013, la cartelera comercial tuvo un sabor criollo muy especial, como nunca antes en la historia del cine: tres filmes de nuestra tierra compartieron al mismo tiempo sus dramas, risas y tragedias en la pantalla grande.

Se trató de Por las plumas, de Neto Villalobos; Puerto Padre, de Gustavo Fallas; y Princesas Rojas, de Laura Astorga, que, a partir del 15 de noviembre, coincidieron sin planearlo. Los tres filmes eran muy esperados; sobre todo porque ya para entonces cargaban con el impulso de varios premios nacionales e internacionales.

Por las plumas filme que, con humor muy de pueblo, cuenta la historia de un guarda de seguridad y su amistad con un gallo de pelea– fue la primera en entrar al ruedo, exactamente el 3 de octubre. Con el pasar de los días, el plumífero filme se fue quedando en cartelera, y logró, al final de su aventura, que casi 20.000 personas fueran a verla. Fue el 14 de noviembre –cuando el gallo de Neto agonizaba lentamente en las butacas– que entraron los estrenos de Astorga y Fallas a hacerle compañía, aunque de ninguna manera competencia.

Por las plumas era un filme de comedia, mientras que la cinta de Astorga – sobre una niña criada en el régimen sandinista– venía con la intención de conquistar a los amantes del drama histórico.

Puerto Padre también se estrenó con la vena del drama, pero narrando una historia más local: un chico de la isla Chira que viaja al Puerto en busca de una mejor vida.

Además, el filme de Fallas buscó alejarse de las salas comerciales para mostrar su obra en la Sala Garbo, otro hecho inédito para un largometraje de ficción tico.

Fallas hizo esa movida para asegurarse una mayor estadía en cartelera, confiando en que la publicidad “boca a boca” le favorecería. Hasta hoy, unas 1.600 personas han ido a verla.

Reír de último

En octubre, Por las plumas no había logrado ningún premio que acuerpara de forma “festivalera” como obra.

Por el contrario, Puerto Padre había salido victorioso mucho antes en el Festival de Cine de Montreal, en Canadá, y se proclamó como la mejor película del Festival de Cine Paz con la Tierra, en San José.

En ese mismo certamen, Puerto Padre hizo mesa gallega ganando siete premios, entre ellos el de mejor director y mejor guion para Fallas.

Para entonces, el filme de Fallas se imponía ante sus compañeras de cartelera.

Seguía el gallo sin cantar, cuando Princesas Rojas quiso gritar presente triunfando como mejor ópera prima en el Festival de Cine Latino de Los Ángeles, y también en el Festival de Cine Latinoamericano y Caribeño de Margarita, en Venezuela.

Sin embargo, Por las plumas daría la sorpresa en el certamen regional por excelencia. El gallo cantaría tarde, pero cantaría. La cinta de Villalobos ganó el premio a mejor filme del Festival Ícaro, imponiéndose incluso a sus rivales ticos en la categoría principal.

Así, el encuentro de los tres filmes no solo fue inédito, sino que además estuvo aderezado con la pimienta del triunfo y la esperanza de un cine que promete más, mucho más.

Alexánder Sánchez

Alexánder Sánchez

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad de Costa Rica. Su formación académica la complementó con trabajos estudiantiles en medios de comunicación universitarios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.