Cristian Brenes. 5 septiembre

El fútbol de Costa Rica perdió a una de sus leyendas, uno de esos jugadores que marcaron una época y que integraron equipos míticos, como los “Chaparritos de Oro” o el Cartaginés de los 50′s. Alexis Goñi, uno de los mejores cabeceadores del balompié nacional falleció este sábado, a los 87 años.

Conocido por esa capacidad innata de rematar con potencia de cabeza, pese a medir apenas 1,62 metros, Goni infringía temor entre los defensores y porteros, debido a la potencia con la que impactaba la redonda.

El exatacante, oriundo de Juan Viñas, era un brumoso confeso, defendió la camiseta blanquiazul con entrega hasta 1960 (fecha de su primer retiro) y fue goleador del club por cinco temporadas. Incluso, tras dejar el deporte profesional no escondía el amor por los colores de los centenarios y tampoco negaba que sufría por el club de sus amores.

Con solo 16 años debutó en la Primera División y lo hizo a lo grande, con gol ante Carlos Alvarado Villalobos, arquero histórico de Alajuelense.

“Tuve el orgullo de jugar con Rafael Fello Meza, y muchos de mis goles nacieron de sus pases impecables”, resaltó el extremo izquierdo en un reportaje que le realizó Rándall Corella para La Nación, en el 2003. VEA: parte de la nota abajo.

Alexis Goñi debutó en la Primera División a los 16 años. Durante cinco temporadas fue goleador del Cartaginés. Fotografía: cortesía directiva Cartaginés.
Alexis Goñi debutó en la Primera División a los 16 años. Durante cinco temporadas fue goleador del Cartaginés. Fotografía: cortesía directiva Cartaginés.

La dirigencia de Cartaginés lamentó la perdida de uno de sus míticos futbolísticas y extendió su pésame a sus familiares.

“Toda la Junta Directiva se une al dolor de los familiares de un histórico como Alexis Goñi. Estamos sumamente consternados pro la perdida de un referente del equipo. Extendemos nuestras más sentidas condolencias”, indicó Esteban Loría, secretario de la Junta Directiva de los brumosos.

Reportaje Figuras del ayer (2003):

Las crónicas deportivas de la época decían que el extremo izquierdo del Cartaginés “cabeceaba tan fuerte” que era como si rematara con sus piernas.

En 1952 fue el goleador nacional, con 23 goles en 12 partidos, 13 de esas anotaciones fueron de cabeza. Esta marca pasó a la historia como un récord nacional que aún sigue vigente.

Nativo de Juan Viñas, del cantón de Jiménez, Cartago, debutó en la Primera División a los 16 años, en un partido contra Liga Deportiva Alajuelense, en el que anotó al mejor portero de entonces, Carlos Alvarado Villalobos.

Integró la Selección Nacional que ganó el Campeonato Centroamericano en 1953 y fue figura de los “Chaparritos de Oro”, que disputaron los Juegos Panamericanos de 1957.

Durante cinco temporadas fue goleador del Cartaginés, pero varias lesiones lo obligaron al retiro en 1960, aunque regresó para jugar dos años en Primera con el Nicolás Marín.

Pensionado del Banco Central, donde finalizó su trayectoria laboral como auditor, Goñi vive en Rohrmoser, está casado, tiene tres hijos y seis nietos. A sus 69 años, sigue de cerca el futbol por televisión, la radio y los periódicos.