Patricia Recio. 27 agosto
El sistema de pago electrónico se implementó por unos cuatro años como un plan piloto en la ruta de la Periférica, que rodea el centro de San José. En 2016 se retiró debido a que el modelo no avanzaba. Foto: Rafael Pacheco
El sistema de pago electrónico se implementó por unos cuatro años como un plan piloto en la ruta de la Periférica, que rodea el centro de San José. En 2016 se retiró debido a que el modelo no avanzaba. Foto: Rafael Pacheco

La posibilidad de pagar electrónicamente en los autobuses seguirá en espera.

El nuevo plan del Gobierno es que el pago electrónico se ponga en funcionamiento dentro de dos años y en un inicio únicamente para el servicio de tren.

Así lo confirmó la primera dama Claudia Dobles, quien funge como coordinadora del comité articulador de movilidad, infraestructura y ordenamiento urbano, durante una entrevista con La Nación la semana anterior.

Según Dobles, se decidió que la primera etapa arrancará con el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) e irremediablemente alcanzará a los autobuses.

“Es importante porque nos va a permitir dar una referencia al sector privado de cómo funciona y cómo los beneficia”, explicó la arquitecta.

Dobles ratificó además que los datos que se obtengan de esta modalidad de cobro le permitirá al Gobierno tener datos reales sobre la cantidad de usuarios de bus y así generar política pública.

De acuerdo con la primera dama ya se estableció una ruta y se definió que el pago se hará mediante una aplicación en celulares, donde se podrán obtener boletos en códigos QR.

(Video) Diálogos con la primera dama Claudia Dobles

En enero de este año, el gobierno de Luis Guillermo Solís había anunciado que el pago electrónico operaría bajo un sistema intermodal que permitiría que se pudiera utilizar en cualquier ruta de bus o tren.

También se indicó que aprovecharía el uso de tarjetas de crédito o débito.

Sin embargo, el tema viene desde años atrás. En el 2014 la presidenta Laura Chinchilla había presentado otro proyecto para implementar el pago electrónico, el cual establecía tres fases que daban inicio en el área metropolitana, con los servicios de las rutas intersectoriales.

Luego en el 2016, el exviceministro de Transportes, Sebastián Urbina, anunció la firma de un acuerdo con el Banco Central para implementar el cobro electrónico con tarjetas. El plan, afirmó, se echaría a andar en el segundo semestre de ese año.

La idea, sin embargo, viene desde hace más de una década, pues fue en 2007 cuando se habló de pagar con tarjetas como parte del plan de modernización del transporte público.

Rechaza bloqueo

La directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Transportes (Canatrans), Silvia Bolaños aseguró que aunque serán respetuosos de los tiempos que defina la administración, consideran que los procesos de modernización deben ir de la mano y esto debe tomarse en cuenta al definir la hoja de ruta.

“El pago electrónico tiene que ir de la mano con la sectorización, hay algunos intercambios que tienen que hacerse en sectorización donde se requiere el pago electrónico”, explicó.

A pesar de las dificultades que ha encontrado el proyecto, Bolaños insistió en que el sector autobusero está en “total disposición” de avanzar en estos procesos.

“Injustamente se nos ha achacado por años de que el sector no quiere avanzar, nosotros estamos sentados en la mesas de negociación, en las mesas donde se definen los criterios técnicos y eso demuestra la buena fe que tenemos de avanzar en esos procesos, ya ahora depende de las autoridades definir para cuándo lo quieren”, concluyó.