Patricia Recio. 25 agosto
El Tránsito advierte que a factores conocidos, como el exceso de velocidad y alcohol al volante, se suman situaciones mentales, como la despreocupación por lo que pueda ocurrir o tomar decisiones sin sentido. Foto: Andrés Garita
El Tránsito advierte que a factores conocidos, como el exceso de velocidad y alcohol al volante, se suman situaciones mentales, como la despreocupación por lo que pueda ocurrir o tomar decisiones sin sentido. Foto: Andrés Garita

Hasta este miércoles 22 de agosto, 32 personas habían perdido la vida en accidentes de tránsito, lo que significa más de una muerte por cada día de este mes. Y, en lo que va del año, el número de víctimas en carretera ya supera las 288 personas; en el 66% de los casos, los fallecidos tenían entre 10 y 40 años.

Esas cifras encienden las alarmas de la Policía de Tránsito, pues a criterio del jefe de ese cuerpo policial, Germán Marín, pareciera que los conductores están tomando a la ligera la responsabilidad de estar a cargo del volante o conduciendo una motocicleta.

Según detalló Marín, el fin de semana anterior (18 y 19 de agosto), en un operativo que tuvo lugar en distintas partes del país, lograron sorprender a 256 conductores sin licencia y otros 25 manejaban en estado de ebriedad, los cuales fueron pasados al Ministerio Público. En total se elaboraron 1.500 partes.

Para Marín, el tema de salir a conducir sin licencia es solo una de esas decisiones irresponsables.

“Hay una parte de esto que nos preocupa, puede deberse a un fenómeno del conductor, muchos manejan desinhibidos, toman una decisión sin ninguna lógica (...), la licencia la ven como un trámite y ya ahí es una pésima decisión, es como manejar un carro sin cinturón o subirse a una moto sin casco", explicó.

El jefe policial lamentó que esa mentalidad de ver la obtención de la licencia como un simple trámite, vaya en aumento, y muchos no toman en cuenta que el conocimiento adquirido durante ese “trámite” puede hacer la diferencia a la hora de reaccionar a las diferentes situaciones que se presentan en carretera.

“Sumado a esto tenemos conductores que hacen adelantamientos sin ningún sentido, exceden el límite de velocidad del automotor, estas decisiones alocadas nos llevan a conductores que irrespetan el semáforo sin ninguna explicación, ven una señal de alto y en lugar de frenar aceleran, adelantan en el carril contrario sabiendo que viene otro vehículo de frente”, detalló Marín al citar algunos ejemplos.

El director calificó ese estado mental como un factor intangible, que se suma a las causas ya conocidas, como el exceso de velocidad y la conducción en estado de ebriedad.

“Lo que no queda claro es cómo un conductor sabe que es prohibido adelantar en doble franja, sabe que viene otro carro y a pesar de todo no le importa, como que se dicen ‘que pase lo que tenga que ocurrir', como que el circuito donde va conectada la responsabilidad se desconectó y simplemente tomé una decisión, en muchos casos involucrando a personas inocentes”, agregó.

De acuerdo con los datos de la Policía de Tránsito, cuatro de cada 10 víctimas de accidentes mortales son motociclistas.

En lo que va del año, Tránsito ha decomisado unas 11.500 motocicletas. Sin embargo, en muchos casos los decomisos no se debieron al estado de la moto sino a la condición de su chofer.

Acciones

Según Marín, desde hace tres meses intensificaron operativos de control de velocidad, ingesta de alcohol y otras posibles infracciones. También se coordinan operativos nocturnos en conjunto con las policías de tránsito municipales.

“Este fin de semana implementamos una nueva modalidad que es entrar a trabajar en la madrugada, con la mayor concentración los fines de semana”, añadió Marín, quien explicó que buscan interceptar a los choferes que salen a esa hora de bares y centros de diversión.

Otra acción a la que apuestan es la reeducación de los conductores mediante los programas que implementa el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) para aquellos que, tras cometer sanciones, pierden todos los puntos de su licencia.

Por otro lado, Marín aseguró que realizarán campañas con el Instituto Nacional de Seguros (INS) con el fin de sensibilizar y promoverán giras a centros educativos en zonas rurales.

La Policía de Tránsito espera contar en corto plazo con 400 plazas nuevas, para lo cual esperan que se apruebe un proyecto de ley que permita que el dinero de las multas llegue directo al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), y así pueda se utilizado en la contratación de más agentes.

El año pasado, 456 personas perdieron la vida en accidentes de tránsito.