Juan Diego Córdoba González. 30 septiembre, 2019
El mandatario Carlos Alvarado descartó apoyar proyectos de ley que buscan cerrar el CNP o quitarle negocios a esa institución. Fotografía: Rafael Pacheco
El mandatario Carlos Alvarado descartó apoyar proyectos de ley que buscan cerrar el CNP o quitarle negocios a esa institución. Fotografía: Rafael Pacheco

El presidente de la República, Carlos Alvarado, descartó el cierre del Consejo Nacional de Producción (CNP) durante su Gobierno, aunque no descartó cambios.

“No estamos apoyando ni cerrar ni nada por el estilo la institución. Sí eventualmente mejorarla y modernizarla”, afirmó el mandatario en conferencia de prensa, este lunes, durante su gira a Puntarenas.

Con esas declaraciones descartó apoyo de parte del Poder Ejecutivo a la propuesta de ley que pretende ponerle candado a la institución, traspasar el Programa de Abastecimiento Institucional (PAI) al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y vender la Fábrica Nacional de Licores (Fanal).

Una de las razones para no apoyar la iniciativa presentada por el diputado Pablo Heriberto Abarca, del Partido Unidad Socialcristiana (PUSC), es que un cierre de la institución debilitaría al sector agropecuario costarricense.

El legislador sostiene que no se debilitaría a los productores, pues las funciones las asumiría el Ministerio. De esa forma no se duplicarían funciones en el Estado, como según él, ocurre actualmente con el MAG y el CNP.

“Yo no planteo el cierre del CNP, sí una modernización de la institución considerando que tiene una de las piezas claves que es el sector agropecuario. El CNP tiene, particularmente con el PAI, herramientas muy fuertes para un sector que es el que más desacelerado está económicamente”, sostuvo Alvarado.

Si el Congreso avanza y aprueba la iniciativa de ley, el mandatario podría vetarla para dejarla sin efecto, al menos durante su Adminsitración.

En rojo

El Consejo acumuló dos años consecutivos con sus finanzas en rojo. En ese tiempo las pérdidas ascendieron a más de ¢9.500 millones.

De acuerdo con los estados financieros de la institución, en este periodo la institución tuvo que hacerle frente a viejas deudas de la Fábrica Nacional de Licores, así como a un descenso en las ventas del producto estrella, guaro Cacique.

Aunque el presidente ejecutivo del CNP, Rogis Bermúdez, prevé una mejora sustentable en los programas agrícolas de la institución, no vislumbra una mejora inmediata para la Fábrica, debido a que continúan saldando deudas antiguas ante el Ministerio de Hacienda.

En la Asamblea Legislativa también avanza otro proyecto de ley, que eliminaría la obligación del Ministerio de Educación Pública (MEP) de comprarle los alimentos al CNP.

La Contraloría General de la República (CGR) señaló recientemente, que esa institución le vende alimentos a los comedores escolares a un precio más alto que los supermercados locales.

Esta última iniciativa permitiría a las Juntas de Educación elegir a quién le compran los alimentos.

Esa iniciativa tampoco contaría con apoyo del Poder Ejecutivo.

“Parte grande en la caída de nuestra expectativa de crecimiento económico se da en el sector agropecuario. Nosotros no podemos soltar al sector agropecuario porque el impacto en la economía sería muy grande”, finalizó el presidente Alvarado.